POEMA DEL PERDÓN

»Mi Poeta aquí sugerido: Luis Pereira Severo

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas TRISTES

 

Sé que un día ha de llegar
en que el adiós y el perdón
se tienen que conjugar.
por tanto hoy me adelanto
os pido mi absolución,
que me sepais perdonar
si es que os he fallado tanto.
No sufráis porque me muera
pues la suerte de nacer
es la hondura de mi ser,
no tiene nada que ver
con que esclava y prisionera
se evapore sin querer.
Que el que escribe esto aquí, hermano
ha sido un ser imperfecto
que ha vivido y ha soñado
ha sufrido y mucho amado
lo equivocado no cuento
forma parte del pasado.
Que naciendo tuvo suerte
puesto que el haber vivido
lo debe al haber nacido,
que ha sufrido y ha gozado
y ya bienaventurado
se entristece tras la muerte.
A mis más seres queridos
os ruego que no sufráis
pues soy igualito al viento
que aunque ninguno me veáis
os llevo en mi pensamiento.
Y puestos ya a finalizar
os voy a dar un consejo,
pensar que llegar a viejo
nadie os va a garantizar
Que la vida es disfrutar
cada hora en su momento,
dejar al cuerpo contento
las penas echar al mar.
©donaciano bueno

#Pura filosofía, no crees? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Luis Pereira Severo

Luis Pereira Severo

Escarapelas

el vocablo
escarapelas
carro altoparlante
bandadas de pájaros
hacia Baigorria
el vocablo
Baigorria

carpir
desmenuzar
el menudeo del
terrón
azadas
zurcidoras
el vocablo
zurcir
Tacuarembó
la 10ª sección de
Tacuarembó

arar
el vocablo arar
arados
azadas
útiles de carpir
lo menudo del
labrar
el vocablo
labrar
graznidos
sonidos del aire
labrantíos
pájaros de augurio
mal agüero

El objeto es la pampa

No darlo por perdido
Nombrar el horizonte caballadas perros
Salvajes

Lo pampeano es el objeto
Río Grande
Paysandú
Santa Rosa
Las praderas
Las costillas del animal a las brasas

No darlo por perdido
El objeto del viaje la bordona
Guitarreadas fogones troperías
Nada
Es lo que parece en la
Pampa

Se le ocurre algo muy gráfico
“Llueve sobre el camposanto”
¿Poesía civil como Raimondi?
Cuaderno viajero, es el nombre de
eso que escribe
El corte del verso determinado por la pantalla del Nokia
finlandés.
¿Se oye la lluvia desde el tercer piso? ¿Como desde Emilia Grassi, las barreras? ¿Pasa con retraso el motocar de las cinco?
Es gráfica la expresión
“llueve sobre el campo santo”
¿Un tipo de santuario la
poética?
El corte del verso determinado por lecturas de Levertov.
Lo que respira en la superficie.
El goteo primoroso sin
apresuramiento
sobre el campo
santo.

Nos vamos de la casa

Lapsos de la felicidad
La estufa encendida en la casa roja
Enterramos los útiles de labranza
Los libros de Pessoa

Dos metros bajo tierra
Los cuchillos cucharones las
Ollas las azadas
Los arados

Los croquis de
Las balsas
Dos metros bajo
Tierra

Los acordes
Las cartografías
Toda memoria de
Lo construido

Lenguaje a contra tiempo portador de sentido oculto

Poner los nombres
poner el cuerpo

Lluvia llovizna parturienta
Abrigadora bruja cómplice
Arrasa la llovizna los barriales

Raudales desde siempre llueve
Así

El deseo de la lluvia instalado
En el cuerpo

Lo que produce la lluvia
Entristecer

Es el deseo de la lluvia finalmente
Mojadura chaparrones algo grisáceo o
La pertinaz garuada desamparada
Lo que produce la lluvia

Los abrazos

Camposantos bajo la garúa
lo mortuorio amortajado

Cuerpos

Cachonda la garúa
Llueve
a raudales

Cuerpos cachondos
Puedo oír el chaparrón. Va a caer agua a baldazos.
Todo encapotado.
La curva del agua y sus
bucles.

Si azuzo el oído
Puedo oír tus pasos
Tres generaciones después.

Oración bolchevique al supremo del comité central:

haz camarada que venga a mi encuentro
que se conecte por chat
que sugiera vayamos a la vinería del mercado
querido supremo, sé que no sufres por causas de amor
aun así te ruego consideres este estado de cosas:
un corazón intervenido, bandas de irregulares que ya llegan al
estado mayor
la incapacidad de pensar en estrategia alguna
querido camarada: sé que puedes fusilar a los contrarios
no te pido eso
sólo hablale de los desfiles
las canciones republicanas
de las tomas en blanco y negro
sólo hazle saber
mi poderoso deseo
la clase de categoría del amor
que ella constituye.

frío

con los ojos cerrados puede ser cualquiera
cualquier ciudad el rumor de los motores
la ventanilla del asiento treinta y siete
la carretera a Tandil
el trayecto a Buenos Aires a las tres de la mañana
los monoblocks de la avenida Batlle y Ordóñez en la película de Rodrigo Plá
afuera es igual
y siempre es afuera
la piel del viajero
del que no pertenece
no se sabe los rumores locales
las formas del gemido las guaridas los murmullos los embrujos
los olores a inventariar
el frío
es eso

tienes falta de solvencia amor para el engaño

no has amado como yo a un guerrillero
un poeta un funcionario
no has sido puesto de frente a la balacera
ni han sido marcados tus muslos con un número
no eres solvente para el amor querido luis
no siempre es por la entrada principal
aun así resultas bienvenido
se alcanza a disfrutar del
espectáculo.

La granizada sobre las chapas

el chaperío el kennedy el barrio la
humedá
el caserío cartón piedra la
chapa de perdedor
los que nunca, fueron, propietarios
ni de la palabra
propietarios
el zanjón
la granizada, el lluverío sobre el caserío
las sobras
una moneda por dios para las sobras
qué hay, de romántico, en la granizada
por dios,
qué hay en el lluverío
cuando todo se inunda las muñecas los
JUEGOS DE MESA LA NÚMERO CINCO
TODO
EL TRAPERÍO SE INUNDA
los animales de la casa entristecen

Lo hicieron los perros y los capitanes

Aullaban gritaban festejaban alardeaban
MUY HÁBILES MUY DIESTROS MUY VERDUGOS

Muchas veces lo repitieron encima de los jergones de la mugre de los camastros del hormigón

Los perros y los coroneles
LOS PERROS Y LOS OFICIALES
LOS PERROS Y LOS EDECANES

Los machos vitoreaban

Al tercer día recordé el nombre de Isabel
LA DEL TERCER PISO
DE LA CALLE INCA
LA QUE DEJABA CRETONAS EN LA VENTANA

Los perros y los brigadieres

¿Conoces a Isabel la de la calle Inca la que deja cretonas en la ventana?

Los perros y los secretarios
LOS PERROS Y LOS ABOGADOS
LOS PERROS Y LOS ALCAHUETES

Y las coreutas del coro municipal

Al tercer día recordé a Fernando y a Pedro y a Antonia y a Reynaldo y a María
TODOS DEJABAN CRETONAS EN LA VENTANA

Cuidaban sí quitarme antes los piercing
CUIDABAN SÍ QUITARME ANTES LOS PENDIENTES
CUIDABAN SÍ QUITARME ANTES LOS ZAPATOS ROJOS

¡Oiga todos dejan cretonas en la ventana!
¡OIGA TODOS TIENEN GATOS Y DISCOS DE ALFREDO!

Al tercer día los jergones siguieron allí
Y LAS CUERDAS LAS ROLDANAS LAS PILETAS
LOS PERROS COMO EN CELO

Al tercer día recordé una tarde de gloria
CHALANAS ARENAL UN PUENTE FERROVIARIO
OÍAMOS A ALFREDO EN UN APARATO EN MI CUARTO EN
La calle Paysandú.

#Si te gusta Luis Pereira Severo... Clic para tuitear
También te puede interesar...
Escribir un buen verso es muy sencillopues basta…

Poesía eres tú, te interesa?

X