ANONADADO ASISTO

»Mi Poeta aquí sugerido: Ovidio Fernández Ríos

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Asisto anonadado a lo que pasa
alrededor de mi existencia, al mundo,
tratando hacer del mismo tabla rasa,
viendo como se mueve la argamasa
en este mare magnum nauseabundo.

Veo dolos, rencores y traiciones,
vendettas, animadversión y guerras,
disputas por mandar entre naciones
y asisto a la maldad de corazones
y a llantos que lo son de vidas perras.

Del fondo de lamentos oigo gritos,
guerrero que amilana y se desmaya,
rugidos de rufianes inauditos
que siembran de cadáveres malditos
y entierran ilusiones en la playa.

Bramidos de violencia que desgarra
de forma repentina e insistente
las ansias de vengar al que se amarra
blandiendo con crueldad su cimitarra
y engulle sin piedad a tanta gente.

Quisiera no estar triste más no veo,
quisiera no mirar a ningún lado,
quisiera ser un ciego en su paseo
que extiende su bastón, como un ateo
reniega de ese dios que le ha creado.

Y quisiera, es verdad, aunque no puedo
ser calcetín y volverme del revés,
pensar que todo a mi me importa un bledo,
deshacerme por fin ya de este enredo,
liberando esta condena en un traspiés.
©donaciano bueno

#Pesimista o más bien realista? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Ovidio Fernández Ríos

Ovidio Fernández Ríos

TU CUERPO

Tu cuerpo es una vibración. Es una
tremante flor de nieve, que parece
que de su cáliz blanco resplandece
un brillo de estival claro de luna.

Tu cuerpo es una línea, es un camino
entre Dios y el hombre. Luz y arcano.
es muy divino para ser humano
y es muy humano para ser divino.

Y a veces, en mi ardor, quisiera al verlo
darle besos frenéticos, morderlo,
y hundirlo en mis brazos soberanos;

¡más, no me acerco, porque temo, fuera
un hilo de cristal que se rompiera
a la primer caricia de mis manos!

YO SÉ QUE ESTÁS EN MÍ

Yo sabía, mujer, que iba a encontrarte
más, sin saber por donde llegarías
ni cual era tu nombre, ni que harías
al llegar hasta mi, para anunciarte.

Tú vendrías a mi, sin yo buscarte,
sin yo sentirte, tú te infiltrarías
en mi ser con tu luz y me darías
la divina razón para adorarte

Yo sé que se cumplió el pensamiento
yo sé que estás en mi, porque me siento
enamorado de ti, sin conocerte.

No sé quien eras, pero ya eres mía
con un amor, que sólo apagaría
el profundo silencio de la muerte.

LA CANCION DEL PARIA

Yo soy un legionario de las turbas hambrientas
Yo voy vagando siempre, cansado y sin hogar;
Yo voy dejando trozos de mis carnes sangrientas
En las montañas, donde yo subo a blasfemar.

Yo soy un paria errante. En mi gran fiebre quiero
Buscar las libertades, soñando un Sinaí;
Más, tengo por guardia el Universo entero
Y el Universo es chico para guardarme a mí

Yo quiero herir al monstruo del mundo con mi lanza;
¡Dejar hecho ruinas donde yo plante el pie!
Yo tengo mucha hambre de amor y de venganza,
Y sufro y me revuelco… ¡pero llorar no sé!

¡Yo sueño las derrotas de todas las edades;
Yo clamo por las almas vencidas y sin luz;
Y las miserias todas de las humanidades
Las llevo en mis espaldas como una inmensa cruz!

El látigo del déspota en su bárbaro anhelo,
Jamás hizo a mi rostro teñirse de arrebol;
¡Y yo no tengo frente para bajarla al suelo,
Porque mi frente se hizo para llegar al Sol!

Mi voz nadie la acalla. Mi voz en las cuchillas
Y en los llanos, tiene el eco de un lírico huracán,
Y el pan, yo no lo imploro hincando la rodilla,
Porque hombre soy, tan hombre, como el que tiene pan!

Desprecio las riquezas, las pompas, los laureles;
Es todo fango y sangre, orgullo y vanidad
De los cerebros muertos ¡yo quiero los corceles
Y la carroza roja, do va la libertad!

Y siempre voy vagando. Y si algún día siente
Mi espíritu, apagarse la fe que lo alumbró
¡Sabré morir de angustia, más sin doblar la frente!
¡Sabré matar mi alma, pero arrastrarla, no!

HOMBRES LIBRES

HOMBRES LIBRES (parte de una extensa poesía dedicada a Batlle y Ordóñez)(Noche del 14 de diciembre de 1910 en el Teatro Stella de Italia una Conferencia Pro Batlle – El poeta la recitó aquí por primera vez).

“…Como un clarín de guerra que dijera
A la máquina humana: ya es la hora
Que depongas tus fueros, triunfadora
Llega un ala de luces nunca vista
La evolución universal existe
Si ayer, conquistador de un mundo fuiste
Hoy otro mundo viene en tu conquista
Y ese otro mundo es la nueva frente
La juventud moderna, el siglo XX
Que no pide, que toma sus derechos
Por la fuerza o razón, sin Dios ni leyes
Gritando ante los tronos ya desechos
Viva la libertad, caigan los reyes
Viva la democracia soberana
Caiga la sombra, resucite el arte
Queden las catedrales en escombros
Y salve la juventud, titán que lleva
Otro mundo triunfal sobre los hombros…”

Del caos

Era en la noche eterna. Los volcanes
Vomitaban su lava incandescente,
Y al empuje de rorcos huracanes,
Las montañas caían, cual titanes
Heridos en la frente.

Los truenos eran lúgubres tambores
Tocando a carga con pujante brío,
Y mil rayos de vividos fulgores
Fingieron una lluvia de colores
En medio del vacío.

Revolvióse el océano salvaje
Escupiendo sus olas contra el cielo;
Chocáronse las rocas con coraje,
Y los astros, surgiendo del chispaje
Iniciaron su vuelo.
El Planeta giró sobre si mismo,
Y luego se incendió cual ígnea tea;
Y al apagarse, de ese cataclismo,

Surgió un hombre de lo hondo del abismo
Y en su frente una luz, y fue la Idea.

El poema del invierno

A Manuel Blanco

Descendiendo por una montaña
Viene un viejo, muy viejo y muy blanco.
Hace ya muchos siglos que emprende
Un viaje a la tierra por año.
Viene todo cubierto de nieve,
Su cabello y su barba son largos,
Y parece que fuera en la noche
El fantasma de algún ermitaño.
¿Donde va? ¿Quién lo guía? ¿Qué busca?

¿Que misterio hay en él, que a su paso

Se deshojan y tiemblan los árboles
Y se mueren las flores del campo ?
¿Quién le dio ese poder, que al sentirlo
El molino da vuelta sus brazos,
Y se llenan de muchas tristezas
Las almas, los cielos, las flores, los lagos ?

Ha golpeado tres veces seguidas
En la puerta de un regio palacio,
Donde se oyen, de afuera, las notas
Musicales de un dulce piano
Que acompaña los cantos amables
De princesas y de cortesanos,
Luego el giro sutil de una danza.
El bullir del champagne delicado,
El sonoro chocar de las copas
Y las risas en todos los labios…
Allí hay luz, mucha luz, mucho fuego,
Hay calor, alegrías y hay cantos,
Allí hay vida, y hay oro, y hay pieles,
Y por eso, del regio palacio
En la puerta, ese viejo muy viejo,
Ha golpeado tres veces en vano.

¿Donde va? ¿Quién lo guía? ¿Qué busca?
Ese viejo, tan viejo y tan blanco?

Esta vez ha vencido. En la choza
Miserable de un pobre aldeano
Ha llamado una vez solamente,
Y la puerta se abrió á su llamado.
Allí todo era negro y muy frío.
No había fuegos, ni luces ni cantos;
Un jergón en el suelo, dos niños

sobre él, como dos estropajos;
Una anciana tendida en un lecho,
Muy enferma de un mal hondo y largo,
Y sentado en el suelo, había un hombre
Que dormía, apoyando en sus manos
La cabeza, quizás dolorida
De sufrir por muchísimos años.
Mucha hambre había allí, mucha pena,
Y el intruso rió con sarcasmo,
Y besó a cada cual en la frente

Con su beso maldito y helado.
Agotó de la anciana la vida;
A los niños dejó demacrados;
Y arrancó de los brazos del hombre
La única fuerza y mató su entusiasmo !

Ya salió de la choza enlutada.
Ahora ante él ha brillado un relámpago.
Y camina, camina sin rumbo
En busca de hogares que no estén cerrados.
Y allá va, lentamente, el Invierno,
Ese viejo tan viejo y tan blanco,
El que llena de muchas tristezas
Las almas, los cielos, las flores, los lagos!

SABIDURÍA

Si ser sabio es saber todo el misterio
que hay en el ser y en la naturaleza;
tener un universo en la cabeza
y hacer del corazón un cementerio;

si ser sabio es vivir sobre el abismo;
alzar el puente que lo liga al mundo,
y envuelto en el desprecio más profundo
encastillarse dentro de sí mismo.

Si saber es odiar al que no sabe;
tener orgullos; pronunciarse grave;
y traficar ideas y palabras

sacrificando el alma y la conciencia:
si ser sabio es así, si así es la ciencia,
prefiero ser pastor cuidando cabras!

#Si te gusta Ovidio Fernández Ríos... Clic para tuitear
También te puede interesar...
Amigo suena bien, suena bonito,palabra tan afable y…

Poesía eres tú, te interesa?

X