DON SIMÓN

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas  de HUMOR
 

Tenía un triste semblante,
alto, enjuto, cabizbajo,
mandaba al mundo al carajo,
con la hiel como garante.

Era un tipo sin talante
con el pelo almidonao,
el cigarro a medio lao,
lo que se dice un farsante.

De ganao era un tratante,
charlatán empedernido,
un malaje, mal nacido,
un impostor, un tunante.

Amante de las esquelas,
sinvergüenza y marrullero,
capaz de decir te quiero
mientras te saca las muelas.

Embustero, socarrón
adulador y pedante,
presumido, fanfarrón,
de las mujeres galante.

Así era este don Simón.
Digo era porque fue,
pues muriera el muy bribón,
tal como vivió sin fe.

Y habida esta condición
el cura decidió que
en vez de echarle un sermón
le mandaría al mamón
al infierno sin perdón
pegándole un puntapié. .
©donaciano bueno

Don Simón en esta sátira es representativo de aquellos seres humanos que nacen ya con la maldad en su ADN asi como de los estraperlistas de conciencias ajenas, obsesos religiosos, identitarios (nacionalistas)…etc..con el agravante de que éstos cuando se van al otro mundo lo hacen con la conciencia tranquila, sin importarles los cadáveres que han ido dejando en su camino.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética