ENCUENTRO IMAGINADO

Rafael Cadenas (sugerido)
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Ayer vi a mi abuelo. Ya está muerto.
Lo sé pues percibí que me miraba.
No pude preguntarle cómo estaba
mas supe que era él, que eso era cierto,
y vi como de pronto se alejaba.

Seguro estoy. No supe retenerle.
Recuerdo pues tenía el pelo blanco.
Venía por tabaco del estanco.
Y supe que era él nada más verle
que en esto de fumar él no era manco.

Le pude comparar con su retrato
su buena compostura y su bigote,
recuerdo Calatrava era su mote,
afable, cariñoso y de buen trato
y en eso de aventuras un Quijote.

Lamento que él a mí no conociera,
curioso, me interesa qué habría dicho.
Quizás refunfuñara que era un bicho.
Mi abuelo se marchó sin que él quisiera,
no lo hizo por desgana o por capricho.
©donaciano bueno

Los abuelos que no nos conocieron Clic para tuitear

Rafael Cadenas

(Premio Reina Sofía de Poesía 2018)

Al despertar

¿Qué sé yo de razones?
Mi pensamiento es esta mañana que se eleva
sobre la ondulación del cerro,
la niebla que envuelve
algunos pájaros,
la bulla
del mercado, los gavilanes que todavía
se acercan a esta orilla de la ciudad,
la taza de café
antes de salir a la calle
cuando todavía no estoy conmigo.
(De Memorial, 1977)

Matrimonio

Todo, habitual
sin magia,
sin los aderezos que usa la retórica,
sin esos atavíos con que se suele recargar el misterio.

Líneas puras, sin más, de cuadro clásico.
Un transcurrir lleno de antigüedad,
de médula cotidiana,
de cumplimiento.
Como de gente que abre a la hora de siempre.
(De Gestiones, 1992)

No te pierdas todas las Noticias de hoy sobre Literatura