Y UN DÍA DIRÁN…

»El Poeta sugerido: Omar Pimienta

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Y un día dirán se fue
mas no crean se fue contento
puesto que han de saber que
se fue sin consentimiento.

Y un día dirán duró
lo que un rayo al firmamento
que vino, vivió y murió
fue un suspiro, en un momento.

Y un día cuando no esté
cuando el tiempo se deshaga
nadie sabrá de la llaga
de éste ser que un día fue.

Y ahora que esto escribo me
tiento y aún me lamento
si este escrito acabaré
o aquí se lo lleve el viento.

Y si quizás volveré
para darme un escarmiento
y así conocer, no sé,
como acabará este cuento.
©donaciano bueno

Cuando era pequeño mis padres me contaban el cuento de nunca acabar. Hay que ver qué fácil es engañar a los niños!

POETA SUGERIDO: Omar Pimienta

Omar Pimienta

Mi padre me recordó a mi padre

giró su mano incompleta en un saludo incompleto
siempre silbó mientras trabajaba
Marcos Ramírez López (Tecolotlán Jalisco 1928)

10 de cada 10 padres morirán en esta vida

catástrofes de un solo dígito
la media vida de un dedo
la huella digital y su fantasma

ayer cumplió 87 años
se encuentra sano

lo rasuré sin cortarlo
han muerto ya tres de sus barberos
varios de sus hermanos
ninguno de sus hijos
murió uno de sus nietos: Isaac (San Diego 1991-†2009)

hace algunos años murió su compadre
el Dr. Moreno (Jalisco 1931-† Tijuana 2013)
suyas fueron las primeras manos en tocarme
dentro del vientre de mi madre
Sara Pimienta (Jalisco 1933-†Tijuana 1994)

nunca aprendí a silbar fui la cuarta cesárea
no salí al mundo me sacaron
temo que no me iré hasta que me corran
mi nombre es Jorge Omar Ramírez Pimienta (Tijuana 1978).

A don Marcos y a mí nos mandaron a inspección secundaria

yo con mi cabello a corte de casquito tenía 6 años
don Marcos 56 y lo recuerdo como siempre con su gorra
azul marino
logotipo de algún barco de guerra o tienda de herramientas

habíamos cruzado la frontera muchas veces
en mi memoria ésta es la primera

me sentaron solo en un cuarto
de don Marcos no supe nada por varias horas

el tiempo se estira y se comprime en la memoria
de esa elasticidad depende este texto

ahora entiendo porque siempre entiendo
mucho tiempo después pero entiendo

las preguntas iniciaron ahí
las advertencias iniciaron ahí
la frontera inició ahí

don’t lie kid he is not your father
he can’t be your father who is he?

Hubo un corto eléctrico en la casa

nos quedamos en un cuarto oscuro

el electricista me preguntó por una línea de cables
del cuarto trasero que antes fue patio
y mucho antes de ese antes
las últimas tierras del destino manifiesto

así son las casas en las ciudades de paso:
se construyen como se va dando la vida

baño sala y cocina dos cuartos
con los años otro cuarto

la niña no puede estar con los niños
otro baño otro piso
una tiendita al frente para vender dulces
un taller de herrería
al final tenemos por casa una ciudad
un laberinto

esta casa es un poco ambas cosas

la línea iba a una toma olvidada del cuarto trasero
donde alguna vez se conectó una lavadora
junto a unos tendederos donde me colgaba de niño
pegada a un carrito de lavandería en que me paseaba
con murales de personajes de Disney pintados por Marcos
y una pera de boxear de la que tenemos algunas fotos
en que nos vemos fuertes

doña Sara antes de que su casa fuera una pequeña ciudad
tendía al sol la ropa de sus hijos
las sábanas de su cama
algún recuerdo de otra casa en otro pueblo
allí en su propio laberinto de paredes de tela húmeda

el electricista me preguntó hacia dónde iban los cables de
esa línea
estuve a punto de responderle que al pasado.

Tuve un papalote que volaba a ras de suelo

en la Libertad no hay aire
sólo un perpetuo suspiro que trepa por la espalda

alguna vez conocí el sabor de los pasteles de lodo
no me pidan más patriotismo

tuve una bicicleta que voló
un gatito que jugaba a la liga
un perro que cruzaba la frontera sin papeles

de esos días recuerdo bien unos soldaditos
americanos hechos en china que perdí
en una montaña de arena junto a la parra
el pelotón entero sucumbió ante una avalancha

con esa arena mezclaron el cemento
que convirtió mi patio en una explanada
si ahora lo pienso un poco más aunque no quiero
cada que visito a don Marcos
camino sobre los restos arqueológicos de mi infancia.

Un agente sospecha de ella

sospecha de él sospecha de mí
sospecha de sí mismo y sobretodo sospecha del bebé

su trabajo sospechar
todo lo tuyo es sospechoso: tus lentes son sospechosos
_ tus libros son sospechosos
_ tu auto es sospechoso
_ el día nublado es sospechoso
_ la foto en tus documentos es sospechosa
_ tu apellido es sospechoso
_ tus orejas son particularmente sospechosas
_ las huellas de tus dedos
_ más que nada son muy sospechosas

ella carga un recién nacido
él ve los documentos
no hay foto que sea fiel a un bebé
no hay papel que asegure
que tú eres tú a los 10 días de arrimado a la fiesta

no hay padre o madre que no sospeche
en los primeros 10 días
de la procedencia de ese hijo

la sospecha es parte del engrane
que cruje cuando el mundo se mueve

un sospechoso agente de inmigración
sospecha le pide a ella que saque su pecho
ella sospecha él sospecha de sus pechos
le pide que lacte
si ese hijo es de ella habrá leche
si no la sospecha será certeza

ella lo hace
él le pide que lo vuelva a hacer
en el primer intento la cantidad de leche
fue sospechosamente poca

ella lo hace de nuevo
él la deja pasar y la línea de sospechosos avanza.

Te sugiero seguir leyendo...
Cuando todos te dicen que estás bieny tú sientes que el cuerpo te abandona,cuando quieren…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up