EL PRIMER BESO

Poeta sugerido: Marta Pessarrodona

EL POEMA Lee otros poemas de AMOR

 

Te quise en el verde pino
junto al angosto sendero,
aquel estrecho camino
en donde este pordiosero,
trémulo, te dio un te quiero
y un beso de tu boquita
inocente y chiquitita
te robó siendo el primero.
¡qué sensación tan bonita,
del placer casi me muero!

Luego el segundo, el tercero,
vino el cuarto y hasta el quinto
y ya en ese laberinto
comenzó mi desespero.
No quise ser traicionero
ni abusar de tu presencia.
Y es así que en una ausencia
me di el piro. Soy sincero.

No pretendí hacerte daño,
ser tu primer desengaño
ni traicionar tu inocencia.
Si este verso a tu presencia
llega por mor del azar
sólo te pido indulgencia,
por no llevarte al altar
y no darte explicaciones.
Del corazón las razones
no se pueden explicar.

Pero para compensar
lo feliz que a mi me hiciste,
constancia quiero dejar
que aquel beso que me diste
nunca he podido olvidar.
Gracias te vengo aquí a dar
¡ojala que no estés triste!
y me puedas perdonar.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Marta Pessarrodona

Marta Pessarrodona

Berlín: enero 1929

Vita interrumpió
sus versiones de Rilke.
El teléfono era Moabit 37-94,
y Friedrichistrasse la estación de llegada.

En la Funkturm, una tarde,
en escapada breve y solitaria,
Vita le dio a entender
la duración escasa de las pasiones humanas.

La conversación, bastante animada,
el pulso anímico de subido voltaje,
consiguieron silenciar
la letal marea humana.
(Las bombas futuras
no enturbiaron en absoluto la tarde.)

24 Brücken Allee, una dirección,
hoy compañera de los fantasmas
de antiguas embajadas:
la ciudad no había sido bombardeada.

Virginia regresó a Londres
al cabo de una semana, enferma.
Vita empezó a creer que
Leidenschaft era una palabra
de formación muy extraña.

De hecho, ninguna de las dos
presintió
la retórica del desastre.

Schöneberg

Como siempre, fue un affaire casual:
amistades de amistades, aquí, allá,
en el Norte, en el Sur…

Al principio no me gustas.
Quizá reconozca en ti mis defectos
(¡difícil encuentro entre escorpiones!)
y siempre quiero espejos
de la imagen más perfecta.

Prosigue la noche y el vino blanco,
de una región alemana
que me resulta totalmente extraña.
De repente (mientras «actúas»)
nos encontramos y nos sentimos.

«Treu» es un adjetivo
que acababa de aprender,
y me resulta muy útil para esta velada.

El vino y la noche prosiguen y nos separan.
Queda, sin embargo, mi fidelidad,
temporal y absoluta, a tu cuerpo,
a mi tacto.

l’amor a barcelona

EL NOM DE LES COSES

Les converses
han de ser brillants,
les trucades de telèfon,
un fax…

Hi ha, però,
una fatal incapacitat
per donar el nom de les coses.

Sentiments?
Seguim sense noms.
Un sopar,
un concert,
una trobada…

Sé que ho saps;
però tu, jo, tots,
seguim amb la basarda de les paraules.

EPÍTOM PER LES RONDES

Llisquen les emocions
com veloços centaures
per les noves rondes.

Ronda de Mar:
un far pot recordar-te
la poca solidesa
de les emocions urbanes.

Ronda de Dalt:
una torre s’aixeca dient
que tot t’ho donaran,
si el cor, el teu,
no es cansa.

Te sugiero seguir leyendo...
Una rosa en un rosal, y una alegre mariposa, un jilguero en un zarzal, un…
Scroll Up