Tag Archives: infancia

ESTAS SON LAS MAÑANITAS

David Huerta (poeta sugerido)

Me levanto. Me pongo el desayuno.
Escucho las noticias mientras tanto.
Acabo de empezar ¡qué inoportuno!
el niño se despierta con su llanto.

EL MIEDO, ESE ARMA LETAL

Hesnor Rivera (poeta sugerido)

En sueños yo he subido hasta el desván,
lugar donde guardaba en la memoria
pedazos que hice añicos de mi historia
con miedo a los demás, al qué dirán.

REFLEXIONES SOBRE MI INFANCIA

César Sánchez Beras (poeta sugerido)

Era el año cuarenta. Yo nacía,
así sin conocer ni donde estaba.
Tampoco yo sabía el que mandaba
era Franco por ser el que vencía,
la guerra se acababa.

LA AÑORANZA NO HACE DAÑO

Jesús Ge (poeta sugerido)

Yo sé que no estoy loco así disfrute
volviendo con frecuencia hacia mi infancia,
creyendo aun soy niño en esa estancia,
y nadie a esa experiencia la dispute,
los ecos de su olor y su fragancia.

¿QUIÉN HIZO…?

Julio Llamazares (poeta sugerido)

¿Quién hizo la carambola,
sabes tú quién la inventó,
quién la hundió y la levantó
y se apiadó al verla sola
y pensando era una trola
de vergüenza se murió?

DECLARACIÓN DE AMOR

Bárbara Butragueño (poeta sugerido)

Soy un poeta que escribe
poemas para sus nietos
pidiendo que se estén quietos,
que a su ritmo no les sigue,
y que a veces no consigue
que le guarden sus respetos.

UÑA Y CARNE

Guillermo Valencia (poeta sugerido)

Bebimos del mismo agua transparente,
cruzaron nuestros pies los mismos charcos,
salimos a la mar, los mismos barcos,
sellamos nuestras vidas con un puente.

UN NIÑO LO HACE CUALQUIERA

Juan Carlos Mestre (poeta sugerido)

Un niño lo hace cualquiera,
¡un niño qué maravilla!
es la cosa más sencilla
pues se engendra en la pernera.
Si germina en primavera
es posible al fin de otoño
que aparezca ese retoño

DEL COMER Y OTRAS HIERBAS

Ana Merino (poeta sugerido)

Como la mayor parte, de pequeño
yo era un niño glotón y muy egoísta.
Mi madre,
la misma que insistía en que a mi me comía a besos,
frecuente,
con rabia me reprendía:
¡hijo, ya está bien!
¿otra vez comiéndote

SE FUE SIN HACER RUÍDO

José Luis Hidalgo (poeta sugerido)

No fui como mi padre, más quisiera,
tampoco me acerqué hasta mis hermanos,
que a nadie yo alcancé. Y ahora las manos
no tienen quien les mime, que les quiera
ya excepto los gusanos.

UN LERDO INCIPIENTE

Ibán de León Santiago (poeta sugerido)

Recuerdo, yo fui un día muy inocente,
-comprendo ya han pasado muchos años-,
pensaba que el amor era indecente,
la leche se sacaba de una fuente,
las riñas se acababan con los años,
y dios omnipotente.

ACEITE DE RICINO

Fernando del Paso (poeta sugerido)

Aceite de ricino a mi me daban,
diciendo tómalo y que me querían,
lo amargo del mejunje conocían
mas ellos sin piedad me lo endiñaban
al tiempo que a escondidas se reían.

DE ESOS TIEMPOS TAN BONITOS

Hubo un tiempo en que todo era bonito
desde el cielo cantaban ruiseñores,
y hasta el arte de amar era bendito,
guardar fidelidad un requisito,
que obras eran amores.

RECUERDOS…QUE NO INTERESAN

Recuerdo yo era un niño que soñaba
ansioso terminase ya la escuela
volviendo hacia la casa de mi abuela
y aquel pan con azúcar que me daba.

HISTORIAS CORRIENTES

Mi infancia son recuerdos de Castilla
de un trazo en la meseta recoleto,
el vino en las bodegas, la gavilla,
hogueras con la carne en la parrilla
y un niño que aprendía a ser inquieto.

LOS PECADILLOS

Cuando yo era pequeño, los pecadillos,
por mi mente rondaban siempre al acecho.
Me enfrentaba a mi dando golpes de pecho,
-que a mi lado jugaban otros chiquillos-,
mientras yo preguntaba ¿qué es lo que has hecho?.

Pues pecadillos eran, nunca

EL COSCORRO

Es bien cierto que fui un niño mimado,
lo mismo que un colgajo en una viña,
el suéter que se evita que destiña,
el oro en el joyero más preciado,
el jugo que destila de una

A UNA DESPEDIDA

Pequeños renacuajos, me despido
me llevo vuestra cara y sus retratos,
los ratos de alegría que he vivido,
relatos de emociones que he sentido
y algunos garabatos.

Traviesos gusarapos divertidos
testigos de la infancia, ese milagro,

SI ACASO FUERA UN NIÑO

Si acaso un niño fuera
-recuerdo hasta hace poco yo era un niño-
pondría en mi bandera
al ser barbilampiño
que observa a su futuro haciendo un guiño.

Sería la inocencia
de un crío al que le faltan dos hervores,
le