LA VUELTA A LAS TRIBUS

»Mi Poeta sugerido: Galvarino Plaza

MI POEMA… de medio pelo Lee oros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Y un día de improviso nació un hombre,
-no sabría decir cómo ni cuándo-,
y uno y otro después se fue sumando
hasta hacer una tribu, de aquí el nombre,
e irse poco a poco organizando.

Mas pronto aparecieron disconformes
que a los jefes se fueron revelando;
y fue así que empezaron provocando,
diseñando sus propios uniformes,
y a propios y rivales despreciando.

¡Pobre tierra! Siguiéronse apropiando
poniendo a las fronteras por bandera,
cercando a ese solar con su alambrera.
o tapia hecha de adobe cimentando,
mojones cual se valla una potrera.

No contentos con eso, ¡dios me libre!
en sus ansias por ir diferenciando,
el idioma lo fueron transformando
hasta hacer que no fuera inteligible,
e impedirles seguir comunicando.

Y cambiaron los usos y costumbres,
poco a poco lo fueron transformando,
con la sola misión de ir derrotando.
A niños inculcando podredumbres,
cada vez al ajeno más odiando.

Hasta que un día San Pablo apareció
cual la historia cayendo de un caballo,
los dioses convirtieron en vasallos
y el mismo ser humano comprendió
lo absurdo de esa lucha, de aquel fallo.

Por fin se hizo la luz. Los mandatarios
intentaron al fin quitar barreras.
Solo alguno salió por peteneras.
Mas no quiero hablar Mas, que este larvario
cual virus vive inmerso en sus molleras

y es seguro también en las chequeras.
Llevando van sus tribus al calvario,
cual profetas que anuncian un más fario,
con mentes de obsesiones prisioneras,
y a todas luces tan insolidario.
©donaciano bueno

Quizá esto también lo he soñado? Clic para tuitear

Desde la creación de los seres humanos ha sido una obsesión ir creando dificultades de comunicación y barreras. Gracias a dios esta norma ha ido cambiando en los últimos tiempos. Sin embargo aún existen mandatarios que desean retornar a las tribus. Mas, (pon aquí Artur Mas) no digo. A buen entendedor pocas palabras bastan.

MI POETA SUGERIDO: Galvarino Plaza

Galvarino Plaza

POEMA DIECISIETE

Escribo para mi sombra que camina,
para estos ojos que se han de comer la tierra.
Para despuès de la sombra,
para despuès de los ojos, que se cierran
cada noche,
escribo para cuando tenga el cuerpo amoldado
a un pedazo de tierra,
que puede ser:
Amèrica, Africa, Europa, Asia
u Oceania.

No escribo para intelectuales
que estudian la forma de construir la voz
con un poema
que se puede usar como un traje
los domingos.
Hago estos pedazos de monòlogos
para los alucinados que creen en entierros
y en la existencia de ciudades perdidas,
donde nadie se guarece de la lluvia
y la humedad.
Como la semilla de plantas que han sepultado
poblados enteros, de la noche a la mañana.
Hay que hacer poemas
como quien hace vasijas,
con el hueco para que sueñe el barro
un largo y pesado sueño.
Yo no soy otra cosa,
sino un olvidado manufacturero de imàgenes
de un dios emplumado
que cultivò la redondez de la tierra
y que solo con sus temores,
esperaba el paso de las estaciones cada año.

La lluvia entrarà
anidarà en el brocal de la vasija,
llenarà de sonidos un espacio solo,
como el que se hace en los huesos
cuando la mèdula no es otra cosa que humedad.
Ya no existirà nada
cuando el sol evapore en mito.

El aljibe carece de hierba
y por èl caeràn las palabras.
¡Oh Dios mio, Dios con mayùscula,
decapitado y quemado en la hoguera de los herejes!
Dios despojado de casa,
Dios sin patio,
sin àrboles con frutos que caìan de maduros.
¿Què sucederà cuando nadie eche al hombre de su casa,
cuando no exista el limite entre lo mio y lo tuyo,
cuando las hierbas sembradas pot olvido de las semillas
hayan borrado los deslindes.
(Hierba, planta cuyo tallo no desarrolla tejido leñoso,
y sòlo persiste hasta dar flores y frutos).

El hombre sueña con decir:
Quedatè solo, pan.
Sòlo en el hueco caliente del horno.
Echate a morir sobre la tierra, endurècete,
convièrtete en piedra lejos de los labios.
Ablàndate, de tanto navegar en el rio.
No necesitamos tu presencia,
ya nadie busca tu forma de discordia sobre la mesa,
el hombre ya no tiene dientes,
tiene apenas, a duras penas,
un pedazo de tierra donde poner sus ojos vacìos.

Poemas eromáticos / ii parte (ii)

Toda tu presencia / insoslayables cielos vacíos / hondo vuelo
del grito alejándose de sus deslumbradas escamas / Tu cuerpo
se curva en-
Volviendo al cerrado diálogo entre dos sombras:
quemados filos lentamente nudo, insospechado ruido que pre-
Cede al derrumbe / Añorada víspera:
(“una de las divisiones
que para el día establecieron los romanos, y que correspon-
día al crepúsculo de la tarde”)
sin frutos ni alejado dulce sitio,
zarpazo, último y sin vuelta de la tuerca que el llanto ahoga.

Arte poética

Empeci / Nada sima (: hoyo profundo, abismo) infancia hasta
los huesos.
Residuos mondos, Ultimo amor o adveni / Miento. Pulidos ros-
tros, inexactos o exactos equivalentes de la
memoria.

Superficie de enquistada taracea. Quienes los robados can-
tos, los ajenos frutos entre los que no soy
Dios,
sino abismado espectro / límite extremo / salvada o insal-
vable distancia: semejanzas, coincidencias.
Horizontal fulgor su degüello.

Memorial / Septiembre (XV)

Vulnerado cerco los olvidados diálogos; corteza
en sentenciadas voces. Acerbo eco; último sueño
regresando a su orilla más confín.
Rotundo gesto
cruzando el luengo litoral, andino, el rojo curso:
ríos descendiendo de la nieve a su tragedia.
Innominada riada (rostros) adiosando la corriente.

Primeras referencias (VII)

Oh larga y finita línea de mis dioses / memoriales rostros /
lapidados consejos: d e f i n i t i v a Mente / Silencios.

sume
duele
Un ámbito de greda / eterna noche / les con centra
y
forma

El misterio es vuestro término último / Suprema zona o ves-
tigio {: huella
reliquia)
Tampoco en el misterio
tocarán fondo.

También te puede interesar...
Aquí os dejo mis versos doloridos desnudos con…

¿Poetas sugeridos?

X
Scroll Up