EL HOMBRE Y SUS IDEAS

»Aquí, mi Poeta sugerido: Alfonso Álvarez de Villasandino

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Sorprende ver que hay gentes sin criterio,
carentes de opiniones ni de ideas,
ausentes de diatribas ni peleas,
in albis, que el cerebro es el misterio
de un ciego en las plateas.

No saben, nunca opinan ni contestan,
estando a lo que ocurre siempre ajenos,
no atienden ni a los rayos ni a los truenos
y así que llueva a mares no molestan
pues siempre van de buenos.

Y hay otros que mejor no las tuvieran
pues nunca han de cambiar, de ideas fijas,
sin pizca de resquicios ni rendijas,
seguros de si mismos que alardean
de atar bien las clavijas.

Y en fin, los que caminan por la vida
y vagan al albur que sopla el aire,
sujetos a la inercia del socaire
adictos del azar a la bebida,
pues todo trae al paire.
©donaciano bueno

#Pensar o no pensar es la cuestión? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Alfonso Álvarez de Villasandino

Alfonso Álvarez de Villasandino

A los amores de una mora

Quien de linda se enamora,
atender deve perdón
en casso que sea mora.

El amor e la ventura
me ficieron ir mirar
muy graciosa criatura
de linaje de aguar;
quien fablare verdat pura,
bien puede decir que non
tiene talle de pastora.

Linda rosa muy suave
vi plantada en un vergel,
puesta so secreta llave
de la línea de Ismael:
maguer sea cossa grave,
con todo mi corazón
la rescibo por señora.

Mahomad el atrevido
ordenó que fuese tal,
de asseo noble, cumplido,
alvos pechos de cristal:
de alabastro muy bruñido
debié ser con gran razón
lo que cubre su alcandora.

Diole tanta fermosura
que non lo puedo decir;
cuantos miran su figura
todos la aman servir.
Con lindeza e apostura
vence a todas cuantas son
de alcuña donde mora.

No sé hombre tan guardado
que viese su resplandor
que non fuese conquistado
en un punto de su amor.
Por haber tal gasajado
yo pornía en condición
la mi alma pecadora.

Excelencias de la Virgen

Quien sabría nin diría
cuánta fué tu omildanza,
o María, puerta e vía
de salud e de holganza.
Fianza
tengo en ti, muy dulce flor,
que por ser tu servidor
habré de Dios perdonanza.

Noble rosa, hija e esposa
de Dios, e su madre dina,
amorosa es la tu prosa,
Ave, estela matutina.
Enclina
tus orejas de dulzor
oyendo a mí, pecador,
ayudándome festina.

Quien te apela maristela,
flor del ángel saludada,
sin cautela non recela
la tenebrosa morada.
Criada
fuiste limpia, sin error,
porque el alto Emperador
te nos dió por abogada.

Que parrías al Mexías
dijeron gentes discretas,
Jeremías e Isaías,
Daniel e otros profetas.
Poetas
te loan e loarán,
e los santos cantarán
por ti en gloria chanzonetas.

Señora Flor de Azucena

Señora, flor de azucena,
claro viso angelical,
vuestro amor me da gran pena.
Muchas en Extremadura
vos han gran envidia pura,
de cuantas han hermosura:
dubdo mucho si fue tal
en su tiempo Policena.

Fizo vos Dios delicada,
honesta, bien enseñada:
vuestra color matizada
más que rosa del rosal,
me tormenta e desordena.

Donaire, gracioso brío,
es todo vuestro atavío,
linda flor, deleite mío;
yo vos fui siempre leal
más que fue Paris a Elena.

Vuestra vista deleitosa
más que lirio nin que rosa
me conquista, pues non osa
mi corazón decir cuál
es quien así lo enajena.

Complida de noble aseo,
cuando vuestra imagen veo,
otro placer non desseo
sinon sofrir bien o mal,
andando en vuestra cadena.

Non me basta más mi seso,
pláceme ser vuestro preso;
señora, por ende beso
vuestras manos de cristal,
clara luna en mayo llena.

A nuestro señor el rey de Castilla

A nuestro señor el rey de Castilla
Salga el leon que estava encogido
En la cueva pobre de la grant llanura,
Mire florestas, vergeles, verdura,
E muestre su gesto muy esclarecido;
Abra su boca e de grant bramido,
Assi que se espanten cuantos oiran
La boz temerossa del alto soldan
E gozese del trono desque proveido.
El aguila estraña transmude su nido,
E passe los puertos de la graut friura,
Del valle ronpiendo la grant espesura
Asiente en la casa del fuego escondido,
Vesite el grant poyo enfortalecido,
Fuelle los campos e selvas del pan,
Coma en la messa do comen e estan
Millares de bocas sin cuento sabido.
En la mediania del valle partido
More algunt tienpo, ques breña segura:
Corra los montes con gran ladradura
Quel gran vencedor ya ovo corrido;
Su noble tropel vaya esparzido
E llegue al otero ques del gavillan;
La torre temblosa los que la veran
Veran su cimiento so el agua sumido.
Despues de los veinte sera revestido
En justa justicia, virtud santa, pura,
Esfuerço e franqueza, verdat e cordura;
Seran sus arnesses del muy alto ungido,
Por estas virtudes sera conoscido,
E dende adelante lo recelaran
El javali crespo e el viejo alacran
Que tractan en pazes, buscando roido.
Junten sus huessos a boz de apellido
E sigua la via de la grant calura.
El grant girifalte con recia soltura
Vaya adelante bien apercebido;
El alto consejo verna bastecido
De muchos e nobles que lo agradaran
Con las dinidades del rico faisan,
El toro domado, el daine engreido.
Verna de levante un cirio encendido
Que alunbrara la montaña escura,
Por su lealtanca será por mesura
De los esperantes muy bien rescebido:
El arbol cruzado e el jaspe broñido
Con el leon juntos, e assi llegaran
Al charco viciosso del fuerte jayan,
Do Julio poblo gran pueblo escogido.
Alli folgara amado e temido,
Perdiendo cansancio, tomando folgura,
Mirando jaezes de grant fermosura,
Alcacares, torres, plazer infinido:
Vera rica huerta, que tal nunca vido,
En la grant fumera todo esto sabran
Las sus antexias pavor e gemido,
E sus anaxires pavor e gemido.
De alli partira su pendon tendido,
El bien costelado con buena ventura;
El pueblo agareno de mala natura
Sera conquistado e todo estroido,
E quende la mar sera establecido
Cual quier que ayunare en el ramadan,
Creyendo la seta del nescio alcoran,
Que deva ser muerto o ser convertido.
En aqueste tiempo sera obedecido
Un solo vicario segunt la Escriptura,
Sera desatada la cisma e orrura
Por que era el mundo dañado e perdido,
El fralle profeso sera requerido
Que dexe las celdas de ques capellan,
Montañas e puertos del flumen Jordan
Que con tirania gran tiempo a tenido.
FINIDA
Del fuerte leon suso contenido
Dize el Merlin, concuerda fray Juan,
Que entre los que fueron e son e seran
En España reyes, sera enoblecido.

Decir contra una dueña

Señora, pues que no puedo
abrevar el mi carajo
en este vuestro lavajo,
por demás es mi denuedo:
he perdido, segunt cuedo,
mi afán e mi trabajo,
si tras el vuestro destajo
non vos arregaço el ruedo.

Señora fermosa e rica,
yo querría recalcar
en ese vuestro alvañar
mi pixa qu’es grande o chica;
como el asno a la borrica
vos querría enamorar,
non vos ver, mas apalpar
yo deseo vuestra crica.
Señora, flor de madroño,
yo querría sin sospecho
tener mi carajo arrecho,
bien metido en vuestro coño.
Por ser señor de Logroño,
non deseo otro provecho
sinon foder coño estrecho
en estío o en otoño.

Señora, por fijo o fija
en vos querría haber,
más vos querría foder
que ser señor de Torija;
si meades por vedija,
fazedmelo entender,
que yo vos faré poner
atanquía en la verija.

Señora, en fin de razones,
yo me ternía por sapo
si el culo non vos atapo
con aquestos mis cojones,
e a los çinco empuxones
non vos remojaré el papo:
non me den limpio trapo
para enxugar los tajones.

Señora, quien mea o caga
non se debe espantar,
aunque se sienta apalpar
por delante o por de çaga;
la que tal bocado traga
como vos faré tragar,
non se debe despagar,
pues alguna bien se paga.

Señora, notad el modo
de aquesto que vos digo:
vos habedme por mendigo
si diez veces non vos fodo.
En vuestras ingles devodo,
que si subo en vuestro ombligo
de vos çerrar el postigo
non sé si será del todo.

Señora, sabed de çierto
que podedes bien a osadas
medir nueve o diez pulgadas
en mi mango grueso e yerto:
si yo con él vos açierto
a poder de cojonadas,
las sedas bien remojadas
serán d’ese boca-abierto.

Fynida

Si vos fallo en descubierto,
como fodo a ventregadas,
veredes por las pisadas
que non duermo, antes despierto.

En loor de doña María de Cárcamo

¡Biva sempre ensalçado
o Amor maravilloso,
por el qual, sin duda, oso
dezir que só enamorado!
Amor, Esforço e ventura,
en concordia, sin errança,
todos tres con gran mesura
guarnesceron miña lança.
Amor me deu esperança,
Esforço noble osadía,
ventura, que al mundo guía,
me faz’amar e amado.
Desque me vi garnescido
de arnés de tal valía,
omne de o mundo nascido
non ovo tanta alegría.
Longe de toda folía
vi ante os ollos meus
una rosa que fiz’Deus
fermosa de alto estado.
Cuando ben mirei su gesto,
seu falar e noble riso,
lindo rostro, claro, onesto,
aire, luz de Paraíso,
entón quise e ela quiso
que foise seu servidor;
ésta teño por señor,
de otro ben non he cuidado.
Ésta siempre será ley:
que meresce ser servida,
e jamáis partiréi
miña entención complida.
Ora veña morte o vida
non faría otra mudança,
pois l’amo con lealtança
e non por fol gasallado.
Ya todo ben pensamento
será sempre en aquela
que per seu merescimiento
chaman todos linda estrela;
si es dona o donzela,
por mí non será sabido
fasta el mal ser abenido
e eu ledo e muy pagado.

A la ciudad de Sevilla

Linda sin comparación,
claridad e luz de España,
plazer e consolación,
briosa cibdad estraña,
el mi coraçón se baña
en ver vuestra maravilla,
muy poderosa Sevilla,
guarnida d’alta compaña.
Paraíso terrenal
es el vuestro nombre puro;
sobre cimiento leal
es fundado vuestro muro,
onde bive Amor seguro
que será siempre ensalçado;
si esto me fuer’ negado,
de maldizientes non curo.
Desque de vos me partí
fasta agora, que vos veo,
bien vos juro que non vi
vuestra egual en aseso;
mientra más miro y oteo
vuestras dueñas e donzellas,
resplandor nin luz de estrellas
non es tal, según yo creo.
En el mundo non ha par
vuestra lindeza e folgura,
nin se podrían fallar
dueñas de tal fermosura;
donzellas de gran mesura,
que en vos fueron criadas,
éstas deven ser loadas
en España de apostura.
Una cosa que non es
–si en vos fuesse, sería
más guarnido vuestro arnés
de plazer e de alegría–:
que la flor de gran valía
en el mundo ensalçada,
si fiziesse en vos morada,
vuestro par non avería.

#Si te gusta Alfonso Álvarez de Villasandino... Clic para tuitear

También te puede interesar...
El hombre por costumbre y por derechoansía ser…

Somos...

X
Scroll Up