ALEPO, UNA FLOR

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Alepo. Cuando termine la guerra,
cuando acabe esta guerra, ¡qué osadía!,
se acabará ya al fin tu vida perra,
te cogeré en mis brazos y te haré mía
si es que brazos me quedan todavía
pues no hubieran quedado bajo tierra.

Y si brazos no hubiera, ¡madre mía!
-atrapado en los males del horror-,
para soñar a Dios me aferraría
apretado a tu cuello alrededor
siguiendo así creyendo en el amor
que hoy me impulsa a tener melancolía.

Y si aun solo quedara el resplandor
pues me hubieran segado la cabeza,
(deseo me confieras este honor),
-perdona si me invade la tristeza-,
de que mi alma descubra la grandeza
de la inmensa belleza de tu flor.
©donaciano bueno

La guerra de Alepo (Siria) es, una vez más, la demostración de la estulticia y el fracaso de los seres humanos siempre sujetos a sus filias, sus fobias, sus egos y sus intereses. En medio, tristes, sólos se van quedando los muertos…

Sentado sobre los muertos
Sentado sobre los muertos
que se han callado en dos meses,
beso zapatos vacíos
y empuño rabiosamente
la mano del corazón
y el alma que lo mantiene.
Que mi voz suba a los montes
y baje a la tierra y truene,
eso pide mi garganta
desde ahora y desde siempre.
Miguel Hernández

Impactos: 1

Te sugiero seguir leyendo...
Sinceramente ignoro por qué escribo,qué virus contagióme esa manía,si yo hasta hace unos años no escribíay hoy sólo es placer lo que percibo.Cada día que pasa encuentro un tema,cada tema que toco a cual más seriode la gloria…