CAMBIAR DE COSTUMBRES

Poeta sugerido: Juana Adcock

EL POEMA Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Me dicen los que dicen saber todo,
que debo comportarme diferente,
que cambie mis costumbres; que la gente
es igual aunque tenga o no el periodo
y el pecho o no turgente.

Si yo siempre la he llamado señorita
y juntos al entrar le cedí el paso,
si para conquistarla hice el payaso
fingiendo ser la flor de su boquita,
su cielo, su parnaso.

Si a bailar siempre era yo quien la sacaba,
las flores siempre yo las ofrecía
gala haciendo de mi pedantería,
el mismo que también se declaraba,
por ella quien moría.

Si la veo graciosa, distinguida,
tan alegre, mimosa, tan bonita,
provocando el piropo a que me incita
y es mi alma que se encuentra a ella encendida,
tan linda jovencita.

Y hoy pretenden mis hábitos cambiar,
y me acusan de carca o de sexista,
y me insultan y dicen ser machista
si me niego las propuestas a acatar
de un Hamelín flautista.

Yo me opongo a que alguno me maneje
y me vuelva del revés cual calcetín,
a que piensen que yo soy un adoquín,
ser el tuerto de tal tejemaneje
¡maldito retintín!
©donaciano bueno

La educación en la infancia forma parte de nuestros hábitos de comportamiento humano. Es cierto que éstos pueden ir cambiando con el tiempo. Lo que no es de recibo es que aquello que nos inculcaron como blanco de repente insistan en obligarnos a verlo negro.

POETA SUGERIDO: Juana Adcock

Juana Adcock

LLAVE DEL ASTRÁGALO

Qué bendita dicha y qué bendita la llave
que abría todas las puertas, la que
una tela humilde cruzábanos sus nudillos como manos en rezo
unos nudos temblorosos que se trenzaban en fardos, unos talones
¿quieres desnudar todos mis nudos? ¿abrir todas mis puertas?
sí, quiero abrir las puertas en tus pie: beso, las puertas en la uña de tu dedo gordo: beso, las puertas en tu astrágalo: beso, las puertas en tu sóleo: beso, las puertas en tu sartorio: beso, las puertas en tu pectíneo: beso, las puertas en tu hipocondrio: beso, las puertas en tu región del vacío, etcétera

Ayer vi los párpados volando hechos pedazos
los sitios salobres donde nos andábamos llorando
los huecos desanclados, desarraigados
el delgado canto que en la mañana nos alzaba

esa madre que no tengo, el huevo
detrás de mi cuello donde el hueco es el huevo es el hueco donde se gesta
el principio donde nace, esa sangre que se espesa, que se dispersa, que nos amarra

La neta: este piquete de avispa es mi única pertenencia, esa agua que se hacina detrás de las puertas en mi cara

DESDE QUE YA NO LE ENTRAS AL NEGOCIO ERES OTRO

Llegaste con tu perro y fue como una fiesta,
pues desde que ya no le entras al negocio
eres otro, completamente, te cambiaron los ojos
te los sacaron del casco, babita y pulida de manzana
te derritieron el entrecejo, te pasteurizaron y te hicieron bondadoso
pachoncito osito Bimbo, se te borraron las hileras de latas
las piedras, las cacas de perico

Ahora eres de mundo, con contrato
sin tirarle arañazos a la pared mientras duermes, contentillo.
Flores lácteas donde ya no estoy, pezones de abundancia.
En lugar de lenguarte la traba, te chorrea luz de las orejas. En lugar de menguarte la aldaba o cortarte la fama, llegaste con tu perro y fue como una fiesta,

todos nos alegramos, tu barriga de buda tambaleante, tu sonrisa. Mi corazón se hinchó, todo el cuarto latía de certidumbre, la casa se ladeó sobre la ola, las ventanas se envidriaron, los libreros -cuidando de no tirar sus libros- se inclinaron para saludarte, el bóiler llameó y hasta las julietas se quitaron el sombrero en reverencia. Me sonreíste y cantureé un hello como un canario en busca de su amo

Llegaste con tu perro y fue como una fiesta, pero no pude santiguarme, sahumarte, saludarte, no pude moverme, mis dedos anclados al teclado te clarearon los rayos que chorreaban ora también de tu panza. Tú eres como yo y lo has logrado, cómo te explico cúanto te admiro, qué es lo que me dijeron tus gotas de aguas coloridas colgadas de cuerdas, de acentos españolados, como quien feliz de dejarse morir se tira al río, como quien feliz de dejarse vivir sigue muriendo, incansablemente

MALQUISTO

Te quiero cucaracha, dátil exquisito
niño preciosista, charoles puntiagudodos,
cravats, punta de diamante (una sola,
preciosa, de sus lágrimas)
pájaro bordado en el cojín que te encontré en la calle
qué simulacro, alacranes celestiales,
cuando encajas tus pezuñas en las nubes

LA BELLOTA

Tonal en tu redondez de cirio

manopla resollante
harinero
¿qué cantas de tu miedo, a quién dices
“pusilánime, estoqueo, verdemar, gollete”?

Una gota picosa se avecina y tú
delgadamente pensil
alternante
níspero nipple manantial cobijo
das de comer imperial al invierno
liso contraste pomada de púas que la tradición te hizo
y no resististe
¿de quién corriges “forsaking all others,
te tomo a ti, hoyo en el árbol que en la sangre llevas,
este aro de luz, dos, uno, dos, Dios, uno”?

Por que no olvidemos cómo apartar al hambre
por que lo verde permanezca siempre verde
por que no te acabes
bebo de tu copa diminuta
la primera gota.

TRES SEASONS

1. I know how she does it:

“¡Look at how I stand
out from the crowd!
My unique uniqueness un resplandor
around my crown”

She makes the most of every piece,
wastes not one.
She seams together the debris
to beautiful, coherent whole

She creates, creaks open the door
into which a trap, a trip
across the mushy fields;
a place can only take her so far

Trip white fergus, silent fergus,
snow on Kelvingrove.
La línea negra de sus párpados
rasguea sus ojos a la chinoise

Y donde los árboles hicieron su lento striptease
revelando una cumbre horizontal de luces
the light recedes over the white hills
the rain punctures the snow, dalmationing

Y el hiato entre mis cariadas muelas
dice let me say, without irony:
dip your fingers in the clay
in the early days we had only ourselves.

2. Ella tiene diamantes incrustados en los lagrimales.

Por eso la quieren más que a mí.
Por eso y por los rayos verdes de su photocopy machine.
(And for saying yes cuando digo no
not really, to be on my own)

Ella tiene, como iba diciendo, la boca
llena de murciélagos.
Cuando sonríe las alas se extienden,
acarician dientes.

Por eso la quieren más que a mí.
Sus ojos, por otro lado,
de verde-cielo se van haciendo cafés
con las hojas en otoño.

Era halloween, por ejemplo, when the bats
leapt out of her mouth.
She almost died in her sleep.
I was still green.

3. Her hair is a forest in flames.

Yesterday, if i remember well
la post office was a parranda where all parcels were opened.
I armed myself against her beauty.
I laughed out loud.

Te sugiero seguir leyendo...
En la tercera parte de la vidaha hecho un receso, se ha parado a pensar,extenuado…
Scroll Up