UNA MOTA DE POLVO/

Agustín B. Sequeros (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Una mota de polvo, eso soy yo,
apenas la pavesa de una lumbre,
un alfiler clavado en una cumbre,
poco más, poco menos que un yoyó

que baila y va llevando incertidumbre
deseando dar un día algún zarpazo,
entiende que a su cuello anuda un lazo
y trata de evitar que se derrumbe.

Apenas de un suspiro algún retazo
de un sueño que al espíritu atenaza,
la sombra de un aliento de una baza
aún menos de pintura que un brochazo.

Un tipo que ama el sol y pasa un rato
expectante mirándose al ombligo
esperando al final sea su amigo
que se observa y que besa a su retrato

Y tú, ¿quién eres tú? Quizás de un flato
al vientre de un golpe una patada
un hueco taladrado en una nada,
la huella en la pisada de un zapato.
©donaciano bueno

¿Conoces a Agustín B. Sequeros? Lee/escucha algunos de sus poemas

Agustín B. Sequeros

POÉTICA

Alas, no.
Colibríes u otros pájaros
que besan corazones aterrados
o moran en labios, tampoco.

Palomas, menos aún:
ni en manos, ojos
u otras partes del cuerpo,
a punto de huir o herirse.

Luna, depende.
Luna llena, menguante,
creciente y nueva, sí.
Otras no.

Tañer de rosaledas,
no y no.

Ascenso al Pabellón de los Budas Fragantes,
ni en mayúsculas ni en minúsculas.

Música de tu rostro, probablemente no.

Tierra, sangre, tensión, semen,
sí.

Vulva henchida,
también.

Piedra, sí.

Olor a mosto
fermentando
y masa de pan caliente,
sí, sin más.

Amor a secas
o a punto de sublevarse,
huesos, médulas y dolor, sí.

Contra el viento y la marea del destino, sí

Sonidos, a discreción.

Colores, todos
(negro y rojo con prioridad)

(Agustín B. Sequeros, Manifiesto contra el Neo-Modernismo en la poesía, 2014-2015)

POEMA DE AMOR

Estoy dispuesto a estar contigo
sin sexo.
Estoy dispuesto a quererte ilimitadamente
sin sexo
Estoy dispuesto a estar a tu disposición
sin sexo.

Sin querer poseerte.
Sin querer que nadie me posea.
En permanente fiebre.

ALTERCADO

“Wil je me verlaten, poëzie?”
(Remco Campert,
De Stad, 2014)
Para Armando Corveille Guerra

¿Me vas a dejar
aquí tirado, poesía,
a esta hora impropia de la tarde?

Me das la espalda
como a un amante desechado,
sin volver la vista atrás.

Caerás de bruces
en la gola untuosa de algún bardo.

Te dejarás seducir
por el hocico baboso
de poetas pedantes.

Irás a adorar en aquelarre
a algún infame flatulento
en comandita con machorros
y aleladas beatas
de la nueva era.

Vete.

Seguiré solo,
en la búsqueda
del festín de la palabra.
(Marzo, 2015)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 292

Comparte y disfruta!

0 0 0

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
RECUERDOS Con el soplo matinal se despierta la memoria y el manantial de la historia deviene en amplio caudal. Por el traslado virtual se desangra…