Search Results for: carta

VIVIR ES CONSUMIRSE POCO A POCO

»Aquí, mi Poeta sugerido: Antonio Lucas

Vivir es consumirse poco a poco
igual que hace la vela
que queda sin pabilo en la candela
haciendo como dicen se hace el loco
cuando algo hay que no cuela.

MI NOMBRE ES LUCIFER

»Aquí, mi Poeta sugerido: Alina Galliano

Permítanme que aquí yo hoy me presente,
mi nombre es Lucifer,
les juro, pues me deben de creer,
que así que esto les suene a prepotente,
el mal es mi deber.

ME REGALÓ UNA FLOR

»Aquí, mi Poeta sugerido: Abel Robino

Vivía yo en Madrid. Cada mañana
me daba algún paseo,
distrito Chamartín, La Castellana,
después de alguna noche de jarana
o algún que otro jaleo.

ACERCA DE LA EXISTENCIA

»Aquí, mi Poeta sugerido: Isabel Pérez Montalbán

Vivir es construirse una quimera
tratando de soñar a cada instante,
buscando a una persona que te quiera,
andando sin parar hacia adelante.

CAÍA, CAÍA, CAÍA LA NIEVE

»Aquí, mi Poeta sugerido: Claribel Alegría

Caía la nieve, lenta, suavemente,
encima el tejado, sobre las iglesias,
los huertos humildes y los cementerios,
caía sin ruido, volando indolente,
cual ser que es cautivo de sus anestesias...

EL JUEGO DE LA PENA Y LA ALEGRÍA

»Aquí, mi Poeta sugerido: Vicente Huidobro

Jugando van la pena y la alegría
buscando cada cual si a la otra gana,
zurrando la una a la otra la badana,
tratando destacar en la porfía.

AMIGOS DE PACOTILLA

»Aquí, mi Poeta sugerido: Loreto Sesma

Creí entender que amigo me decías
y yo, que ni siquiera sé quien eres,
gocé de los halagos que escribías,
después pensé mejor, que me mentías
y al fin ya concluí ¿qué es lo que quieres?

AMORES SIN FUTURO

»Aquí, mi Poeta sugerido: Ana Merino

El pasado es pasado y ya no existe,
se ignora si el futuro existirá,
el presente, aquí y ahora, está muy triste,
pues no logra entender por qué te fuiste
si a tu ausencia al final resistirá.

POEMA PARA ILUSOS

»Aquí, mi Poeta sugerido: Elena Medel

No tienen corazón los que a distintos
les tratan con desprecio,
presumen descender de un roble recio,
y adoran sin medida a sus recintos
poniendo un sobreprecio.

EL AMOR ES BIPOLAR

»Aquí, mi Poeta sugerido: Kepa Murua

El amor, ya se sabe, es como un sueño,
contigo se entretiene y te desvela,
y hay noches en que enciende una candela
que reza a dios o al diablo o al que es su dueño.

DEJÁNDOSE LLEVAR

»Aquí, mi Poeta sugerido: Isabel Bono

Yo me dejo vivir. Y es que hoy yo vivo
atento a lo que marca la distancia;
vivir, lo que es vivir, yo no consigo,
pues sueños ya hoy no tengo, no persigo,
que me hagan retornar a la lactancia.

¿QUÉ COÑO ES LA HISTORIA?

»Aquí, mi Poeta sugerido: Nicanor Parra

Que el mundo ya la historia no digiere,
mejor es se atraganta,
se escapa un buen relato a su garganta
mostrando solamente lo que quiere,
aquello que a él le encanta.

ACERCA DE LOS AFECTOS

»Aquí, mi Poeta sugerido: Víctor Peña Dacosta

Jugando una partida a los afectos
a muchos que antes tuve he desechado,
algunos que mantuve por despecho,
y hay otros que al tomarme mucho a pecho
me hirieron y al final ya me han fallado.

TRES PALABRAS NADA MÁS

»Aquí, mi Poeta sugerido: César Brandon

Encima te he dejado, en la mesilla,
escritas con trazados temblorosos
apenas tres palabras, que hoy los posos
de lágrimas llenaban mi mejilla.

LA VOZ Y LAS PALABRAS

»Aquí, mi Poeta sugerido: Leopoldo de Luis

Se me apagó la voz. Ya las palabras
se encuentran en mi boca prisioneras,
están desorientadas en las eras
que allí no pastorean ya las cabras.
pues solo hay alambreras.

ACEITE DE RICINO

»Aquí, mi Poeta sugerido: Fernando del Paso

Aceite de ricino a mi me daban,
diciendo tómalo y que me querían,
lo amargo del mejunje conocían
mas ellos sin piedad me lo endiñaban
al tiempo que a escondidas se reían.

TODOS LLEVAMOS UN JARDÍN DENTRO

»Aquí, mi Poeta sugerido: Nicolás Olivari

Las flores nos las echan los de afuera,
-conozco a quienes ellos se echan flores-
pintando van su vida de colores
y luego cual la nuez resultan huera
sin chicha y sin sabores.

QUÉ SERÁ DE MI CUANDO NO ESTÉ

»Aquí, mi Poeta sugerido: Antonio Plaza Llamas

Y qué será de mí cuando no esté,
mis ojos ya no puedan ver el río
ni chopos de la orilla con su hastío;
de sólo sospechar que no veré
ya me entra escalofrío.

Somos...

X
Scroll Up