HACE TIEMPO QUE ESTOY TRISTE

»Mi Poeta sugerido: Claudette Betancourt Cruz

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas TRISTES

 

Hace tiempo que dicen que estoy triste,
lo lamento, no sé disimular,
es tan poco lo que hay que celebrar
que la vida a seguir se me resiste
y me afloran las ganas de llorar.

Miro al mundo y en él no me acomodo,
no sé ya navegar, no tengo mañas,
y los seres humanos son pirañas,
contaminan el mar soltando el lodo
igual que en mi cerebro las migrañas.

Me encuentro como el pájaro en el nido
sin alas, incapaz ya de volar,
remero que sus remos ha perdido
le pilla en alta mar desprevenido
dispuesto si dios quiere a naufragar.

Al fin ya de este túnel que es la vida
tan negro que no acierto a divisar
la luz donde se encuentra la salida,
y a espera que me den la bienvenida
a un sitio en que se pueda disfrutar.
©donaciano bueno

Sin #tristeza no existiría la #felicidad? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Claudette Betancourt

Claudette Betancourt

La plácida timidez de los corderos

Es total apariencia
No es plácida
Y no es timidez
Adentro del pecho del cordero
Hay un retumbar de tambores infinitos
Una angustia caldeada a la intemperie
Y varios filos
Que desenvaina con su lengua
Varios filos que cortarían la piedra
Lamentablemente todo esto
Aún
No lo invalida como cordero.

Transporte público

Todo mezclado Guillén,
Todo mezclado,
yo, filóloga,
aquel médico,
aquel borracho,
el pajizo de más allá,
el marginal de la esquina,
todos, nos damos las manos en corro,
compartimos sudores, algazaras, fluidos,
olores,
que delicia Guillén, todo mezclado,
blancos y negros,
tengo lo que tenía que tener
estudio, trabajo, fusil,
aquel joven con acné me saca la lengua,
el negro de más allá tiene sables en los ojos
el otro negro me desabrocha la ropa
con los ojos
y me pasa la lengua con los ojos,
y me viola
con los ojos
y me preña
con los ojos
me retuercen, me exprimen, me asfixian,
nos asfixiamos,
nos morimos,
resucitamos,
nos cansamos,
nos cansamos,
me recontrarozan las nalgas,
manos mías en senos,
nalgas,
pingas
brazos, pelos,
de todas las partes del cuerpo,
manos de todos en mi
órgano sexual, qué fino,
en mi
cara
codos
en mi
cabeza
ojo,
peste a grajo,
báñate en el malecón,
le dicen,
pero seguimos mezclados
en este microcosmos
de diaria obligatoriedad.
Llega la parada, la mía
permiso, que me bajo, gritos, empellones,
me halan, halo, muerdo,
me desgarran, me despeinan, salgo
ahora, a trabajar, llena de fuerzas.
Comienza el día.

TENGO CARNET DE IDENTIDAD, luego existo

Pero si yo me veo, aunque no lo tuviera,
aquí están mis manos,
mis ojos
el viento me golpea la cara,
me despeina
yo me toco, y sí, estoy.
Tengo libreta de abastecimiento, luego como,
¿Es cierto?
Y luego, si no tengo,
¿Será que mi boca desaparece sin dejar rastro?,
¿Se esfuma, muerde la invisibilidad?
Será que sin ese documento, de mi cara desaparece la boca,
será.
Tengo historia clínica en el hospital, luego me curas, me inyectas,
me masajeas,
y si no, será que mis tumores desaparecen,
se ocultan, mueren, y soy ya una persona sana,
pero no,
si yo me toco y me duele.
Tengo pasaporte, luego viajo,
Y si no,
y aquel pedazo de tierra que creó Dios también para mí,
claro, ese pedazo de tierra, igual que yo,
tiene nombre, luego existe,
pertenece a alguien, luego existe,
aunque él mismo se toque, antes de que nadie le reconozca
y se note vivo,
y le corran los ríos por el cuerpo,
y los sembrados le germinen,
y la lluvia,
despreocupada,
organice el cieno
sobre ese pedazo de tierra,
que en el mapa tiene,
algún nombre,
algún dueño.

Categorías científicas

Me tienen hasta el orto
con las categorías científicas
y esas mierdas
por 80 pesos
mejor me voy
para Quinta Avenida
ahí donde se paran las putas de lujo
a hacer señas
y les digo
soy filóloga
y me dicen
a mí qué pinga me importa
y les digo lupus, stultos
que con pecunia no se compra todo
pero ellos no son mis amicus
e igual me bajan la cabeza para su entrepierna,
allá en mi pared
el manchón del título de oro
me dice
aguanta un poco más alba puella
otra señita
y te compras la tan ansiada casa.

ELECCIONES Y BANDERAS

Elegir es un verbo difícil de combinar
sobre todo con el sustantivo bandera
Bandera es un sustantivo simbólico
que obliga a la gente
a elegir
entre aquello que ama
y aquello que ama
aquello que es
y aquello que es
el sintagma verbal elegir banderas por lo tanto
es solo comparable a la bomba atómica
hablábamos de eso un amigo y yo al otro día
él me decía: hay muchas banderas
una nacionalidad es una bandera
un género como femenino y masculino por ejemplo
es una bandera
me quedé pensando
un color es una bandera
un bando es una bandera
dos polos son dos piedras
si los frotas muy fuerte
puedes hacer fuego con ellos
eso lo saben aquellos que conocen el poder
y lo usan a su favor
dos polos son dos banderas
si las frotas muy fuerte
puedes hacer fuego con ellas
y quemar todo aquello que te estorbe
eso lo saben aquellos
que aprendieron el arte y la estrategia de la guerra
yo que conozco que la vida es redonda
yo que conozco que el afuera es adentro
yo que conozco y me duelen las banderas
a mí, como a ti, que me han obligado toda la vida
a usar el sintagma verbal elegir banderas
te digo que el mundo es redondo
que el espíritu es redondo
la redondez es perfecta
no hay contra qué chocarla
no hay cómo provocar fuego
no hay cómo promover la bomba atómica
eso lo saben también aquellos
que han leído a Maquiavelo
y es su mayor temor
por eso procuran que no nos enteremos
que no es obligatorio
usar el sintagma verbal: elegir banderas.

TRANSPORTE PÚBLICO

Todo mezclado Guillén,
Todo mezclado,
yo, filóloga,
aquel médico,
aquel borracho,
el pajizo de más allá,
el marginal de la esquina,
todos, nos damos las manos en corro,
compartimos sudores, algazaras, fluidos,
olores,
que delicia Guillén, todo mezclado,
blancos y negros,
tengo lo que tenía que tener
estudio, trabajo, fusil,
aquel joven con acné me saca la lengua,
el negro de más allá tiene sables en los ojos
el otro negro me desabrocha la ropa
con los ojos
y me pasa la lengua con los ojos,
y me viola
con los ojos
y me preña
con los ojos
me retuercen, me exprimen, me asfixian,
nos asfixiamos,
nos morimos,
resucitamos,
nos cansamos,
nos cansamos,
me recontrarozan las nalgas,
manos mías en senos,
nalgas,
pingas
brazos, pelos,
de todas las partes del cuerpo,
manos de todos en mi
órgano sexual, qué fino,
en mi
cara
codos
en mi
cabeza
ojo,
peste a grajo,
báñate en el malecón,
le dicen,
pero seguimos mezclados
en este microcosmos
de diaria obligatoriedad.
Llega la parada, la mía
permiso, que me bajo, gritos, empellones,
me halan, halo, muerdo,
me desgarran, me despeinan, salgo
ahora, a trabajar, llena de fuerzas.
Comienza el día.

CATEGORÍAS CIENTÍFICAS

Me tienen hasta el orto
con las categorías científicas y esas mierdas
por 80 pesos
mejor me voy para Quinta Avenida
ahí donde se paran las putas de lujo
a hacer señas
y les digo
soy filóloga
y me dicen
a mí qué pinga me importa
y les digo lupus, stultos
que con pecunia no se compra todo
pero ellos no son mis amicus
e igual me bajan la cabeza para su entrepierna,
allá en mi pared
el manchón del título de oro
me dice
aguanta un poco más alba puella
otra señita
y te compras la tan ansiada casa.

EN UN ZINC

cualquier cosa suena en un zinc, una piedra,
hasta la mullida pata de un gato,
pero mi cabeza rodando decapitada, no.

CANTO A LA TIERRA

Yo también voy a estar bajo la tierra
húmeda por sus granos
mezcla con las raíces.
Yo, quien hoy respira
y canta y huele y vibra
anclada a las raíces estaré,
aunque no haya nada ahí
tan telúrico como esas raíces
y un polvo que seré acomodado entre la tierra.
Un sismo brotará
de entre los labios azules de la tierra
apenas una grieta
que vendrá a recordar, mi nacimiento.
Sobre la dulce tierra paridora
terminaré semilla flor y árbol,
sobre la redención del polvo
será mi espíritu
un guardado relicario de raíces,
entremezclada con la tierra que recibe
con los brazos abiertos
a los dormidos pálpitos.
La recibidora tierra
la tierra pura
el pulcro campo
la piel del camino
arado recinto
ulterior morada,
la sedosa piel del polvo paridor
de rosas y de abetos y de palmas reales,
la guardadora de semillas
sin distinción
hará de mi cabeza un fruto inconcebible
una insólita flor
un parto de semilla rítmica
que dará a su vez de comer a las abejas
y a las aves
y refrescará al cansado labrador
al distraído transeúnte,
hará de mi corazón un polvo fértil
y yo seré ese campo germinal
donde sembrará el hombre
sus ajos y sus uvas
sus aceitunas y su trigo
y sobre mí se recostarán los jóvenes amantes
y mojarán de mí sus delicados vientres.
Y yo seré ese campo plagado de semillas
el polvo silencioso y vivo
donde sembrará el hombre
su alimento.

Si te gusta #Claudette Betancourt... Clic para tuitear
También te puede interesar...
No quiero oir nada, no quiero ver nada,…

¿Poesía?

X
Scroll Up