Tag Archives: muerte

QUEMO, TRISTE, LOS DÍAS…
Elena Garro (poeta sugerido)

Quemo, triste, los restos de mi vida
igual que la pabila en la candela,
consciente que ya nada me consuela,
sin ganas de encontrar una salida
que hiera y que no duela.

DOS MISTERIOS
Alberto Cardín (poeta sugerido)

No sé si de la vida o de la muerte
tuviera yo que hacer un monumento,
debiera de pararme algún momento
a hacer la intromisión sobre la suerte
o mando aquí a las dos a tomar viento.

UN NUEVO DISEÑO (mejorado a ser posible)
José-Miguel Ullán (poeta sugerido)

Volver a nacer. Si eso él pudiera,
su aporte a su proyecto se aplicara,
si Dios en el diseño le dejara
hacerlo como él mismo lo quisiera.

MI PADRE Y YO
Armando Álvarez Bravo (poeta sugerido)

Mi padre era muy bueno, yo soy bueno,
los dos llevamos Bueno de apellido.
Mi padre se murió, ¡nunca he sabido!
quizás la culpa fue de aquel galeno.

CUANDO TODO ESTÉ MUY NEGRO
Mario Amengual (poeta sugerido)

Cuando el mar ya esté sin agua,
cuando el viento ya haya huido,
cuando sientas la piragua
como el hierro que en la fragua
por el medio se ha partido.

AL FINAL DEL TÚNEL
Maria Emilia Cornejo (poeta sugerido)

Que la vida se acaba, ya se acaba la vida,
no hay sutura en la herida, ya no sirve llorar.
Concluyó el caminar la mirada perdida
con el miedo en la huída y el final a esperar.

TODO PASA Y NADA QUEDA
Cintio Vitier (poeta sugerido)

Ayer murió el candil y hoy la luz brilla
por medio de una lámpara de led,
mas mira a la almirez
que aun sigue repicando ¡maravilla!
machando alguna nuez.

EL MUNDO QUE NOS VENDIERON
Miguel Labordeta (poeta sugerido)

Te aislas, lo que ves no es lo que ves,
que el mundo tal cual es no te interesa,
tampoco si se pone del revés,
se pone de costado, da un traspiés
o viene a saludarte allí y te besa.

MATAR, MATAR, MATAR…Y CELEBRAR
Chantal Maillard (poeta sugerido)

Matar para comer, comer matando,
matar, siempre matar, matar la vida,
seguir sin importar cómo ni cuando
aquello que interesa vas cortando
y al tiempo disfrutar de su comida.

LAMENTO POR LAS PALABRAS
Andrés Trapiello (poeta sugerido)

Las palabras son voz en el desierto
de un planeta en que todos están mudos,
en que dicen algunos que se han muerto
o que tienen cerebros muy tozudos.

UNA TROLA
Alejandro Medina Colón (poeta sugerido)

La suerte está presente en mis escritos
y siempre agazapada ante la muerte,
la misma, que me impone requisitos,
a cuestas con sus memes y sus ritos,
la muerte siempre trae mala suerte.

SI ENTIENDES LA VIDA ES UN FRACASO
Pamela Rahn (poeta sugerido)

Si entiendes que la vida es un fracaso,
si empiezas a dudar a qué has venido,
que nadie piensa en ti ni te hace caso
y el mundo es una mierda, está podrido.

AL CUBO LA BASURA
Rossalinna Benjamin (poeta sugerido)

El día en que me muera habréis de echarme
al cubo la basura,
allí donde la noche siempre oscura
hará que nadie pueda ya encontrarme
y aun menos ningún cura.

LA BUENA ELECCIÓN
Andrés Bello (poeta sugerido)

Amargarse la vida no procede
provocando al espíritu un mal rato,
con la fe y la esperanza haciendo un trato,
evitando el rencor ver como agrede
de lleno a tu retrato.

MI NOMBRE ES LUCIFER
Alina Galliano (poeta sugerido)

Permítanme que aquí yo hoy me presente,
mi nombre es Lucifer,
les juro, pues me deben de creer,
que así que esto les suene a prepotente,
el mal es mi deber.

EL PASEANTE
Antonio Gamoneda (poeta sugerido)

Robándole a la vida el pasaporte
trancando va el futuro a cada paso,
no hay nada que le ocupe o que le importe,
sabiendo, con temor, llegó su ocaso.

AMIGO MÍO, CUANDO ME VAYA
Pilar Quirosa-Cheyrouze (poeta sugerido)

Ay, amigo del alma, cuando me vaya
me llevaré conmigo los sentimientos,
aquellos que fingimos, resentimientos,
y los que nos pasamos más de la raya.

PELILLOS A LA MAR
Concha García (poeta sugerido)

Escucho con frecuencia que ha muerto fulanito,
y espero si apostillan a ver qué edad tenía,
después se me aparece la pena o la alegría
según, como y el cuando del cielo el requisito
a mi me tocaría.

CAMPO SANTO
Carlos Pellicer (poeta sugerido)

De corral tiene forma el cementerio,
para muchos su pista aterrizaje,
un recinto marcado en el paisaje
en que el hombre se muestra siempre serio.