UN SONETO PARA GENITO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de FAMILIA

 

Tal vez quieras saber. Quizás un día,
cuando tengas razón, tú me preguntes.
Ya no podré ayudarte en tus apuntes.
deberás agenciarte un mejor guía.

Y es que el tiempo acelera ya en exceso,
-como sé que aún no sabes, te lo digo-.
He intentado alargarlo y lo persigo
igual que hace el ratón buscando el queso.

Y así quiera atraparlo, se me escapa,
y así quiera pararlo, se resiste,
no puedo sujetarlo pues derrapa.

Cuando llegue ese día, Geno ¡guapa!,
hoy confieso por si antes no supiste,
¡cuánto amé ser el centro de tu mapa!
donaciano bueno

Palabrita del niño Jesús! Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.