HISTORIA DE UN BORDILLO

EL POEMA Lee otros poemas SIN CLASIFICAR

 

Sentado en el bordillo de una acera
a solas con su rabia y su lamento,
cansado de arriesgar su sentimiento,
dando placer no más su posadera,
premiando en el reposo a su cadera
da respiro al sudor y toma asiento.

Adoquín que dios te hizo de cemento,
que siempre permaneces solitario,
no pensaste que un día, solidario
de este poeta fueras y argumento
en sus versos, brillando cual sarmiento
en la hoguera y encima ser sudario.

Quizás ese compadre que hay al lado
algún día te aceque a la memoria
este acto de caridad, día de gloria,
que traigo a colación con tu permido
¡Oh, adoquín te has ganado el paraíso
y entrado a formar parte de esta historia!.
©donaciano bueno

  • 1

¿Tienes algo que decir ? ¡Anímate y opina!

avatar
  Subscribe  
Notify of