EL HOMBRE Y LA PAZ

Mi Poeta sugerido: »Jorge Leónidas Escudero

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Muy cerca de mi casa hay una tapia,
de adobe hecha y de un barro que es cristiano,
que dicen no la salta ni un gitano
so pena de dejarse allí la napia.

La cerca protegiendo va el sosiego
de aquellos habitantes del recinto,
cancela, que un candado es su precinto,
humilde ese lugar tan palaciego.

De todo lo que existe en este mundo
al cielo y al infierno el más cercano,
el sacro cementerio castellano
haciéndole un lugar a Segismundo.

Que allí lo que reposa no son muertos
mas bien son el orgullo y vanidades,
las dudas, las mentiras, veleidades,
que están jugando al mus siendo ellos tuertos.

Ejemplo de justicia y de bondad
ajeno a la injerencia de lo humano,
los ricos y los pobres de la mano,
mostrando al fin proclives a la paz.
©donaciano bueno

Un ejemplo de la bondad del hombre? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Jorge Leónidas Escudero

Jorge Leónidas Escudero

Referencias

El tatarabuelo por lado de mi papá
salió de La Rioja hace cuándo
en una sequía grande y ¡Ea! ¡Quiá! ¡Ea!
con sus animales por delante
fue a dar a El balde, en San Luis.

Tuvo allí descendencia hasta que mi padre
dio un saltito a Mendoza, dobló hacia el norte
y acampó aquí. Ya estamos en San Juan, pues.
Entonces fue que Leonidas casó con la Margarita
y aparecí yo en escena.

Nací en calle Santa Fe a pasitos de Alem,
junto al taller de don Manuel Trías, mi tío,
donde una vez me quemé en la fragua
pero no aprendí la lección
ya que en otros asuntos me he quemado siempre.

Después con mi abuelito por parte de madre
fui a la finca del Médano de Oro, y ya se sabe
que todavía ando con olor a pájarobobo y pichana.
de Umbral de salida

AVE PODEROSA DE GARRAS DULCES

Ave poderosa de garras dulces
alzó a un hombre y lo entró a volar,
y le metió la lengua en la boca
para besarlo profundamente
y después librarlo a su suerte. ¿Qué más?

Alas de puro sexo.
Y aquél en sus garras iba embelesado
creyendo era ya aire o nube o rayo de sol.

Hasta que a la reina de las aves le pareció suficiente
el paseo del hombre y lo soltó, sin más trámite,
sobre la arena del desierto.
De manera que no ha muerto el enamorado,
es cierto,
pero camina derrengado y agitando los brazos
en un estúpido intento de volar.

ESTO ES TRISTE Y BONITO

Abriste ojos excesivamente para decirle
que tenías el apetito vencido,
que ya no gustabas de él.
Él se arregló el cuello de la camisa
como ante el espejo,
dijo algunas palabras de menos
y abandonó la silla malherido,
rabo entre las piernas.
¡Oh, brava matadora!
Y como éramos amigos fui a preguntarte
mujer por qué hiciste eso con él.
Me contestaste que por ser bueno era,
y por feo;
y que el pulso no te había temblado
al enviarlo al ostracismo.

Es lindo eso es lindo ¿ah?
cuando a la altura de la tetilla izquierda
le dijiste la espada, es bonito eso,
asestar como en la corrida de toros le
la espada.

Y abandonado a su miseria
se le doblaron las patas al bicho,
hocicó en la arena.
Es un final hermoso
para quienes gustan de la fiesta taurina.

PALEOZOICO INFERIOR

Cierta vez me hiciste un beso rápido, urgente,
o tal vez lo soñé pero no creo.
Inocente de mí que me entusiasmé
y eché andar calles propalando
que me querías.

Esto ha sido en el Paleozoico, dije.
Ahí se ve que no hubo repetición alguna
por más que atrapé botellas de vino
y me hacía encontradizo a vos.

El caso es que camino todavía
por la cuerda floja de aquel antiguo beso
recibido furtivo de perfil
en la comisura de la boca.

Si lo soñé o no vos lo sabrás;
pero estás muda, porque no te gusta
hacer excavaciones en busca de fósiles.

LA HERIDA MÁS MORTAL

La herida más mortal es enteriza,
baja desde la coronilla
hasta las uñas de los pies.
Podés hacer cuanto se te ocurra pero
has fallecido.

E herida mortal que scapa
a todo hablar, asfixia
como si en una bolsa
a un pozo negro te hubieran.

Esto ocurre a enamorados tozudos
que aspiran a recuperar besos perdidos.
La realidad los engancha de atrás como un clavo
los abre en canal y deja colgados
como res en el matadero.

Se les vacían los tuétanos,
gimen lloro inconsolable,
se mean y defecan encima. No,
no es gracioso
ver así a un inocente agregado al olvido
brutalmente por lo que él más quiere.

LA VERDAD CRUDA

Te retiraron el amor y ver que regrese es no,
lógico, pasa
porque la naturaleza aborrece
dar pasos a atrás.

Muy sincera ha sido la desamorada
que te dijo no insistas con tu hambre
se acabaron los bocaditos.

De suerte castañetean
de frío tus mandíbulas
y no poder hablar bonito. Arcadas horribles
cuando tragaste la verdad cruda, bien.

Pero como está en desuso llorar penas de amor
componé el gesto,
quedate en un rincón y esperá la visita
del tiempo si es que se digna
ponerte una mano de olvido en la cabeza.

DEL AMOR

Todo lo escrito aquí es añejamiento,
de suerte que en mí estaba escondido
y hoy lo saco a la luz. Digo solemnemente:
el amor es una planta que si la cultivo
se seca;
es convivir sin compromiso,
no tiene futuro, es de ya a ya,
son gustos compartidos, actos y es sabido
que la belleza no va con la figura.

Podría seguir con más lindezas
pero se me atraviesa esta verdad de Perogrullo:
todos necesitamos amar y ser amados.

Mas quisiera un final algo florido
ya que el amor es poesía.
Para esto adhiero a una sabiduría antiquísima
y suspiro:
las abejas no saben por qué van a las flores
y las flores no saben por qué atraen a las abejas.

CERROS ABAJO

¿Qué te aflige hoy?
¿Qué te arruga las arrugas?
¿Has visto algún mal modo en el aire?
Veo un murciélago en tu cabeza,
¿vas a espantarlo?

Buen amigo me entero qué ¡carajo!
Lo esperado no anduvo. Entiendo:
el tiempo te castigó y la mujer deseada
en vez de incorporarte besos, cariciarte,
agarró distancia de vos.

Y hora no te alcanza la palabra
para decir las uvas están verdes sino
que quisieras morirte.

Y si gritaras eso hacia la Cordillera
los guanacos dispararían asustados;
y acaso algún amigo desos viejos allá,
levantaría las cejas incrédulo: ¿Cómo
sos vos el mismo firme que ayer
buscaba oro nestas piedras? No –diría–, no
puede ser él tienen que ser
quejas del viento.

La creatividad

Viene de antes que vos y sorpresivamente
a veces te habla.
Mientras tanto el artista hace
garabatos y cree
gobernar la manija creativa.

A veces se te asienta
el pájaro famoso de la inspiración
y otras un sapo intuitivo
salta en tu pecho y caza hermosa mariposa.

Creíste ser el creador de eso
cuando era el otro,
el que está escondido siglos y siglos atrás
y te habló porque estabas propicio a escucharlo.

Pero vos creíste ser el fabricante de crear
cuando más bien agradecé
porque te arrojaron desde lejos, si acaso,
un pedazo de verdá.

Porque antes de eso
cuántas veces creíste que sí,
que eras vos el creador y al intentar
hacer arte sólo hiciste
palos de ciego, merdosidá.

Luego si nadie es creador ¿qué pasa? Nada,
porque todo es garabatear mientras se espera
que desde lejos, de alivio,
se te asiente un pájaro hermoso
o el sapo intuitivo te entregue una mariposa.

Lo inescrutable

Si usted toma la punta de un conocimiento
y empieza a tirar el hilo
va a sacar una sombra.

Es tremendo y espanta,
porque si todo está unido a todo
uno piensa extraer un pez gordo
y termina vencido con la boca gusto a nada.

Mi caso es el de siempre, siempre el mismo.
Ya no puedo callar y más tranquilo
vivir sino que indago e inmerecidamente
caigo en la oscuridad.

Tras el fuego sagrado a si pellizco
me levanto alta noche y sigiloso
pongo la caña de pescar en vano.

Sin embargo insisto.

Te sugiero seguir leyendo...
Yo vengo de esos lares donde mares no existen,allí donde amapolas juegan con los trigales,las…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up