• BUSCADOR GENERAL

  • POEMAS
    • LISTADO/BUSCADOR DE POETAS SUGERIDOS

    • Buscar en el Business Directory

  • NOTICIAS
    • MIS MAESTROS

  • AMIGOS

1º CARICATURISTAS (mi poema)

2º El poeta sugerido: ''Pablo del Águila''

MI POEMA…de medio pelo Lee otros SONETOS

 

A Jeremías Alfaro [Jimmy]
 
Admiro a los que tienen en sus manos
el arte de Picasso o de Mingote
y van sacando punta hasta el bigote,
aumentando los rasgos que hay enanos.
 
Con trazos que se muestran sibilinos,
allí donde la vista a nadie alcanza,
Cervantes, don Quijote o Sancho Panza,
destripan sus morlacos cual molinos.
 
Plasmando con finura sus retratos
quizás a mano alzada o carboncillo
dibujan con humor un buen poema.
 
Parece, pues, que hicieran garabatos,
su maña por hacerlo tan sencillo
quiera dios que te salves de su quema.
©donaciano bueno.

Jeremías Alfaro [Jimmy], un día, sin conocerme de nada, quizás nada más que a través de la web, me envió esta caricatura que, los que la han visto, dicen que se parece mucho a mi. En recompensa yo le dediqué este soneto. De bien nacido es ser agradecido.

MI POETA SUGERIDO: Pablo del Águila

Pablo del Águila

«No te conozco mucho…»

I

(A Paco Céspedes)

No te conozco mucho,
Juntos hemos hablado de la vida.
Entre tu y mi silencio
Queda un camino largo todavía.
No te conozco mucho
Pero he visto tu voz en mi garganta
Ásperamente ahondando día a día.
Juntos hemos pasado por las calles
Hablando de las cosas más sencillas.
Juntos hemos bebido.
Mañana tu a tus cosas. Yo a las mías.
-no me conoces mucho-
encontrarás quizá las alegrías
que no he sabido darte.
Hay en tu voz un eco que me mira
Quizá recuerdes luego
Puede que nunca olvides mi agonía
No se que mas decirte
Mañana tu a tus cosas. Yo a las mías.

II
Si alguna vez me siento
O simplemente fumo un cigarrillo o leo a Jenofonte o el periódico
Y escucho luego musica
Volteando la cabeza para evitar que el humo me penetre en los ojos
Y así lograr que el humo no me venga a los ojos
Y de este modo hacer como que lloro gracias al humo denso
Que me vino a los ojos.
Asi cuando me quedo volteando la cabeza
Para saber de donde ya no vendrán los tiros
O para ver si puedo impedir los tiros, me matan mas personas
Porque es el caso que ya no tengo amigos de tantos como matan
Asi cuando reposo en pie
O adustamente salgo para buscar náufragos
Y mirar de camino los carteles del cine y el traje gris
Del hombre que trabaja en el cine
Así también, en fin cuando me clavo
La mano izquierda sobre el pie derecho para ver
Que impresiones soy capaz de sentir y como al paso
Limpiar de mi conciencia los terribles pecados de la carne
Entonces lentamente mirando bien de no matar hormigas
Ni destrozar el césped.
Me enrosco lentamente como digo
Y me voy enroscando lentamente
Y espero así cerrando bien la boca para tapar la risa
A ver si exploto un tanto
O si reviento un poco y así, desesperadamente
Llevarme yo conmigo muchos clavos, tuercas, tornilllos
Teclas lubrificadas pulcramente
Magnificos botones de chaqueta, todos ellos con cara
Piernas, brazos, licencias de pistola, pasaporte
Y hasta esposas rellenas de merluza
Que le limpian la sangre de los años pidiendo libertad
Para ser un poquito mas idiotas.

III
[FRAGMENTO]

Acabo de volver y estoy mirando
Si es posible cambiar una esperanza, un antebrazo roto,
Por un hombre.
Porque sucede a veces que uno sale a la tarde
Y alguien pasa en silencio
O te pregunta algo
O te coge las manos y no pregunta nada
Y uno quisiera entonces
Decirle que si el pan estaba tierno o si odia
Tomar un trago aun y hablar de su familia
O hablar de que las calles
Ya no tienen mas piedras.

IV
Cuando miro mi rostro en el espejo
Y observo la aspereza de mi barba
La extraña silueta de mis ojos
Y las arrugas que surcaran mi cara de aquí a algunos años
Se me ocurre pensar que a cada instante
Mi vida va avanzando lentamente
Hacia no se que fin predestinada
Cuando miro la tierra que me espera
(con su hierba, sus lagos, sus montañas)
pienso que a cada paso que camine
el sendero se acorta ante mi cuerpo
cuando pienso en los años que he vivido
-y en los que aun me quedan por vivir-
y me doy cuenta de que en este tiempo
solo he tenido un nombre una pequeña infancia sin infancia
y un terrible vacio en cada ausencia
sujeto mi esperanza con los brazos
y me dispongo a amar apasionadamente lo que vivo
a amar a cada piedra del camino
a ser tan solo amor
mientras me queden fuerzas.

«Ahora es ya de día…»

Ahora es ya de día.
Hasta hace poco brillaban las estrellas en el cielo.
Esta mañana no hay nubes, sólo aire
y unos pájaros grises que cantan incasables.

Hace dos días llovió.
Pero hoy no hay más que aire en este amanecer,
en este día sereno que despunta
como un extraño barco en lontananza.

Estoy tranquilo; quiero decir…
que mi muerte y yo estamos bien; gracias a Dios,
mi pequeña parcela está acotada.

¡Pero qué amanecer!

Sólo pájaros grises y unas nubes doradas
que aparecen
como un ligero polvo del desierto.
Se oye también el ruido de algunos camiones.

¡… Y este frescor profundo
que me cala los huesos!

Cuando llegue la tarde quizá llueva.
Tal vez el sol se oculte
para siempre
tras de esa roca inmóvil que se eleva
en donde el horizonte se termina,
allí donde la mar parece cielo.

No importa:
la brisa ha trasladado este momento a mis pupilas
y este pedazo azul de firmamento
se ha llenado por siempre con sus cantos.

Ya todo acaba.
En las quietas ventanas crece el ruido.
La luz se hace más fuerte.
Se han callado los pájaros:
tras de alguna montaña, otros amaneceres los esperan.

Y vinieron de lejos, de Pablo del Águila

Y vinieron de lejos a esta tierra.
Traspasaron montañas
en las cuales
todo recuerdo se convirtió en ausencia.

Llegaron tras de haber vivido mucho.
Tras de haber visto los inmensos árboles
y las inmensas piedras.

Sus cuerpos eran hijos de la mar
y hacia la mar sus ojos regresaban.
Sus ojos eran mar
y sus resecos brazos como el viento.

Llegaron desde lejos.

Hablaban de otros sitios,
de otras tierras más allá de las olas.
Pero nadie escuchaba sus palabras.

Con los labiios partidos por el aire
volvieron a tener extraños sueños

Eran hijos del mar
y hacia el mar sus pasos regresaban.

Vinieron de muy lejos.

Si te gusta #Pablo_del_Águila... Clic para tuitear
Echa un vistazo a la siguiente entrada