Tag Archives: tristeza

QUINIENTAS PALABRAS

Si quinientas palabras no son plagio
¿cuántos versos se pueden fusilar?
La tal Lastra debiera meditar
qué me espera si escribo y tal naufragio
no puedo yo evitar.

EL SEÑOR PRESIDENTE

¿Quién manda siempre aquí? El Presidente.
¿Qué méritos aporta? El que más trepa.
El mismo que se pasa por la chepa
aquello que lamenta y que no siente
y allí donde le quepa.

EL POZO, EL POSO Y EL GOZO

Un pozo es un espacio reducido,
un poso es lo que deja la amargura
sabiendo que el sufrir no tiene cura
consciente que te encuentras muy perdido.

SE FUE A LA PATA COJA

Se fue como el que sufre de un infarto
no supo soportar los desamores
que acuden de la mano de traidores
diciéndole a la vida ya está harto
de flores sin olores.

HAY VECES QUE LA VIDA…

Hay veces que la vida te da palos
y piensas que de allí ya no hay salida,
y vuelves a empeñarte en la partida
sufriendo diferentes varapalos
sintiendo que tu vida ya no es vida.

NADIE, NUNCA, JAMÁS

Traspasar ese umbral es un misterio,
nadie, nunca, jamás lo ha traspasado,
nadie, nunca, jamás desde otro lado
ha venido de vuelta al cementerio
que se haya equivocado.

CADA DÍA, UNA PENA

He pasado en la calle donde estaba
tirado un perro muerto,
la gente se paraba y le miraba
que al pobre miró un tuerto, comentaba,
haciendo un aspaviento.

FIESTA EN LA PLAZA

Fijando la mirada en el albero,
avanza lentamente cabizbajo,
parece una campana sin badajo
enfrente a un enemigo pendenciero.

EL HOMBRE DEL SACO

Así que lo repitan no lo creo
quién fue que lo inventara nadie sabe,
mas fuera donde quiera esté la clave
aquí desde este púlpito le afeo
que aquello fue muy grave.

DESNUDO Y SIN TRABAJO

Estoy aquí desnudo y sin trabajo
sin un trozo de pan y a la deriva,
subiendo esta pendiente cuesta arriba
a expensas de encontrar algún atajo
tragándome saliva.

LOS SABAÑONES DE MI INFANCIA

Aquellos sabañones de mi infancia
que tanto a mi me hicieron padecer
de nuevo hoy volvieron a crecer,
se encuentran repartidos por mi estancia
haciéndose querer.

AQUELLA HUCHA DE BARRO

Yo era joven, tan joven que soñaba
con la luna igual que los poetas,
la moneda que madre a mi me daba
en la hucha de sueños la guardaba
a la espera que hubiera mil pesetas.

EL PUEBLO, LIBERTAD, LA DEMOCRACIA

El pueblo, libertad, la democracia,
palabras son que todos manosean,
de tanto que en las bocas se pelean
presiento que han caído ya en desgracia,
les ruego que me crean.

Las tiran, las deshacen, las destripan,
y luego, si conviene, las

UNA MAÑANA DE NOVIEMBRE

Era una mañana de noviembre silenciosa y fría,
al sol del oriente abrí mi ventana,
el viento traía
perfume de rosa temprana,
-salvia, espliego, mejorana-
en besos de melancolía.

Bullicio, canciones y risas,
Doblar de campanas que llaman a misa.
¡Que

¡MÚSICA, MAESTRO!

Debajo de tu mirada
hay sueños y hay poesía,
hay ritmo y hay melodía,
y pasión desenfrenada.
Y una flor hay que, pintada,
desprende tan fino olor
que va tornando el color,
e invita a decir te quiero
¡suena ya,

VIVIR NO TRAE A CUENTA

Vivir no trae a cuenta, que la vida
retorna recelosa hacia el pasado.
A veces perezosa o distendida
sangrando va tumores por la herida
o mira hacia otro lado.

No tiene ni razón ni fundamento
ni admite seas tú quien la

EL MAR Y ESPAÑA

El mar, siempre ese mar, ¿el mar te engaña?,
dechado es de belleza y de emociones,
en ese inmenso mar, en su maraña
la vida se sumerge a trompicones,
dotado de maldad y de traiciones
el mar, ese es el

CAMINO AL CEMENTERIO

Yo vivo en una calle
sin luces ni farolas,
metida está en un valle,
sufriendo siempre a solas.

Se oculta con un manto
que invade la neblina
cerrando a cal y canto
detrás por la colina.

Mi calle tiene un halo
de

EL ABISMO

Debajo la pendiente está el vacío,
debajo del vacío ya no hay nada,
que allí no hace calor y no hace frío,
ni existe la verdad ni el desvarío,
ni da vergüenza estar, ni escalofrío,
ni hay suelo al que