SONETO AL AGUA

EL POEMA Lee otros SONETOS

 

El agua fluye rauda y sonriente
por las vegas de España en que los ríos
avanzan presumiendo de amoríos.
Guardando va la ropa la corriente.

El río no es de nadie, que es de todos,
ejemplo de prodigio solidario,
no obedece a patrón ni hay propietario
pues sólo se acomoda con sus lodos.

Del agua goza el cauce cuando llueve
y el hombre se la rifa y la disputa.
no puede sustraerse a que la pruebe.

Se encuentra agradecida con la nieve.
A veces pareciera prostituta
pues debe antes pagarla quien la bebe.
©donaciano bueno

¿De quién es el agua? Clic para tuitear
pág. anterior
siguiente