• BUSCADOR GENERAL

  • POEMAS
    • LISTADO/BUSCADOR DE POETAS SUGERIDOS

    • Buscar en el Business Directory

  • NOTICIAS
    • MIS MAESTROS

  • AMIGOS

DECÍA SCHOPENHAUER (mi poema)

Poeta sugerido: ''Oscar Ayala''

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Decía Schopenhauer de este mundo,
así lo hiciera Dios, que está mal hecho,
quedando el mismo Dios insatisfecho
al verle tan dañado y tan inmundo,
cual fuera el resultado de un desecho.

Que el fin del ser humano era sufrir
dejando el devenir a la esperanza,
moviendo a la constancia a resistir,
atándose a las ganas de vivir,
negando que haya tiempos de bonanza.

Y el hombre, sin comerlo ni beberlo,
ya estaba condenado a soportarlo,
sufriendo sin poder modificarlo.
Lo supo el mismo Dios nada más verlo
y el hombre no más tuvo que aceptarlo.

Incluso fue más lejos su aserción
-partamos de la base que era experto-
que vino a predicar cual libro abierto
poniendo por bandera la razón
consciente que todo era un desconcierto.

Predijo este gran sabio ya hace tiempo
que Dios no nos dejó ni una salida
que hubiera preparado para huida.
El mundo se formó de un contratiempo,
la muerte si aplazada, eso es la vida.*
©donaciano bueno

* La vida es una muerte aplazada

#Depende del cristal con que se mire? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Oscar Ayala

Oscar Ayala

VÍTRICO

Desde desestimamos-vivir-eternamente
y suple-la-falta-de-la-tierra-el-arte
era una escala
y era también una sustancia o círculo
y desde aquel compré la magia del desierto
en una lata
que aún no he podido abrir,
se puede entrar, y sí,
pero ¿la puerta?

Alguien que ha estado toda
la vida suicidándose
regresa a casa y ve cómo copulan
dos cepillos de dientes en silencio.
Entra cristal y ciega
y grita y limpia
será la extirpación
de su maldita glándula poética.
Cuenta que estuvo cerca
de lo que fue que fue
un automóvil blanco cortándose las venas contra un escaparate.
Solo a la causa aspira
y reprueba el efecto
en un jardín donde una rosa aclara
su voz con la sangre de otra.
¿Dónde dejaste mi-silencio-ha-sido-una-flecha-temblando
en el corazón de mi corazón?
¿Existen caminantes sin color como reptiles
sin camino
frente al lejos perfecto en las primeras horas
de límite cautivo en unas manos
agarrotadas, hondas, sin contrario?

POEMA III

Crueldad, vehemencia, frío, lentitud, placer, tacto, santidad, trigo, magia
en el azote aciago del alba a las lechuzas.
Me ha gozado hoy un sueño fabricado de espuma,
blando como la muerte, blanco blanco y sencillo
y triste como tú cuando estabas entera concedida a los ojos.
Ha sido el despertar lo que me trae aquí,
peregrino a rebufo del aliento del largo sendero mortecino
y cándido no obstante,
tallo tenaz que al fin se deja degollar, indigno aullido adánico
que se va deslizando contra corriente desde
el horizonte a mí.
Desde el azul azul luna de la garganta de bruces hasta mí.

POEMA X

Humanidad también las palabras en línea
de fuego
contra Él.

Humanidad de luz sus grutas y sus manos.
Conjurad todo orden y ciudad todo yermo,
evacuad la quietud,
resbalad por la Historia hasta el abismo,
fracasad en el nombre,
pero siempre
reconoced la flor de sus discursos.
No lamentéis que su brutal camino
sea practicable entonces. Precisión
humildad, bailad las desoladas
estaciones vacías del silencio.
Mientras espliego el alba id regresando
al cada vez más trópico y seguro
punto
y aparte
de mí este cáliz
de donde bebe el mar su oscuridad final.

En las avenidas generalizadas de la soledad
uno se pregunta
qué le sucede al aire.
Y la palabra que asciende es con frecuencia
la palabra que cae.
No quiero suponer, pero supongo
que este verso
ha venido a morir
justo cuando la luz comenzaba a licuarse
sobre el cáliz —¡aparta!—
de donde bebo, amor, mi humanidad indómita.

Música

las manos, aniquilado inercias de músicas
malheridas de luz
o de venganza,
ha suplicado en tantas ocasiones un refugio
bajo las ruinas de su sombra,
detrás de la humildad en extrema tensión,
tanto que irse a morir
tiene la forma
de chasquido de dedos delgado casi tonto
o así como de ruido de libro cayendo desde la mesa.

Definitivamente

otoño
que desde aquí diviso todo el verso.
Sin embargo, la palabra
arde ahora con más dificultad.
¡Arráncame el tormento del lenguaje!
¡Líbrame de la culpa cerrada del acento!
¡MÁS LUZ! ¡MÁS LUZ!
Quisiera merecer el roce del silencio
o alimentarme del calor que el nombre
de las cosas desprende.
Escoltar la vertical del verso.
Saber decir que hay sitio para dos en el espacio
que queda hasta llegar al punto.
Tensar, hasta romperlo, el olor a unidad.
Poemaperla:
nacer
en torno
a un diminuto
grano
de dolor.
Yo no soy un poema como esos otros que a mi lado esperan…
La palabra, aterrada, se refugió en mi boca
y sin aliento aguarda a que todo esto pase…
(De Parajes de lo incierto, Alacena Roja, 2014)

/UN PLAN PARA MORIR DE MUERTE AZUL Y AMARGA/

Tendrá por fin un plan para morir de muerte azul y amarga.
Se cerrará sobre su propia esfera.
Destapará una música de pájaros que arpegien el tejado con sus vuelos [heridos.
Y los grávidos cúmulos arrancarán de cuajo los troncos de los árboles.
La única brisa perceptible será la vibración del alarido unánime.
Los escasos remansos de luz quedarán prisioneros entre piedras y muerte.
Los pocos cráteres que el amor practicó se sellarán con barro de ceniza y de [sangre.
El espacio y la noche.
La certeza.
La profundidad de los puntos.
El aire ahogando el aire.
La quietud acumulada durante siglos.
No habrá esta vez paloma ni brote ni grieta ni lejano goteo.
Tendrá tendrá por fin un plan para morir el mundo de muerte azul y amarga.
Se apagará y entonces un suspiro de alivio
desgarrará sus bronquios.
Será entonces.
Será en ese momento.
Será cuando se siente al defecar y descuide los ojos
cuando le clavaré mi canto en el centro de centro de la frente.
No antes.
“Metaéxtasis”, Ediciones Baile del Sol, Col. Sitio de fuego, Tenerife 2018

Si te gusta #Oscar_Ayala... Clic para tuitear

Echa un vistazo a la siguiente entrada