¡QUÉ FRUSTRACIÓN!

Mi Poeta sugerido: »Rafael Valero Oltra

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

¡Qué frustración don Mariano!
Estoy harto ya de excusas,
que además que de mi abusas
quieres darme por el ano.
Los que un día te votamos
pedimos tu explicación,
basta ya más de reclamos,
danos una solución.

Explícanos en cristiano
si tu partido está o no
en algo relacionado
con la odiosa corrupción.
Queremos saber qué pasa
de Bárcenas el asunto,
de dónde salió esa pasta
que tiene por medio mundo.

Si es verdad que del partido
salió volando a otros lares,
si algunos de tus amigos
cobraban sueldos a pares.
Qué tiene que ver contigo
este escandaloso asunto,
a más tarde pongas punto,
mas putrefacto el boñigo.

No te pases de listillo,
ni apeles a corazones,
creas que el batiburrillo
se irá como azucarillo
antes de las elecciones
Los que usamos las razones
a la hora de votar
te sabremos recordar
no solemos perdonar
las elevadas traiciones.
©donaciano bueno

Mariano Rajoy es un político español, presidente del Gobierno de España en funciones desde las elecciones generales celebradas el 20 de diciembre de 2015. En general los partidos políticos que debieran dar ejemplo a la hora de cumplir las Leyes que ellos mismos elaboran, son los primeros en saltárselas.

MI POETA SUGERIDO: Rafael Valero Oltra

Rafael Valero Oltra

…LUEGO HUBO UN ROSTRO…

…luego, hubo un rostro…

Esbelto y largo el cuello,
casi tanto, tan largo,
como lo fue el deseo de sembrarlo de besos;
sensual la nariz, conocedora
de que, por complacerla,
inventaron las flores sus aromas;
horizonte de fuego la línea de la boca;
lago, los ojos, de aguas cristalinas
envueltas en un aura misteriosa,
en las que, fatalmente,
dulcemente,
alenté a naufragar a mi mirada…
Y una menuda rosa,
asomada en el ámbar de tu brazo
que soñé, arrebatado,
que no fuera otra cosa que una llamada urgente.

…Y CON EL LA INQUIETUD…
Un vuelco hacia delante, un paso atrás,
mi corazón, busca en el tuyo abrigo
y aunque febril, vacila, no consigo
no acabar cada día, un poco mas
prendido de su sueño que, quizás,
debí dejar colgado en el postigo
de mi puerta de buen y fiel amigo
que responde al afecto que le das.

Pero detrás del alma, agazapada,
vive la sangre que le da la vida
y si el alma se entrega a una mirada
¿ como tener la sangre por la brida ?
¿ O habría de dejar, que, por la herida,
el alma, se me escape, desangrada ?

EN LAS NUBES TE BUSCO…
En las nubes te busco… en los perfiles
que esculpe sobre el cielo la montaña.
En el canto del ave que se ensaña
gritándome tu nombre en los cantiles.

En los reflejos, breves y sutiles
con que el sol de la tarde el mar araña,
En la voz de cristal que mi oído engaña,
mezclada entre las risas infantiles.

Así te busco, amor, impenitente,
mientras cada mañana, es la primera
en que mi mano encuentra tu vacío.

Y es que el tiempo, a tu ausencia, indiferente,
me hace seguir, contra corriente, el río,
hasta que halle tu rastro o Dios lo quiera.

EN ESTA TARDE DE JARDIN VACIO
EN ESTA TARDE DE JARDIN VACIO,
estoy ardiendo en versos que no nacen.
Los siento, sin cabeza,
remover el caudal de sangre virgen
– alfilerazos hondos –
en las hebras ausentes de mi alma.
Tiritan las estrellas
y tirita mi cuerpo, azul con ellas.
Los eucaliptos mecen la distancia
que anuncia el contrapunto
del silbido de un tren que se desgarra.
Me faltas.
Como el viento al molino
de alma crucificada, rueda inútil;
torrente de agua oculta
que espera al zahorí de manos blancas
para hacerse paloma.
En esta soledad, sueño contigo…
Entre nubes azules,
mil mariposas ciegas, nos descubren,
la densa geometría
de triángulos rizados que se besan
y deshago amapolas cuyos pétalos, buscan
su tibia sepultura en tu regazo.

Al despertar
las manos, como ajadas—
mil bocas en mis labios
acechan los caminos de la luna
por los que, a veces, bajas.
Y es en vano la espera,
hundiendo el remo lejos de tu barca.

CUANDO SE YERGA EL GIRASOL DORMIDO
Cuando se yerga el girasol dormido
cuando alcance a romper a alfilerazos
la estrella que no alcanzo y sus pedazos
me vistan de coral enardecido;
cuando mi grito ceda a tu gemido
y el silencio se pueble de retazos
de cielo azul y puro, entre tus brazos…
me sabré , al fin, del cuerpo, redimido.
Cuando la noche calle por nosotros
y amanezca de un golpe; cuando no haya
mas llanto, agriando el sol, en mi ventana;
cuando corramos, liberados potros,
la primitiva y siempre misma playa…
ya no temeré más: será mañana.
AL VER EN EL JARRÓN…
Al ver, en el jarrón, mustias, las rosas
que esta misma mañana he recogido,
de pronto y con dolor, he comprendido
que el alma, son, los ojos, de las cosas.

Si con amor las miras, amorosas
lucirán, para ti, el mejor vestido;
si con desdén, con odio o con descuido,
sus formas se harán tristes y fragosas.

Mis pupilas se agrisan con los días
y todo cuanto miran se entristece,
No es pues, vuestra la culpa, rosas mías,

si vuestra luz tan presto se adormece,
que en tierras que, de amor, están baldías,
nada puede nacer y nada crece.

También te puede interesar...
He marcado hoy tu espalda con mi dedo pintando un lujurioso garabato, revoltosa mi mano…

Leer poesía? Ni loco!

X
Scroll Up