UN CASTILLO BAJO LA ALMOHADA

Mi Poeta sugerido: »Luis Eduardo Rivera

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Hoy he decidido construir bajo la almohada
un bonito castillo dedicado a nuestras vidas,
con sus ventanas, con sus matacanes y almenaras,
y pudor para vallar las entradas y salidas.

Con todas esas caricias que antaño me negaste,
en el fortín pretendo custodiar nuestras fatigas,
junto a tantos enfados que al amor dieron al traste
y una mazmorra para redimir nuestras heridas.

Obraré en la zona principal un patio de armas
para que allí podamos resguardar nuestra armería,
será una fortaleza, resistente barbacana,
lugar donde debamos preservar nuestras diatribas.

Una fortificación rodeada de murallas
inexpugnable para introducir resentimientos,
de trampillas ausente para que en nuestras batallas
sólo banderas de amor ondear deban al viento.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Luis Eduardo Rivera

Luis Eduardo Rivera

Breve discurso por un alma ausente

El tiempo ya no lo recuperas
Se te queda perdido en la mesa de noche
En la alarma del despertador
Junto a las pastillas de dormir
Se desvanece camino a la oficina
Se petrifica detrás de un escritorio
O se te pudre en la pantalla
De cualquier archivador electrónico

El tiempo lo has perdido para siempre
Desde que lo cambiaste
Por el sillón reclinable
Frente al televisor
Por esa copia de Rubens
Colgada en un muro de tu recibidor
O por las llantas obscenamente nuevas
Para tu coche de segunda mano

Un día
Un mes
Un año
Todo es igual para ti
Al vender cada minuto de tu tiempo
Has comprado tu muerte
Por abonos
Tu muerte sin enganche
A plazos razonables
Tu muerte por escalafón
Y seguro social

Al vender tu tiempo
Dejaste de ser libre
Y al vender tu libertad
Has vendido tu vida
Y estás muerto.

ENUMERACIONES

era un cuarto desnudo
cuarto de rato
con sus cuatro paredes pringadas de gemidos
eran cuatro paredes impasibles
y sucias
de tanto ocultar el amor a hurtadillas

era una fría mesa sin sentido
un banco
un rollo de toilet ya prostituido
y un gasneón insolente

era una cama ocupaba casi todo el espacio
era una odiada cama / tierna cama
animal de sudores y de gritos

era una pobre colcha deshilada /manchas de sangre
lamparones de semen y saliva

era una almohada que no tenía objeto
era una sábana que había sido blanca
y éramos dos amantes

eso era todo.

EPITAFIO

Creció sin apartarse nunca de su infancia
admirando la imagen del espejo
más allá del sudor/ más allá del letargo
más allá del silencio de los cuerpos
jamás halló el amor
murió de vida natural cada mañana
descanse en paz.

LOS PASOS PERDIDOS

Ayer con esa mujer que hablaba desesperadamente
hoy quizá con alguna desconocida diletante
y mañana contigo, desenterrando
las podridas raíces

¿qué haremos de nosotros, amor mío,
muriendo en la memoria de la carne?

Letra muerta

Es inútil.
No les fue dado.
Nunca les fue dado.
No valen ni grandes
Ni pequeños
Propósitos.
Por más que quieran,
No podrán.
Por más esfuerzo
Inútil,
No podrán.

Es así.
Siempre ha sido así.
Por más que imiten,
Que calquen
Al milímetro
Justo.
Todo será en vano.
La vida se les escapa
De los dedos,
De las páginas,
De las letras.
Agonizantes,
Condenadas.
Adiós
A las grandes,
A las pequeñas
Intentonas,
Muertas
Sin remedio
En el alumbramiento.

Te sugiero seguir leyendo...
Para qué me sirve el amor si ahora estoy triste.me atenaza el futuro cercano cada…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up