EL VIVIR Y EL SIN VIVIR

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Leer otros poemas surrealistas

 

La vida te da palos. Si resistes
verás como renace un nuevo día.
La vida, ya se sabe, es la alegría
que observa mientras dura, tú te vistes
y admira tu osadía.

La vida se despierta una mañana
abriéndote su puerta a los sentidos,
y empieza a comprobar que los latidos
no quieren repicar de buena gana,
se van sin hacer ruidos.

Y llegas a ese punto de mesura,
mujer ya tienes, hijos y un trabajo
y a echar empiezas horas a destajo
igual que los sermones echa un cura
leyendo algún legajo.

Y en este discernir llega la tarde,
la tarde tiene un tinte de amargura,
se esconde y no se ve porque está oscura,
la tarde ya se sabe, está que arde
envuelta en su locura.

La vida tiene un halo de misterio,
no sabe, nada dice, no contesta,
se acaba levantado y ya se acuesta
termina en su lugar, el cementerio,
y así acabó la fiesta.
©donaciano bueno

¡Tuitéalo! Clic para tuitear
poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética