SEÑORES DE LAS GUERRAS

EL POEMA Leer otros poemas TRISTES

 

Desde mi atalaya observo al mundo,
abro la mirilla, miro y veo
gentes que van entrando en el aseo
descargando su lastre en un segundo.

Todos, sin excepción, son temporeros,
ilusos, ciegos, sordos o impotentes,
-de estos hay a montones- que esas gentes
ligeras de equipaje van de arrieros.

Hombres del mal, señores de las guerras
que dedican sus vidas, sus esfuerzos
y van descuartizando como escuerzos
afilando sus odios como sierras.

Algunos van inanes, desnortados,
que avanzan, sin saber a donde ir,
incapaces de abrirse a discernir
qué les mueve a luchar cual desalmados.

Morir por dios, morir por ideales,
morir por lo que sea, hay que morir,
morir, lo que conmina a deducir
que el mundo lleno está de criminales.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

¿Qué le incita a un ser humano a matar y morir por lo que sea, a sabiendas de que él está de paso y más pronto que tarde deberá abandonar este mundo? La respuesta hay que buscarla en el adoctrinamiento (lavado del cerebro) en la infancia.

¿Tienes algo que decir ? ¡Anímate y opina!

avatar
  Subscribe  
Notify of