Tag Archives: felicidad

MI MADRE ERA VALIENTE
Ernesto Frattarola (sugerido)

Mi madre siempre estaba sonriente
si alguno le llamaba, sonreía,
tenía mucho genio, lo sabía,
mas siempre terminaba complaciente
mostrando su alegría.

LA BUENA ELECCIÓN
Andrés Bello (sugerido)

Amargarse la vida no procede
provocando al espíritu un mal rato,
con la fe y la esperanza haciendo un trato,
evitando el rencor ver como agrede
de lleno a tu retrato.

EL AMOR QUE NO SE OLVIDA
Marcela Duque (sugerido)

Aquello que yo amé hoy ya no es mío,
se lo ha llevado el viento,
con hojas del otoño en el estío,
aquí queda decir cuánto lo siento.

EL AMOR ES BIPOLAR
Kepa Murua (sugerido)

El amor, ya se sabe, es como un sueño,
contigo se entretiene y te desvela,
y hay noches en que enciende una candela
que reza a dios o al diablo o al que es su dueño.

MADRE NO HAY MÁS QUE UNA
Manuel Benítez Carrasco (sugerido)

Tenía la paciencia de un Job santo,
con maña devanaba la madeja,
si yo la entretenía, niño deja
cerraba así mi boca a cal y canto
al tiempo que una queja

NÉCTAR DE AMOR
Ida Vitale (sugerido)

Quisiera ser de nuevo la jeringa
que el néctar del amor a ti te inyecta,
poema con que tu alma se conecta
haciendo a mi reclamo le distinga
y ver como mi virus se te infecta.

MI MADRE ERA MUY GUAPA

Mi madre era muy guapa, yo no tanto,
mi madre era hacendosa, yo algo menos.
Cuando ella alimentaba con sus senos
me daba hasta saciar, que me atraganto
con solo de pensar al ver tan llenos.

EL PAN Y EL BURGALÉS

Un burgalés de Pro, un castellano,
el mismo que del Cid lleva coraza,
en vez de pedir pan pide una hogaza,
le gusta si es candeal. Y al que es hermano
jamás lo despedaza.

JUGANDO AL ESCONDITE

Andaba yo jugando al escondite
-parece que fue ayer cuando era un niño-
y vino la verdad a hacerme un guiño
lanzándome a la cara cruel su envite
diciéndome, cariño,

CON LA MOCHILA AL HOMBRO

Con la mochila al hombro voy caminando
poco, poquito a poco, muy despacito
por la vereda angosta, no sé hasta cuando
vivo mirando al cielo que es infinito.

MI MADRE, YO Y DIOS

Mi madre era creyente. Yo no creo.
En casa los domingos se iba a Misa.
Decía su asistencia era precisa.
De Dios siempre llevaba un camafeo.

A UNA INTERROGANTE

Escribo para ti. Mi interrogante.
No sé si eres real, quizás no existas.
Mas sueño en ver te vistas y desvistas
y me hagas disfrutar como un amante,
me gusta te resistas.

POSIBLEMENTE TÚ

Posiblemente tú no me quisiste.
posible yo no fuera para tanto,
posiblemente fue que el desencanto
al corazón le fue creando un quiste
y sigue siendo reo de su llanto.

ME GUSTAN LAS CIUDADES

Me gustan las ciudades vestidas y aseadas
ausentes de pasquines, paredes sin panfletos,
que amables te reciben y muestran sus respetos,
exentas de excrementos y esquinas sin meadas
mostrando al visitante que no habitan paletos.

A UNA DESPEDIDA

Pequeños renacuajos, me despido
me llevo vuestra cara y sus retratos,
los ratos de alegría que he vivido,
relatos de emociones que he sentido
y algunos garabatos.

Traviesos gusarapos divertidos
testigos de la infancia, ese milagro,

ES MEJOR REÍR QUE LLORAR

Si el hombre al fin cayera ya en la cuenta
que el lloro no remedia sus problemas
le haría un buen vacío a tantas flemas
buscando algún postor para su venta.

Si los hombres no fueran tan cegatos
e hicieran trabajar

SANDRA

Cada día al subir por la escalera
se me cruza bajando una muchacha,
yo la observo al pasar por si se agacha
¡qué preciosa que está la puñetera!
El perfume que deja presintiera
se comiera los hombres a bocados
con

HUBO UN TIEMPO…

Hubo un tiempo que el tiempo no retubo,
que pasó sin chistar, sin hacer ruido,
mi tiempo preferido. Fue un decuido,
mas recuerdos me trae por un tubo.

Hubo un tiempo, lo sé, no lo he soñado,
en que yo no

SONETO AL AGUA

El agua fluye rauda y sonriente
por las vegas de España en que los ríos
avanzan presumiendo de amoríos.
Guardando va la ropa la corriente.
El río no es de nadie, que es de todos,
ejemplo de prodigio solidario,
ni