DE CUANDO MATAR ERA LA NORMA

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Mataban los vivos, lloraban los muertos.
los altos, los bajos, grandes o pequeños,
los que allí pasaban con ojos risueños,
que nada importaban si ciegos o tuertos,
que a todos mataban
y se desangraban
y ahora ya están yertos.

Mataban los vivos, penaban los muertos.
y los secuestraban metiendo en un zulo,
con rabia, con saña, sin gran disimulo,
y allí les dejaban los ojos abiertos,
que a todos mataban
y se desangraban
y ahora yacen yertos.

Mataban los vivos, violaban los muertos.
pobres e inocentes cual vil sanguijuelas,
clavando con saña y maldad sus espuelas
dejando tirados, de lloros desiertos,
que a todos mataban
y se desangraban
y ahora yacen yertos.

Mataban los vivos, sangraban ya muertos.
sin cura y responso que echarse a la boca
entre los aplausos de una gente loca,
cual meros rastrojos quemaban los huertos,
que a todos mataban
y se desangraban
con sus excrementos.
©donaciano bueno

En recuerdo de cuando la Organización terrorista ETA, formada por cobardes gudaris, aplaudidos por el pueblo, todos los días mataba a inocentes, mujeres, mayores y niños, en base a no sé qué tipo de reivindicaciones nacionalistas de algunos vascos, y cómo los representantes de Jesús, sacerdotes, de esta llamada Iglesia Universal, Católica, Apostólica y Romana les negaba la posibilidad de tener un funeral cristiano. Ver para creer. 

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of