Tag Archives: meditación

LA REALIDAD

Poeta sugerido: María Josefa Mujia

Yo hoy en la calle estoy viendo lo que aquí pasa
de mi testa su calva pegando a la pared,
estoy tendido al sol, el mismo que me abrasa
mis lágrimas resbalan, van deplorando sed.

EL ILUSTRADO

Poeta sugerido: Vanesa Pérez-Sauquillo

Andante solitario ansioso de experiencia,
repleto de vivencias, sucesos que contar,
tantas cosas sabías, era tanta tu ciencia
que no tuviste tiempo para en ella pensar.

FILOSOFANDO

Poeta sugerido: Lourdes Vázquez

Nacer, crecer y morir,
vivir sin ningún motivo
¿por qué existe algún ser vivo
que no me deja vivir
infrigiéndome un castigo?

EL AGUA NO VUELVE AL RÍO

Poeta sugerido: José Eugenio Sánchez

Que un día sé seremos ya pasado
pues agua de la mar no vuelve al río,
tumbarse a ver que pasa no es lo mío
no es algo a lo que esté ya acostumbrado.

Y DIOS CREÓ EL MUNDO

Poeta sugerido: Amaranta Caballero Prado

¿Y qué es lo que ha pasado?
¿por qué si es infinito,
no se esmeró un poquito el querido dios bendito
para no hacer del mundo al actual desaguisado?

SOLEDAD

Poeta sugerido: Juan Cameron

Estás sola y el tren ya no te espera
sumida en la tristeza y la nostalgia.
Del agua que inundó tu primavera
sólo arbustos ya quedan a tu vera,
tan huérfanos de flora y sin fragancia,

YO ME AFLIJO

Poeta sugerido: Humberto Ramos Águila

Yo me aflijo hoy pensando que la muerte
a mi me ha de llegar sin mas remedio,
que el cuerpo ahora vivo, se irá inerte,
llevado en ataúd al cementerio.

NADIE YA HA DE CREER EN MI

Poeta sugerido: Manuel María Sánchez

Escribo de la esquina de este verso
que ha sido por los hados maldecido,
que fue muerto antes ya de ser herido
para soñar que sigue vivo y terso.

ES AHORA QUE NADA HE DE ESPERAR

Poeta sugerido: Eduardo Molina Ventura

Es ahora que nada he de esperar,
justo ahora que acaba mi camino,
que no encuentro ni espacio ni lugar,
ya no existe maceta que regar,
que la bota vacía anda de vino....

RESULTA QUE ÉL NACIÓ EN UN CEMENTERIO

Poeta sugerido: Tamara Tenenbaum

Resulta que él nació en un cementerio
un día en que ella andaba de visita,
decir que allí nació no es nada serio,
ni evita que se suelte un improperio...

CREER O NO CREER III

Poeta sugerido: Víctor Manuel Pinto

Creer o no creer, pues bien, no creo.
¿A qué viene creer lo que no he visto?
así que alguien deduzca le hago un feo,
no soy Santo Tomás y me resisto.

DE PAJA ES EL ADOBE

Poeta sugerido: Esteban Moore

De paja es el adobe y las mentiras,
de espinas el rosal y el sentimiento,
un disparo furtivo es un lamento
y el pensar es papel al que tú estiras.

VIAJANTE DE SUSURROS Y PLEGARIAS

Poeta sugerido: Enrique García Bolaños

Viajante de susurros, tienes alma
de padre espiritual
de un mundo en que prevalece el carnaval
y que de la quietud huye y la calma.

CEGUERA

Poeta sugerido: Ela Cuavas

La soledad me come, ronronea
un halo de silencio incandescente,
la bruma en mi lugar se hizo presente
e impide en la distancia que yo vea.

SENTIMIENTO HUMANO

Poeta sugerido: Víctor Gaviria

Que hoy yo, aquí, reivindicar quisiera
el sentimiento noble, más humano,
el que con la razón se da la mano
sin disquisiciones hacer siquiera.

EL SEÑOR QUE HIZO LA VIDA

Poeta sugerido: Gil Colunje

Hoy he visto al señor que hizo la vida
escondido debajo de un sombrero,
que lo he visto al cruzarse en mi sendero
me ha indicado no sigas, no hay salida,
y ha logrado aumentar mi desespero.

QUE YO QUIERO SER YO

Poeta sugerido: Fernando J. Huc Barría

No quiero y no comprendo que la gente
haciendo dejación de su albedrío
sumisas cual las aguas van al río,
se preste a que les lleve la corriente.

EL TIEMPO ES MI VICIO

Poeta sugerido: Vital Aza

El tiempo que me espera yo lo estiro
como estira su cuerpo la serpiente,
el aire que se airea inconsistente
o cambia de lugar cuando respiro.

UNA TORRE SIN CIMIENTOS

Poeta sugerido: Gonzalo Márquez Cristo

Yo cuento aquí mis cuitas como el chopo
suspira cuando mira al campanario,
las voces que recitan el rosario,
la nieve que regando va su copo,
el olmo centenario.

LA SOBERBIA

Poeta sugerido: Antonio Moreno Guerrero

La gente le fue fiel, mas poco a poco
unos y otros fueron abandonando,
creyó se el nuevo dios del Orinoco
de forma que llegó a volverse loco
mas muchos le seguían adorando.

Scroll Up