PONER LA CARA/

Juan Chabás (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Pongo la cara. Me la destrozan.
Hago una mueca. Pego una coz.
Sucede un grito que suena atroz
se asoma el eco con su altavoz,
y oigo sonrisas que se alborozan.

Dicen, ¿tú que haces?. Yo escribo versos.
Se oye un chasquido. Cierran la voz.
Cambian la cara. Suena a feroz.
Y ese latido vuela veloz.
como si fueran bufos perversos.

Pongo la radio. Y oigo noticias.
Cierro la radio. Me desespero.
Hoy la flor seca esta en mi florero.
lo que yo quiero, lo que no quiero.
lo que es decente, las injusticias.

Y escupo al cielo como si el fuera
de mi mal fario, su responsable,
veo a este mundo tan infumable
cojo a mi pluma, cual fuera sable
y me arrebujo con mi ceguera.
©donaciano bueno.

¿Conoces a Juan Chabás? Lee/escucha algunos de sus poemas

Juan Chabás

“MALHERIDA ESPAÑA”

¡Oh malherida España!
Te persigue la muerte hora por hora.
Labra surcos de duelo por tus tierras
una espantosa sombra
de horcas y de rejas,
mientras la sangre grita y llora
por tus ríos y valles.
Mas las hachas no pueden en tus rocas,
ni doblegan al hombre.
Se pone en pie tu historia
como un roble sagrado, y en sus ramas
canta el viento en las hojas
la canción de una mañana
de libertad heroica.
Oh, ,malherida España, desgarrada,
despedazada toda,
y sin embargo entera;
crujiendo de energía salvadora,
abrazada a tus hijos,
erguida de pasión entre las horcas
mientras grita tu sangre por los montes
y entre los valles llora!
¡Oh, mi España lejana y perseguida
por furias de la muerte hora tras hora:
de este dolor que espera y clama y alza
tu cumbre entre las manos con tu gloria!

FINAL

Oigo tus pasos cerca de los míos.
Como un rumor transitas por mis venas.
Tu tierra, tu marfil, hasta tus fríos …
Y tus manos de adioses tan serenas…

Recuerdo la balada de tus ríos,
/suspirando en el agua y las arenas:
espejo el sueño, pluma ya los bríos;
iguales navegando dicha y pena…

Y busco entre mis manos, tenue estambre;
el hilo que sujetas en las tuyas
y veo atada a su final tu barca…

“Es inútil que aceptes ni que huyas”,
me digo a solas…! Y hacia ti un enjambre.

Esta noche es tan honda y es tan larga

¡Esta noche es tan honda y es tan larga!
El silencio se torna penetrante
lo mismo que el aroma de las rosas
que entre tus brazos nacen
del abril de tu cuerpo.
En la quietud del aire
respiro entre las sombras
tu aliento y tu mirada. Nadie sabe
que estás aquí y suspiras
con la brisa y las hojas, tibia carne
dormida entre jazmines; que te lleva
esa nube que pasa; que tu talle
se asoma tiernamente a las ventanas
que las estrellas abren,
dormidas, en el cielo.
Nadie te ve ni siente; nadie sabe
que estás aquí en mis labios;
que entre mis manos late
el olor de tu pelo; que tus ojos,
profunda sombra dulce, se entreabren
dentro del pecho mío.
No, amor, nadie lo sabe;
nadie, ni tu, mi amor, sabe que estoy
esperando contigo y a solas que pase
esta noche tan larga;
esperando que acabe
esta noche y despierte
el alba, el día, el aire
¡el alba, el aire, el día entre tus brazos!
¡amor, amor, amor, nadie lo sabe!

PRIMAVERA

El cafe estaba abierto.
Jugaban los espejos.
con cosas de la calle.

Se rompía con fuego
el sol en los cristales
de los escaparates.

Y ella
no venía.
Mi espera.
La cita.

CANCIÓN

Eras, tan sólo, brisa.

Todas tus palabras
temblaban en el mar
y un momento se iban
contigo,

con la brisa,
lejos.

Te decían adiós todas las velas
en la otra playa azul del horizonte.
Tú,
eras tan sólo
brisa.

Denia a Joan Chabás

“Siento crecer profunda y dulcemente
hacia dentro del tronco de mi vida
una raíz de savia renacida
que en ti tan sólo encuentra tierra y fuente.”

“Las aceras calcaban
la desnudez mojada de las cosas.

Porque las cosas tienen vida, palpitan, sugieren.

Estaba la emoción en cada cosa;
luz de domingo,
verso evocado,
calle de los niños”.
Del libro Espejos (1919 -Versos- 1920).

Autoretrato – Antonio Garmendia

«Nací en Sevilla; mi apellido es vasco.
Vasca mi sangre, vasca mi figura.
Temo a la gente, la cordial me apura.
La palmada en la espalda me da asco.

La hembra me enerva; le doy bien al frasco.
Soy tímido a la vez que caradura.
De cuanto di, jamás pasé factura.
Cuando me pica la ilusión me arrasco.

Creo en Dios. Uso barba, como Cristo.
Como Judas también, como el demonio.
Me gusta el mundo y me horroriza el mundo.

Soy uno más. Me canso, luego existo.
Adoro a mi mujer, me llamo Antonio,
y me muero segundo tras segundo.»

Comentario

José Antonio Garmendia nació en 1932 en Sevilla , su profesión de químico quedó pregnada en su aspecto, porque donde triunfó es en el periodismo de pluma y micrófono, como su autobiografía indica y en el humorismo gráfico. Apóstol itinerante de la ciudad de Sevilla (made in Paco Robles), estaba muy vinculado a publicaciones y todo lo referente Sevilla. Este es el autorretrato en verso, con el que se presentó a los lectores de El Correo de Andalucía en junio de 1970:

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Impactos: 177

Comparte y disfruta!

0 0 0

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Estás, madre, sentada ante el espejoel mismo en el que antaño te mirabas.Te veo aquí pintada en tu reflejoahora igual que tú, que ya soy…

El día de la Poesía, ya pasó, pero sigue la poesía. Hagámosla viral!

Gracias por leer!
X myStickymenu