LA VIDA EN UN CIGARRILLO

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Yo sé, de este cigarro se apaga la colilla,
que la última calada la debo de apurar,
y sé que de este trance la noche ha de llegar,
que un día va a arribar mi barca hasta la orilla.

Conozco, amigo mío, mas no quiero saberlo,
que el tiempo es de estraperlo, que no puedo comprar,
nadie puede robarlo, nadie puede venderlo,
y nadie, aunque quisiera, lo puede pignorar.

Nadie te ha de engañar aunque la duda existe,
que el alma se resiste la tierra a abandonar,
todo lo que lograste, todo lo que quisiste,
quisiera no estar triste, será tirado al mar.

Yo soy la viva imagen del fumador que apura
el último suspiro y estruja entre sus dedos,
pintados de amarillo, mientras haya mixtura
se opone a que se apague y timando va a sus miedos.

Posiblemente un día mientras yo ande escribiendo
se acerque, dios me diga pon fin postrero al verso,
y así pondré el remate a vicio tan perverso
mientras veo que el humo se esfuma y va extinguiendo.
©donaciano bueno

Qué te parece? Clic para tuitear
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 13

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
1. En una noche oscuracon ansias, en amores inflamada,¡oh dichosa ventura!salí sin ser notada,estando ya mi casa sosegada.2. A oscuras, y segura,por la secreta escala…
Abrir el chat
1
Hola! ¿amas la poesía? ya eres mi amigo. Te adelanto que mis poemas pueden ser reproducidos sin previo aviso siempre que me cites. ¿hay algo que te gusta/no te gusta/sugerencias? Anda, dímelo. Te escucho!
Powered by