MATAR, MATAR, MATAR…Y CELEBRAR

Chantal Maillard (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Matar para comer, vivir matando,
matar, siempre matar, matar la vida,
seguir sin importar cómo ni cuando
aquello que interesa vas cortando
y al tiempo disfrutar de su comida.

Matar por el placer. Matar, matemos.
Y aquel que suprimamos que se joda
si pide que nosotros le indultemos.
La vida exigua y corta que tenemos
habremos de ocupar siempre en la poda.

Matar sin evitar el sufrimiento,
linchar, decapitar o degollar
a fin de mitigar aburrimiento,
tener a nuestro estómago contento,
saciar, sacrificar, ejecutar.

Matar al que es más débil, ese juego
que invita a competir siempre luchando
con armas que disparan ¡fuego, fuego!,
siguiendo esa obsesión de muerte. Y luego
matar hasta morir. Asesinando.

Matar a los ajenos. Y entre tanto
buscando a nuestra acción justificar.
Aquí suelen decir ¡no es para tanto!
¡Pues nadie ha de pedir que sea un santo!
¡Que de algo hay que comer! Y a celebrar.
©donaciano bueno

Vivir sin matar, es posible? Clic para tuitear
Lee/escucha otros poemas, éstos de Chantal Maillard

Chantal Maillard

Deseé alguna vez que un poeta me amase

Deseé alguna vez que un poeta me amase

Ahora duelen sus poemas en mi cuerpo‚
algo de mí que en él se reconoce hasta quebrar la imagen
de todo lo que fui.
Ahora deseo que me amase tanto que dejara de amarme
y sus palabras fuesen nieve
que el sol de junio fundiese entre mis pechos‚
allí donde su aliento insiste en acallar
esta tristeza antigua que siempre me acompaña.

Anduve por el dorso de tu mano, confiada...

Anduve por el dorso de tu mano, confiada,
como quien anda en las colinas
seguro de que el viento existe,
de que la tierra es firme,
de la repetición eterna de las cosas.
Mas de repente tembló el universo:
llevaste la mano a tus labios
y bostezando abriste la noche
como una gruta cálida.

Llevabas diez mil siglos despertando
y el fuego ardía impaciente en tu boca.

De “Hainuwele” 1990

Deseé alguna vez que un poeta me amase…

Deseé alguna vez que un poeta me amase

Ahora duelen sus poemas en mi cuerpo‚
algo de mí que en él se reconoce hasta quebrar la imagen
de todo lo que fui.
Ahora deseo que me amase tanto que dejara de amarme
y sus palabras fuesen nieve
que el sol de junio fundiese entre mis pechos‚
allí donde su aliento insiste en acallar
esta tristeza antigua que siempre me acompaña.

De “Semillas para un cuerpo” 1988

Heme aquí raíz…

Heme aquí raíz,
savia de impulsos ascendentes,
madre aún,
posible siempre,
anticipada gestación
de un porvenir intruso,
intrusa de un presente
que desestima
el valor de nacer
a sí mismo de nuevo.
Heme aquí clavando
mis ojos
de savia encarcelada
en los troncos vacíos de los árboles
muertos,
heme aquí creyendo,
queriendo creer
en la impostura de las ruinas,
en el candor del desastre,
el valor de lo opaco,
la calidez del humo en los rescoldos.
Heme aquí,
heme aquí,
he aquí que me atrevo
a creer en las ruinas.

¡Me atrevo a creer en las ruinas!

De “Conjuros” 2001

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 68

1
Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
donaciano Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
¿Quién hizo la carambola,sabes tú quién la inventó,quién la hundió y la levantóy se apiadó al verla solay pensando era una trolade vergüenza se murió?
Abrir el chat
1
Hola! ¿amas la poesía? ya eres mi amigo. Te adelanto que mis poemas pueden ser reproducidos sin previo aviso siempre que me cites. ¿hay algo que te gusta/no te gusta/sugerencias? Anda, dímelo. Te escucho!
Powered by