FANÁTICOS AL POR MAYOR

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Leer otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Forofos hay del fútbol a millones
que viven cual si fueran religión,
bailando siempre van al mismo son
gritando cual rugido de leones
en una procesión.

Fanáticos de sectas, confesiones,
de dios, ¡solo su dios!, del integrismo,
idólatras del ego de si mismo
que al resto van mandando a paredones
según su catecismo.

Dogmáticos, de nombre animalistas,
capaces de matar por sus ideas,
dispuestos a morir en sus peleas
mostrando su carácter de extremistas
allí donde les veas.

Obsesos del planeta, ecologistas,
que limpian al pasar lo que ellos pisan,
las mil plagas de Egipto, nos avisan,
pues viven del oficio de activistas,
del ruido ellos precisan.

Fervientes detractores de lo ajeno
se muestran por demás, intransigentes,
que tratan con desprecio a diferentes
destilan por sus poros su veneno
fingiendo son decentes.

Mitómanos de artistas y cantantes
dispuestos a elevar a sus altares,
esclavos de sus cuitas y avatares,
de nada han de servir ya los calmantes
ni así que llueva a mares.

Políticos que mienten a destajo
con tal de conseguir sus seguidores
y luego se les tilda de traidores
aunque a ellos les importas ya un carajo,
son unos timadores.

Posesos de su fe, separatistas
con mentes de galibo limitado
que intentan apropiarse del pasado
guardándose un lugar en nuevas listas
para sacar bocado.

No sé si quedan más, las feministas,
aquellas que se muestran radicales,
que salen a bailar como animales
mostrando su carácter de extremistas,
son unas carcamales.

Fanáticos del mundo, esa manía,
¡que dios de ellos te pille confesado!
Si alguna vez sufrirles te ha tocado
inténtate apartar. Que son jauría.
Di que andas ocupado.

Y puestos a elegir a los fanáticos
yo siempre elegiría a los lunáticos.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

El fanatismo es la consecuencia de que el hombre es un ser manipulable, que le convierte en mera marioneta al servicio de quienes mueven los hilos.
No todos los fanatismos son iguales pero casi todos la consecuencia de un virus que se inocula en la infancia.
En todos ellos el fanático se convierte en el tonto útil de la película al servicio de otros intereses.
El fanatismo hace que el ser racional se vuelva irracional.
Se trata de obsesiones. Cuando éstas se convierten en estado de obsesión permanente, mejor es acudir al psiquiatra.
Hay fanatismos que matan y otros que son inocuos.
Yo nunca he sido mitómano. Cuando alguien hace algo destacable por méritos propios lo reconozco y lo admiro. Intento evitar elevar lo humano a categoría.
Si las personas fuéramos más equilibradas la sociedad se haría más humana. 
Hoy que todo se mide a nadie se le ha ocurrido calcular el valor material de los aplausos. Sin ellos nadie, nunca podría llegar a los extremos de creerse Dios.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética