A ESA PLAZA SILENCIOSA Y FRÍA

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

En la desnuda plaza de corazón de hielo
donde las mariposas se juntan a rezar,
mitigan sus pesares bajo el azul de cielo,
menospreciado anhelo, para tirarlo al mar,
al mar, al mar, al mar.

Se juntan a contar de dios algún libelo
prestándose el pañuelo para poder llorar,
allí negros fantasmas les sirven de consuelo,
se arrastran por el suelo para después besar
besar, besar, besar.

Esa plaza no es mía ni es tuya ni es de nadie
juega con la verbena que saca a pasear,
se junta con la gente, va esperando que irradie
la luz, el sol, y el aire, para después bailar,
bailar, bailar, bailar.

Se esconde tras el monte del que ella nunca ha sido
ni un pájaro en su nido ni ha sido un palomar,
ni ha sido de un lugar ni aún tampoco testigo
de quien piensa estar vivo y sigue sin pensar,
pensar,pensar,pensar.
©donaciano bueno

Te gusta, o no? Clic para tuitear

Pensar, this is the question. ¿es bueno, es malo, conviene o no conviene?

Impactos: 0

Te sugiero seguir leyendo...
Yo soy muy bueno, yo abro mi casapara el que es pobre, para el hambriento,para el que llega, para el que pasa,que me suplica con otro acento,el que no paga o el que se atrasa.Cuando me entero de…