EL MAR NO TIENE ESPEJOS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Leer otros poemas TRISTES

 

Sentado frente al mar mira el paisaje
que apena si percibe ya a lo lejos,
no puede precisar, no hay catalejos
que alcancen a otear tan largo viaje
y el mar no tiene espejos.

Las olas que le miran se agigantan
queriendo hacerle ver que ellas le ignoran,
las olas ya se sabe no se atoran,
pues ellas del orgullo se amamantan
y nunca se evaporan.

Y el barco que un buen día navegaba
apenas se percibe o se divisa,
la popa apenas muestra ya imprecisa
y esconde lo que antaño aquí se daba
detrás de la cornisa.

Apenas si el remanso de la arena
quisiera allí atenuar su desconsuelo.
Mostrando su tristeza mira al suelo
testigo inapelable de su pena,
y aquí se acaba el duelo.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.