Tag Archives: poesia

ESCRIBIR COMO UN LOCO

Ludwig Zeller (poeta sugerido)

Escribo sobre un verso inapetente
que siempre me pregunta a qué has venido,
se suele comportar cual ciervo herido
hurgando en los misterios de mi mente,
mas nunca me he rendido.

LA ESPUMA DE TU ORILLA.

JsoeBatanzos (poeta sugerido)

“De tus ojos de estatua y el acento”
de tu aroma sutil a musgo y gloria,
me estoy enamorando y, como noria,
me mueve la frescura de tu viento..

HUMILDEMENTE PIDO

Leopoldo María Panero (poeta sugerido)

Yo quiero, cuando muera, que mis nietos
decidan si algo vale lo que escribo,
conviene preservar, si es de recibo,
o en cambio no merecen sus respetos.

LOS POETAS

Toni Quero (poeta sugerido)

Esos bichos mentirosos
que escarbando van quejosos
en su mente,
los que inventan cien mil tretas
e impresionan con sus letras
a la gente.

ELLA ESCRIBÍA VERSOS

Ernestina de Champourcín Morán de Loredo (poeta sugerido)

Ella escribía versos en la arena
trazando un garabato con los pies,
la dicha iba juntando con la pena
sabiendo de que ajeno a su condena
la brisa iba a tornarse descortés.

CRISIS DE IDENTIDAD

Irene X (poeta sugerido)

A veces beberás donde no haya agua
si hay muchos como tú que la bendices,
que allí es donde se cazan las perdices
hurgando por debajo de la enagua
de insignes meretrices.

REO DE MÍ MISMO

Jaime Siles (poeta sugerido)

Yo escribo donde escriben los poetas,
mejor los aspirantes,
aquellos, como yo, que haciendo tretas
esperan los aplausos, sus recetas,
sus loas fulgurantes.

UN VATE DE MEDIO PELO

Se ha cruzado en su camino
un vate de medio pelo
de los que están siempre en celo
sin conocer su destino
y no encuentra ya el consuelo.

EN DEFENSA DE LOS CLÁSICOS

¿Por qué ya solo escriben versos libres
jugando al buen tun tún con las palabras,
tomando a las ideas más macabras
ya nadie intenta y mide sus calibres?

A UNA INTERROGANTE

Escribo para ti. Mi interrogante.
No sé si eres real, quizás no existas.
Mas sueño en ver te vistas y desvistas
y me hagas disfrutar como un amante,
me gusta te resistas.

ADIÓS, AMOR, PERDÓN, LO SIENTO.

Escribo donde escriben los poetas
en tanto a tal palabra me resisto,
escribo mientras vivo, que me visto,
tornando la memoria a las pesetas,
los tiempos del pasado con sus tretas
queriendo demostrarme que aún existo.

LOS POETAS MODERNOS

Poetas, los modernos, los que molan,
mezclando van las churras y merinas,
las uvas, blancas, negras, las albinas,
y a todas las palabras las violan
cual fueran bolas chinas.

Yolanda Arias Forteza – Atadura

La mente vaga sola. Ya la vida
desvela en un amor no consumado
su luz, fulgor de brillo equivocado,
a paso lento, cura vieja herida

Lo busca el alma en pena confundida
dolor pequeño o bien, exagerado
palpita solo a ritmo

UN SEGUIDOR

Me apuesto a imaginar, soy un labriego
que un buen día se puso aquí a sembrar,
esto creo que es mucho imaginar,
pues yo escribo montándome en mi ego
y aunque crea que sigo siendo un

UN SONETO (para John)

Quise hacer un soneto para un Lance.
Si hubiera este momento terminado
pasaría a ser parte del pasado
pudiendo yo aprobar en ese trance.

Pues que estoy del presente en un avance*,
así que en el intento ande ocupado
no habrá

BUKOWSKI

¿Es famoso Bukowski? Es muy famoso.
Así sea afamado, no me gusta,
no crean por soez que a mi me asusta
pues no le encuentro gracia haciendo el oso
ni a mi madre azuzando con su fusta.

Mas sé que mucha gente

POEMA BREVE AL AMOR FUGAZ

Llegaste, amor fugaz, como el que pasa,
cual hielo que derrite en el estío,
fardando de una vida que es escasa
y esfuma al alborada y queda el frío.
Pasaste soplo aquel, con su coraza,
que apenas se anunci,

¿EXISTEN LOS MILAGROS?

He oído decir a alguien que sabe,
que dice, que conoce o que él ha oído,
ignora o no recuerda, o que ha leído
y cree que de dios tiene la llave
a fuer de ser

CONSEJOS VENDO Y PARA MI NO TENGO

Como médico que soy, aunque no soy,
vengo aquí a diseccionar la poesía,
poetas que del fuego salvaría
o siempre voy tras ellos cuando voy,
permitan no citar quien quemaría.
Para escribir de amor, José Angel Buesa,

CUANDO NACEN LAS HORAS

Cuando nacen las horas, al comenzar el alba,
cuando empieza el silencio despacito a rezar
la luz se hace notar y el sol asoma su alma,
me asocio con la calma y empiezo a caminar.