INCONSCIENTES/

Romelia Alarcón Folgar (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Caminamos al vacío lentamente
avanzando paso a paso sin premura,
enfangando nuestros pies en la basura,
disfrutando de un ambiente maloliente
enfrentando a la existencia como un Miura.

Cada día, cada hora, cada instante
aplicamos nuestras artes para el juego,
inconscientes al pasar delante el fuego,
cual si fuera de la vida un principiante
que se enfrenta ante el peligro cual borrego.

Impregnados de un estado de locura
despertando de un mal sueño hacia el ocaso
vamos raudos convencidos a un fracaso
despreciando y denodando la cordura
del que ignora que no es más que un vil payaso.

Sin chistar, sin remisión, ¡al matadero!,
poco a poco nos iremos al tran tran
y aquí acaba ya por fin el que dirán,
tus esfuerzos por ganar mucho dinero
y aun los deudos con el tiempo olvidarán.
©donaciano bueno.

Todos los caminos tienen un final, o no? Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Romelia Alarcón Folgar

Romelia Alarcón Folgar

GUATEMALA

Nadie te hiera amor, nadie te toque
ni el dardo envenenado ni la espina
ni la espada furtiva se aproxime
a lastimar la luz de tu epidermis,
nadie con ojos fieros se te acerque
nadie te toque amor, nadie te toque
si no es para besarte,
y que estallen en tus predios,
con la ternura de sus flores nuevas
y en el silencio de tu faz nocturna
y de tu faz silvestre
con el viento de aurora conmovidas
tu tráfico de alondras sorprendidas.

Nadie te hiera amor, nadie te nombre
con los labios blasfemos porque eres
el sabio acontecer de tus mayores;
el resumen traslúcido de ayeres
que ha dejado plasmada la armonía
en todos los contornos y parajes
que relucen al sol tu geografía
única en el planeta y amorosa
desde la más humilde florecilla.
Dioses mayas regresen y te amen,
fecunden tus entrañas maternales
y una raza de héroes te salve.

Nadie te toque amor, nadie te mire
si no es para volcarse en alabanzas
con júbilo de luces y con frutos
maduros de tu tierra y ramilletes
de las flores del alba.
Hincarse reverente y cuidadoso
poniéndote un dosel de hojas y pájaros
para que tu camines conmovida.

Nadie te toque amor, nadie te nombre
si no es para adorarte.
Voceríos aclamen tu hermosura
y el tacto de tu suelo ennoblecido;
tu cesto de jardines olorosos
en el verde espiral de tu cintura.

Epístola irreverente a Jesucristo (I)

Cristo,
bájate ya de tu cruz y lávate las manos,
lava tus rodillas y tu costado,
peina tus cabellos,
calza tus sandalias
y confunde tus pasos
con todos los pasos que te buscan
por la cordilleras y el mar;
por las comarcas;
por el aire,
por las alambradas de los caminos.

Tú solucionas cualquier cosa,
para ti todo es fácil
y entonces
¿qué esperas?
¿Por qué no bajas de tu cruz ahora mismo?
Sin parábolas, con balas
y sueltos arrecifes vengativos
en las manos…

Y se llenen los pueblos de hombres liberados
y sol de mediodía,
huertos, palomas y rosas
de corolas intactas
y clarines anuncien
pacíficas mañanas.

Cristo,
baja ya de tu cruz
donde millares de hombres contigo
están crucificaos:
lava tus manos y sus manos,
tus rodillas y sus rodillas,
tu costado y el costado de ellos;
lava tu frente y la frente de ellos
coronada de espinas.

Que no prosiga tu martirio inmóvil:
muestra tu ira,
baja ya de cruz,
mézclate con los hombres que te aman.

Poemas de la vida simple

Si él me llamara sin palabras oscuras
y pudiera escribir la mañana desde el trino,
dejar que aúllen las sirenas en la boca del agua
y esqueletos quebrados
busquen sus ojos arañando raíces.
Si pudiera olvidar que ya no existe
olvidar la zona de sus ojos cerrados
y esperar encontrarle en la calle
con una flor en el ojal del saco,
listo para entrar en el corazón.
Regresar vertiginosamente
al origen del sueño;
estrenar el algodón del alba
y cortar los primeros minutos
directamente de su sonrisa.
Si mirara de nuevo
la silueta delgada en floración,
acomodada en los marcos del aire
tal como el arbusto de narcisos
en el creciente día.
Su gesto de cristales atrapando la luz
y un grupo de palomas –su camisa blanca-
albeando sobre pecho.
Me poblaría de capullos
usaría mi voz de mariposas
y saldría a su encuentro
desde mi casa de poemas.
Y calles rosadas infinitas
trazadas con dulces episodios
llegarían de su ciudad a mi ciudad.

PANORAMA

Es inútil
ya no es posible con lenguaje sencillo
preguntar ¿qué tal amigo?
y hablar con modos de poeta.
Luego se mezclan
coágulos de SANGRE
se movilizan larvas
el NAVAJAZO a flor de piel
el aullido que se arrastra en el VIENTO
capítulos de párpados mojados
y pavorosos ayes.
Ya no se puede conversar con voz corriente
de cualquier cosa bella
digamos de la lluvia de julio
su fúlgido follaje su oficio de perfume
y centenas de AVES Y SEXOS DE VIOLETAS.
Luego saltan CADÁVERES Y CABEZAS SIN
TALLO.
La voz es una llamada arrebatada
oscilando en la niebla.
Hay demonios en brama los domingos
y espectros BEBIÉNDOSE LA LUZ
ya no se puede conversar como antes
con modos de poeta
esta es ahora “la ciudad del llanto”.
Pero quizá un día vengan
por todos los caminos de la patria
blanqueados por el SOL antiguos dioses buenos
con renovados hombres y RÍOS DE DULZURA

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Impactos: 71

Comparte y disfruta!

0 0 0

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Oh ese cubo de basura!, tú, el personal vertedero donde todos sin mesura, botamos nuestra locura, todas menos el dinero.