EL BURGO DE OSMA

EL POEMA Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

La alborada en un pueblo de Castilla
en la plaza mayor. Los soportales
con sus arcos romanos. Catedrales
devuelven al pasado en la mirilla.
mejor cuando florecen los rosales.

Un café que del sosiego emana
con aroma perfuma su silencio.
Cuatro gotas, no más. Yo reverencio
a esta hora de misa tan temprana
saliendo a pasear que hoy yo presencio.

Plaza empedrada, de pisada ilustres
sembrada de paisajes y recuerdos
¡es curioso! famosa por los cerdos,
matanzas que a la villa le dan lustres
su sabor, sus olores, sus recuerdos.

Vestida eres de iglesias y sermones
mirando a tu pasado clerical
y orgullo de tu antaño medieval,
de obispos tan impíos y gruñones
que hicieron de la villa un carnaval.

El Duero que te observa y que suspira
sin osar distraerte de tu sueño
avanza justo a un lado muy risueño,
sin rozarte que da un traspiés y gira
soltando algo de su agua en un barreño..

Que aunque de Burgos cerca, eres soriana,
y como atañe a la Vieja, eres austera,
yo que arandino soy, tú, ¡puñetera!
nuestra villa registe por cristiana
mas ambas adornais a la Ribera.
©donaciano bueno

Comentario del autor sobre el poema: Aranda, aunque perteneciente a la provincia de Burgos siempre dependió jerárquicamente del Arzobispo de Osma. Desde el Burgo de Osma, población soriana en la que ahora me encuentro de paso, quiero rendirle este humilde homenaje

One Response to EL BURGO DE OSMA

  1. Anónimo dice:

    Me ha encantado el poema. Lo tendré en cuenta, amigo Donaciano, cuando suba (publique) alguna foto de interés de El Burgo de Osma en Facebook. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.