NEGANDO LA MAYOR

Isolda Morillo (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Yo vedo la mayor, niego que el hombre,
el mismo, el que presume de ser bueno,
y arrastra en sus entrañas un veneno,
con actos de maldad, nadie se asombre,
se mueve cual si fuera un sarraceno.

El mismo que a menudo te acompaña
que invitas a comer, justo a tu lado,
-alguno puede haber no haya pecado-
si puede ha de mostrarte es alimaña
con todo ese rencor que dios le ha dado.

Y es que obras son amores. Las envidias,
las ansias de medrar, resentimientos,
los odios, las venganzas, juramentos,
maltratan al amor con sus insidias
al tiempo te despistan sus lamentos.

Preñados de egoísmo en las entrañas
y haciendo dejación de sus deberes,
verás como se dan a los placeres
soltando al mismo tiempo sus patrañas
depende, con, según sus pareceres.

Pues solo somos buenos de visita
después nos enfangamos en el cieno
fingiendo a conveniencia ser ajeno,
con flores de mentira ya marchitas
vendiéndole al Jesús de Nazareno.
©donaciano bueno

Buenos de visita Clic para tuitear
Lee/escucha otros poemas, éstos de Isolda Morillo

Isolda Morillo

El jarrón negro

Llegó un escuadrón al pueblo
a demoler nuestras viejas viviendas
entre los escombros
mi padre halló
un viejo jarrón negro
‘esto perteneció a nuestros ancestros’
en cuclillas entre los
escombros, oyó
un lamento
en el interior del jarrón
 ‘es la voz de nuestros ancestros’
dijo, cavó un hoyo
y volvió a enterrar el jarrón
bajo los escombros

Etiqueta

busco unas etiquetas para nombrar lo que pienso y siento
no es un proceso sencillo
consulto el diccionario, me sumerjo en mil lecturas
la búsqueda es lenta
e insoportable
soy huérfana
de esa madre que es la lengua

y qué más da 

elijo con cuidado las etiquetas
para señalar lo que pienso y siento
aquello
que no logro expresar
se lo dejo al viento
y a la persona
que bajo estos párpados

habita

Ciudad        

vivo en un escenario
el cielo muta del azul, al negro, al gris
impone sus caprichos
sobre las calles de la ciudad
por momentos se despeja
por momentos se nubla
el cielo azul de hoy es una sorpresa agradable
pero parece una broma de mal gusto
como un telón que esconde
eso que hay que olvidar
escribo rápidamente con lápiz fluorescente
una carta
sobre mi chaqueta
para cuando prohíban
hablar de cosas tiernas
y la gigante avenida se desvanezca
detrás de la bruma poluta
puedas recordar  
que la vida existió
una vez aquí

Negación

mi cuerpo no tiene memoria del dolor
el dolor se transforma en imágenes
me acechan en los sueños
donde aparezco fuera de foco
borrosa y cambiante
sentada en una habitación me reúno  
con aquellos
que alguna vez me lastimaron
les explico
que en mí
el dolor no deja huellas
vivo en un cuerpo protegido
por la desmemoria
en un mundo
de primaveras y flores
que aguardan el regreso de las aves
a veces pienso
ojalá el dolor se detuviera
en mi corazón un poco más de tiempo
que me habite
hasta provocarme un infarto
que me quite el sueño

Tengo un problema grave con la felicidad

la felicidad me ha pasado hoy por delante
la miré de soslayo
temía que fuera una estafa
como el paraíso y el infierno y todos los finales felices
la vida aquí carece de forma la vida aquí no tiene forma
sin forma sin límites la vida aquí desde un principio no tiene forma
ni la tienen la dicha ni la penuria
no creo
que los humanos podamos evitar que el mal ocurra
hoy miro al cielo
un cielo azul límpido e irreal
miro esos altos edificios y esa mirada tuya
ingenua cándida egoísta y cruel
–fruto de tu educación cargada de propaganda–
miradas como la tuya pueblan las calles
comprendo entonces
que tengo un problema grave con la felicidad
porque hay hoy un cielo azul
y no lo creo

Impactos: 18

Te sugiero seguir leyendo...
Devuelvo hacia el pasado a mi memoria,recuerdo a cada día, cada instante,del ruido al explotar, su detonante,y el eco celebrando la victoria.