• BUSCADOR GENERAL

  • POEMAS
    • LISTADO/BUSCADOR DE POETAS SUGERIDOS

    • Buscar en el Business Directory

  • NOTICIAS
    • MIS MAESTROS

  • AMIGOS

1º APRECIADO GARZONCILLO… (mi poema)

2º El poeta sugerido: ''Francisco García Marquina''

MI POEMA…de medio pelo

 

Apreciado Garzón, Dios te bendiga
pues fuiste tú al surgir mano de santo
logrando desquiciar al campo tanto,
forzando a fabricar el pan sin miga,
blindando tu obsesión a cal y canto.

Se dice que escribiste mucho, mucho,
que acaso es mucho más lo que estudiaste,
y así fuera que nunca trabajaste,
tú sabes manejar bien el serrucho
es algo que demuestra lo zurraste.

Pues más que inoportuno eres bocazas,
perdona con franqueza te lo diga,
y así que despedirte no consiga
debieran de ponerte unas mordazas
a base de escremento, de boñiga.

Pues hay que ser más lerdo que un baldao
el ir contra tu pueblo dando voces,
allí donde disfrutan con tus coces,
mejor te hubieras bien arremangao
dejando de epatar con tus desbroces.

Tu sueldo nos resulta muy oneroso,
al ver que vas aireando intimidades
a aquellos que disfrutan de maldades
pues ven que hay un Ministro haciendo el oso
mezclando las mentiras con verdades.

Garzón, el calzonazos, Garzoncillo,
Ministro por la gracia un convoluto,
viniste para al pueblo sacar brillo
mostrando que eres bobo más que pillo
soltando mil paridas, tu atributo.
©donaciano bueno

Alberto Garzón es uno de esos que acceden al Ministerio por mor de la cuota del Partido, en este Caso Izquierda Unida, Ministerio que fue creado ad-hoc, dedicando todos sus esfuerzos a crear problemas. Como dice el refrán: cuando el diablo no tiene nada que hacer con el rabo mata moscas.

Son los #políticos ejecutivos sin #preparación? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Francisco García Marquina

Paco Marquina

Que no te engañe nunca

la transparencia limpia de los días
pues estás prisionero en una inmensa cárcel de vacío.

Nunca podrás huir de un espacio sin límites,
en donde estás cautivo sin puertas ni barrotes,
sin conocer tu culpa y sin ver nunca
a aquel que te ha encerrado y te vigila.

Alguna mala noche
temiendo ser la causa de tu daño,
llegarás hasta odiarte, un poco, cordialmente.
***
Es hermoso y rentable
creer lo que plazca.

Apuesta tu salario a una fe que te sirva
para un andar alegre.

Lo que ocurra después
no importará a ninguno.

AMAR ES MI EJERCICIO

¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
pues rebasas de largo
todo lo que es cosecha de este mundo
mis ojos de diario no te alcanzan

Pero bajo tu luz palparé lo invisible
lo que yace escondido o aún no existe.
Y te verán mis ojos,
pues eres lumbre de ellos,
y solo para ti quiero tenellos.

Voy a dejar mis bienes y papeles,
y confiar en quien viste a los lirios,
sustenta a los gorriones y va tejiendo el sueño
de todos los amantes, que aprendieron de ti
que Quien anda en amor,
ni cansa ni se cansa.

¡Oh bosques y espesuras
plantadas por la mano del Amado!,
queda en ellos la huella de quien pasó un instante
que quedó establecido como eterno.

Creó el vuelo del pájaro, la palabra del viento,
la lluvia de las risas y las lágrimas
un aroma de tierra bendecida
y a los campos nacientes
con sola su figura
vestidos los dejó de su hermosura.

Eres toda mi hacienda, mi negocio,
mi ayer y mis caminos venideros.
Y porque enteramente

Mi alma se ha empleado,
y todo mi caudal, en su servicio;
ya no guardo ganado,
ni ya tengo otro oficio,
que ya sólo en amar es mi ejercicio.
Agosto 2019

PLAZA DE CAJAMARCA, 1 DE NOVIEMBRE DE 1532

Llegado el fin del tiempo que era suyo
Atahualpa emperador magnífico
de pura voz sin letra,
se enfrenta a una luz nueva envejecida
que llega con discurso de metales.

El clérigo Valverde estrictamente
suave de santa cólera
le azuza con sus tercos óleos de caridad:
“Arrepiéntete, hombre, y escucha la palabra
de Dios, pues sólo en ella
está la salvación”
Y con un gesto grave le ha ofrecido la Biblia.

Hijo varón del sol
toma en su mano el libro
y lo acerca a su oreja, pero nada
escucha hablar a Dios. Abre las páginas
y ve correr sobre ellas
huellas de pies de pájaros. Sonríe
y con desprecio arroja
por tierra la gavilla del mudo maleficio.

En este mediodía de sangrienta pureza
el Inca alza su frente
para morir después entero y sobrio.
(de Poemas morales, 1980)

AMOR PROPIO

¡Cómo te quise, amor, en la ciudad
de mis jóvenes años desbordados!
Tú pasabas de largo y de flexible
entre la sorda espuma callejera.
¡Qué rubio era tu acento, qué caliente
la suave periferia de tu hechura!

Te amaba ¡Oh cielos! por tus dos esquinas,
por tu boca celeste, por tus vivos
cueros de seda cruda, por tu lengua
con un furor de pétalo y tu pelo
de viento decisivo.

Como aguza la rabia su trompeta,
como roe la sal y quema el hielo,
como cruje un patíbulo,
te amaba.

Y tú lanzabas voces adorables
de la revolución, como “adelante”,
“libertad”, “amnistía” y “estaremos unidos
en la paz y el amor”. Pero es que ella
se refería al pueblo.

En esta historia ardiente bajo cero
todo lo puse yo:
el paisaje, la urgencia y el prometido cuerpo
del delito.

Amada mía, gracias
por desvarío tan emocionante
que me llevó a firmar
el primer gozo que sufrí en mi vida.

Un amor tan honrado, tan demente y tan propio
porque todo fue mío.
(de Per versa varia, 1990)

TODO, MENOS LAS NUBES, HA CAMBIADO

Su vida se arracima en el recuerdo
y disfrutarla pende
de un golpe de memoria.
Así, lo que resiste
es a veces aquello que no hizo
profesión de durar:
de par en par contempla
aquel verano blanco y el retazo
de olor de Dios de su cintura verde.
Así, lo más presente
es aquello que no alcanzó a fraguar
jamás en cuerpo cierto:
ella encendió su pelo entre la hierba
y él devoró su luz (lo da por hecho).
Así, lo más seguro
es la materia fértil de los sueños.
Y al repasar su vida
hecha de niebla y de vapor liviano,
a ese hombre en cuyos pasos yo camino
le conforta saber que todo pierde
su ser y su manera
de estar, menos las nubes.
(de Todo menos las nubes, 1997)

DIBUJO DE LIONELLA

(Florencia 15 de octubre de 1980)

Nos conocimos en el Ponte Vecchio
llevados por la mano de los ángeles
aquel otono próspero de risas.
Nos confiamos con la impunidad
de quien está de paso por Florencia
y puede hablar consigo en alta voz.
Me regaló un jirón de su alegría
insensata y caduca, su violable
número de teléfono y un beso
en una servilleta de papel.

Pero no la llamé, seguramente
porque mi amor por ella fue creciendo
y se hizo más hermoso que ella misma,
y rompí la cadena
que me unía a su vida tan lejana
en veinte pedacitos de papel de rosa.
Y porque la quería tan perfecta,
puse manos a la obra de inventarla
a partir del sonido de su nombre.

Metido en este bosque de mis suenos
conozco de memoria su fragancia.
Cuando yo la convoco, Lionella
acude puntualmente. Nadie ha sido
tan fiel a su hermosura y a mi vida
(de La eternidad vulnerable, 1999)

XXXVII

De amarte tanto, ya no sé quién eres
ni distingo tu vida de la mía,
pues te llevo en mí mismo cada día
y vamos por mis pasos donde quieres.

¿Cómo te mira Dios? ¿Cómo otros seres
te ven desde su propia lejanía?
¡Aléjate de mí! ¡Me gustaría
verte a ti misma, seas lo que fueres!

Mirarte con los ojos del que avanza
y da al amanecer su primer paso
entrando en la frescura de tu edad

y observarte también con la añoranza
de quien toma el camino del ocaso
y está diciendo adiós a su ciudad.
(de Para amar en verso, 2001)

MI MANO AJENA

La miro rasguear sobre el papel
a estas horas tan altas de la vida
y confieso que no sé de quién es
la mano con que escribo.

¿Será mía quizás por sus tendones
que estiran su abanico entre dos aguas
de una piel que yo nunca he desvelado?
¿Es mía por el corte de las uñas,
por sus huesos contados
o su deje de carne de familia?
¿Es mía por su carga de escritura,
por su tic dactilar, por ese estilo
melancólico y cursi
de volcarse en renglones desmedidos?
¿O es mía únicamente por la forma
tan fiel e inconfundible
de saludar el viento de tu paso
quedando suspendida a medio vuelo?

¿Es más propia, más mía,
mi derecha, que siempre está de guardia,
o mi izquierda sombría
que cobija lo más inconfesable
y que nadie quisiera estrechar nunca?

Al saludarte, amor, yo te la entrego
con el placer inédito
de todas sus caricias venideras.
Esta es mi mano: tiéndela en el mundo
para ofrecer la paz
o perpetrar delitos placenteros.
Aprende a manejarla con soltura
y hazla volar después
para decir adiós si no hay remedio.
Esta es mi mano, amor, y desde ahora
que sea tuya por derecho de uso.

Esta es tu mano: tómala y escríbeme.
(de El equipaje del náufrago, 2004)

19 DE MARZO

(En un tarjetón tienen el gusto
de invitarme a una lectura del poeta
Diego Jesús Jiménez
en el Café Gijón, hace veinte años.)

¿Cómo buscar ahora a quienes éramos
y reunir las palabras que volaron entonces?

¿Cómo llevarse al pecho los latidos
que cumplió el corazón aquella tarde
y volver sobre los pasos dados?

¿Dónde hallar la emoción que se hizo niebla
y huyó hacia las alturas?

No acudiré, lo siento y me disculpo.
No se pueden borrar los versos de su muerte
ni corregir los últimos con que curso mi vida.

Madrid tampoco existe:
otro más alto y loco le ganó por la mano
(de Esto no es una pipa, 2013)

LA SOLEDAD, SIQUIERA

¿Para qué sirve un hombre a estas alturas?
Te estoy hablando a ti, con quien convivo
desde todos mis años
en consentida y sucia cercanía.

Vives en confusión y andas escaso
de tus propias carencias. Ni siquiera
posees la soledad cuando estás solo.

Te habitan como posos de tiniebla
los que huyeron de ti. Y te deslumbran
las luces inconcretas de otros seres
que aún están por venir.

Caminas y no avanzas,
echas de más tus dedos y hasta parece ajena
esa costumbre de la respiración.

Pronto vas a ser libre de la necesidad
de estar en libertad, de que te absuelvan
del mal que no era tuyo.

Puedes firmar en blanco
en el papel mojado de los pobres
y sacarle la lengua
a la hermandad del truco y el milagro.

A ti te digo, socio
a quien encuentro en los espejos de diario
¿qué sabes de nosotros?
Tanta es nuestra ruindad, que ni siquiera
tenemos lo que somos.
(De Morirse es como un pueblo, 2016)

Si te gusta #Francisco_García_Marquina... Clic para tuitear