INVENTOR DE IDIOMAS

»Mi Poeta aquí sugerido: Santos Inzaurralde

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Juguemos a inventar nuevos idiomas
para así confundir más a la gente,
juguemos que jugando haga al oyente
autista, más idiota, Y que a las bromas
no puedan tan siquiera hincar el diente.

Juguemos a enturbiar, a confundir,
que nadie en nuestro plato nunca coma,
ni entienda lo que hayamos de decir,
y el grupo solo pueda percibir,
distintos, los matices de su aroma.

Tú inventas uno y yo otro diferente,
robando de los que hay algún paisaje
haciendo que aparente otro pelaje,
el gen modificando a la simiente
y ¡listo!, hemos creado otro lenguaje.

Ya sé, servir no servirá de nada
tan sólo para algunos presumir
de ser de aquí, de allí, de otra manada,
-tabarra de cencerros desmadrada-
de esputos que en su monte han de escupir.
©donaciano bueno
Coincides con mi opinión?? Clic para tuitear

MI POETA SUGERIDO: Santos Inzaurralde

Santos Inzaurralde

LAS UVAS DE ABUELA

A las uvas de Abuela,
las cuidaba el Abuelo,
y era grande el parral;
grande y fresco,
y el jardín fragancioso,
con Hortensias de Cielo.

A las uvas de Abuela,
las cuidaba el Abuelo;
racimo por racimo,
los cuidaba con celo.
Veintidós era el día;
Veintidós de Febrero;
él llevaba la cuenta;
ni un día más,
ni un día menos.

Nunca vi que fallara,
la memoria de Abuelo.
Cumplía años la Abuela,
y la Abuela era el centro,
y eran risas y abrazos,
y eran Hijos y Nietos,
y feliz la familia,
y sencillo el festejo,
cada vez que cantaba,
la chicharra en Febrero.

Me emociona la dicha,
de vivir aquel tiempo,
cosechando las uvas,
que me alcanza Febrero.

Hoy cumple años la Abuela,
y los cumple en silencio;
le llevé tres Hortensias,
y un racimo de besos.

A las uvas de Abuela,
las cuidaba el Abuelo;
y qué dulces las uvas,
y qué hermoso recuerdo!
Del libro Las Uvas de la Abuela

SIN NOMBRARTE

De qué tala habrás nacido
De qué coronilla el molde
De qué estrella tu apellido,
Que fue tan alto tu nombre?.

De qué toro retacón
Habrás copiado tu porte
De qué potro escarceador
Sacaste libre el galope?

En cuál rincón de la sierra;
En la fruta de qué molle
Maduraste el aguijón
Para clavárselo al Norte?

De qué teros los clarines
Que agudizaron sus toques
Para tallar el granito
Donde afirmaste tu bronce?

En cuál de los cerros altos
Trepaste los horizontes
Para aprenderte los rumbos
Que abrió la aurora del “Once”?

De qué creciente la luna
Que te creciste esa noche,
Formando de cuarta luna
Tu corvo sable de Prócer?

Qué lluvia llenó tu cauce
Para tenderte en desborde
E inundar de libertad
Los Treinta y Tres corazones?

De qué ceibo, de qué cielo;
De qué espumas tus aprontes
Para formar tricolor
La devoción de tus hombres?

De dónde la fe rotunda
Que en Florida, cual resorte,
Izó las viejas cadenas
Para romperlas de un golpe!

De dónde la voz aquella
Que resonó por los montes
Cuando todo Sarandí
Se estremeció con tu orden?

De qué tala habrás nacido
De qué coronilla el molde?
Por Minuano y Oriental
No hace falta que te invoque,
Y el que te quiera nombrar,
Que se descubra ¡¡y te nombre!!

LA MON A AZUL

Llama la campanilla de la Escuela;
que difícil adiós, el de esta tarde;
se han abierto sus puertas, como siempre,
y hoy, por primera vez, quiero quedarme.

Adiós Escuela, he de decir, y no hallo
la forma ni la voz para expresarme;
todo está igual como la tarde aquella,
cuando de moña, me vistió mi madre.

Que inmensa escuela pareciste entonces;
que severos los patios y la clase,
y niños, mis pensamientos de esas horas
volaban a mi casa y a mis padres.

Después, poco después, te ví más mía,
y han corrido los años, incesantes,
desde aquella niñez de jardinera
a este botón de adolescencia que abre.

Siento que el corazón va a mis maestros;
cuenta hasta diez, repasa las vocales,
conjuga un verbo, multiplica adioses,
y suma todo en la emoción más grande.

MINAS Y ABRIL

Soy fruto de los cerros
mi cuna fue de piedra
y mi tumba sera también sin dudas
algún rincon soleado de la sierra.
Nací, crecí como el clavel del aire
prendido entre las grietas
de esas piedras pizarras de mi pago
de aquel bravo y arisco Lavalleja….

Minuano donde tu vayas
no te canses de decir
que si Dios baja a la tierra
por el altar de la sierra
baja en minas y en abril.
Negra tierra labrantìa
naranja nubes de abril
verde luz de los sauzales
y en las cañadas añil

Por las calles oro viejo
los cerros pizarra y gris
si te gustan los colores
mira el prisma de esas flores
cuando las florece abril.

Nunca mas limpios los aires
atardecer de jazmín
ven que la luna creciente
con aguas del Penitente
llena su copa en abril

Me adormecí con cantos de chicharras
volé en las tijeretas
y le corté a la noche de mi pago,
para el recuerdo,su mejor estrella
Bajé y trepé los espinazos duros
de las quebradas nuestras
y entre las medias luces de la tarde
recorte de horizonte mi silueta.

Nunca mas limpios los aires
nunca mas claro el perfil
y ese temblor de horizontes
y amarillo de esos montes
cuando los madura abril

De ennoviarla en el otoño
no te vas a arrepentir
la hizo novia el Arequita
Minas por siempre bonita
pero más linda en abril.

PRIMERO ORIENTAL

Claro que la patria es chica
si la medimos en leguas;
pero tiene cosas grandes
el Oriental de su tierra.
Las Patrias no hay que medirlas
por el tamaño que tengan;
que aveces, cuanto más chicas,
dentro del alma más pesan.
Primero hay que ser de aquí,
y después recién de afuera;
el vino sabe mejor
si uno mismo lo cosecha.
Por qué cantarle a la Pampa
y no a las cuchillas nuestras?
por qué cantarle a los Andes
si hemos nacido en la sierra?
Por que llorar las Vidalas,
o festejar en las Cuencas,
si tenemos los Cielitos
y las Milongas Cameras
para florearle a las “chinas”
sus zarazas y sus trenzas?
Será inmortal Ayacucho,
pero es historia Las Piedras;
para las cargas de Güemes
las cargas de Lavalleja!
Querer se debe al hermano
y respetarle su tierra
conocer su tradición
y valorar su querencia
Sentir como cosa propia
todas las cosas de América
pero cantar lo de aquií
y aquí, con pasión inmensa,
vestir la Patria Oriental
para un Estilo de fiesta.
Las Patrias no hay que medirlas
por el tamaño que tengan;
que aveces, cuanto más chicas,
dentro del alma más pesan!

Atadito

Calagualero Minuano madrugador de cosechas
Tras el filon vegetal que desde siempre te espera
De tanto andar por los montes el niapinda te abrio huellas
Como sellando en tu piel los derechos a las sierras
De tan vaqueano que estas por donde nadie penetra
Sobre tu andar de secretos ni rumbos que nadie pudiera
Quienes se huyera, mano de poda y de siembra que no es
Cortar desetruyendo sino cortar y que vuelva
Calaguala Calaguala pide el matíz que tu quieras
Que halla en el abra soleada la verde luz se cosecha,
si la prefieresOscura ire a buscarla a las cuevas total para darte gusto
Se donde pintan las Sierras difícil que en el regreso no viaje
Tu verde y negra, algun pichon de calandrias o
algun mechon de carquejas
Cuatro puntos de la lona que atan un maso de sierras
en cada punta va un rumbo y en cada rumbo tus huellas
Calaguala Calaguala de luz de sombra y de piedra
total para darte gusto se donde pinta la sierra.
Por allí baja atadito minuano y Calagualero
tiene destino de planta y la escuela es de cerros
Soy Penitente y Verdún –
Arequita mirador
coronilla y carobal –
de Polanco como notrepo y voy –
como el sol- silvo y voy soñador calagualero
La calandria saludó- el saviá me ve pasarmiraré
del Pororó la Salamanca de Aiguá
tero soy-molle soy- ñapindá –canelóncalagualero.
Recitado:_No te corto de raíz, no te quiero
desangrar,por eso la corto así con el cuero
de empalmar muchos cortan porque si yo voy
sembrando al cortar, si mil fogones prendi mil plantas
deje al marchar y un lagarto fogonero que casí sabe bailar
muchos cortan porque sí- yo voy sembrando al cortar.
Verde oscuro cortaré – verde de luz de claridad
en mi andar le dejaré sombra y luz a la ciudad.
dame miel- camoatá dame miel- como no calagualero.
Calaguala corto aquí – con rumbo a la capital esa
la sierra que hay en mí nunca me dejó sin pan.
Trepo y voy- como el sol- silvo y voy soñador calagualero
Recitado: Canto de la serranía despertando nidos nuevos
donde el oficio del cantor tiene la edad de los tiempos.

CALAGUALERO

Recitado:
Calagualero y minuano,
madrugador de cosechas,
tras el filón vegetal
que desde siempre te espera.
De tanto andar por los montes
el ñapinday te abrió huella
como sellando en tu piel
los derechos a la sierra.
De tan baqueano que estás
sobre donde nadie penetra
no hay rumbo que tu no entiendas.
Tienes la mano yuyera
mano de poda y de siembra
que no es cortar destruyendo
sino cortar y que vuelva
Calaguala, calaguala
pide el matiz que tu quieras
que allá en el abra soleada
la verde luz se cosecha
Si la prefieres oscura
iré a buscarla a las cuevas
total para darte gusto
sé dónde pinta la sierra.
Difícil que en el regreso
no viaje en la verdinegra
algún pichón de calandria
o algún mechón de carqueja
por allí baja ATADITO,
minuano y calagualero
tiene un destino de planta
pero su escuela es de cerro.

Soy Penitente y Verdún
Arequita mirador
coronilla y carobal
de Polanco como no
trepo y voy
como el sol
silbo y voy
soñador
calagualero

La calandria saludó
el saviá me ve pasar
miraré del Pororó
la Salamanca de Aiguá
tero soy
molle soy
ñapindá
canelón
calagualero.

Recitado:
No la corto de raíz,
no la quiero desangrar,
por eso la corto así
con el cuero de empalmar
muchos cortan porque sí
yo voy sembrando al cortar.
Si mil fogones prendí
mil plantas dejé al marchar
y un lagarto fogonero
que casi sabe bailar

Verde oscuro cortaré
verde luz de claridad
en mi andar le dejaré
sombra y luz a la ciudad.
dame miel
camoatá
dame miel
como no
calagualero.

Calaguala corto aquí
con rumbo a la capital
que esa sierra que hay en mí
nunca me dejó sin pan.
Trepo y voy
como el sol
silbo y voy
soñador
calagualero

Recitado:
Canto de la serranía
despertando nidos nuevos
donde el oficio del canto
tiene la edad de los tiempos.

#Si te gusta Santos Inzaurralde... Clic para tuitear
También te puede interesar...
El tiempo es a la vida, suena a…

Poesía eres tú, te interesa?

X