UN DÍA DE PESCA

EL POEMA Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Un día de primavera,
no quiero decir el día,
atravesé la pradera,
me aposenté en la ladera
del riachuelo a la orilla,
un afluente del Duero,
-revoltoso y bullanguero-
que recorre la Castilla.
desde Aranda hasta Arandilla
atravesando Zazuar,
Peñaranza y Alcubilla.

Y cual si fuera un truhán,
me ajusté bien el sombrero,
le hice un brindis al sol,
abrí raudo mi zurrón,
saqué mi anhelada caña
de pescar. Y con la maña
que me aporta la experiencia,
cogí con mimo el anzuelo,
e introduje bien el cebo
¡qué buena que es la lombriz,
cómo me gusta la mosca!.
Tomé impulso y con denuedo
la lancé con virulencia,
tocó el agua e hizo clic
y redibujó una rosca.

Ya con semblante feliz
me tumbé plácidamente
deslizando mi sobrero
hasta cubrirme la frente,
disfrutando del ambiente,
de los pájaros trinar,
del perfume de las flores
-su color y sus olores-.
Até la caña a mi dedo
y que los peces al picar
me pudieran avisar.
Y me puse a dormitar
¡de placer casi me muero!

Fue entre soñar y soñar
que percibí un tintineo.
Guiño un ojo y yo qué veo
¡una fabulosa trucha
se postraba ante mis ojos!.
¡No crean, no era un señuelo,
ni era preso de mi antojo!
Tiré fuerte de la caña,
recogí raudo el cordel,
inspiré con gran placer,
de emoción sentí el mareo.
¡Oh, dios! ¡No me lo creo!
Delante mi estaba él
objeto de mi deseo.

¡Cómo me gusta pescar!
¡Cómo me encanta ir de pesca!
Siempre renuncio a la siesta
para poder disfrutar
del olor de la floresta,
de esa agua cantarina
que interpreta la corriente,
y esa música divina
que inunda todo el ambiente.
¡Cómo me hace disfrutar!
¡Cómo relaja mi mente!
©donaciano bueno

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 63

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Comentan algunos doctos del lugar que existe un supuesto paraíso terrenal donde todos los que habitan son felices, y que es éste un sitio de…