NO SEAS UN GARRULO

»Mi Poeta sugerido: Jesús Alberto León

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR

 

Si un día por azar tú te encontraras
un gafe en tu camino,
por esas veleidades del destino
a un tipo de esa especie te toparas,
intenta simular que no reparas,
y evita se haga el dueño de tu sino.

Intenta aparentar vas a otro lado,
que tú no has visto nada,
y sigue así observando a tu pisada
tratando de mostrar que no has mirado,
que en eso de topar ya eres viajado
o apuntes a otro a darle una pedrada.

Que antaño os aseguro yo creía
en tales aguafiestas,
mas alguien me pilló sin botas puestas,
cantándome una bella melodía
y dije no hagas caso, desconfía
pues tiene consecuencias muy funestas.

Y entonces reaccioné sin disimulo
cual gato que escaldado
con agua que han hervido se ha quemado,
que aquello que te ofrecen es un bulo,
posible es que alguien piense eres garrulo
que dejas que te jodan de buen grado.
©donaciano bueno

#La maldad es contagiosa? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Jesús Alberto León

Jesús Alberto León

INÚTIL RECLUSIÓN

Uno cree estar a salvo del desamparo usual,
quedándose en la casa todo el día.
Los colores cordiales, los muebles protectores,
las paredes de ceño inexpugnable,
aseguran la vigencia tranquila
del amparado temple, del sosiego.

Se puede así escapar a la obcecada esgrima
que deshilacha la trama del mundo;
se puede reposar, impedir el desgarro,
y aun desorientar el filo abalanzado…

Pero quién sabe cuáles amenazas
preparan la ignominia, cunden calladamente
en los entresijos, bajo las baldosas;
qué brasas de pasiones guardan su incendio mínimo
tras el dintel donde se abre la vida…

Desde sus escondites, las alimañas captan
la ocasión: pasa una débil víctima
con los resortes del cuido relajados.
Siempre cruza este espacio, con repetida calma,
con naturalidad, sin oír el resuello
abominable. Quizás le corresponda
ahora descubrirlo. La ominosa intemperie
(piélago estremecido de latencias dañinas)
podría quedar aquí, precisamente aquí.

DONAIRE

¿Dónde comienza el aire,
dónde ocurre
su limpia cabecera,
cómo alimenta su galope múltiple,
qué combustible nutre su fragor?

¿Cómo despliega su afán sin tropezar,
cómo abre su carne trasparente
sin herirse ni gritar:
rodando
su ingrávida avalancha?

¿Cómo lava su rumor las huellas
de tanta desazón
y no se deshilacha jamás:
sigue rozando
todo el rostro del mundo
sin quejarse?

CONDICIONAL

Si uno pudiera, con fugaz sonrisa,
recordar el futuro y deshojarlo
como si fuera a suceder ayer;
o adivinar a tientas y a certezas
los entresijos roncos del pasado,
hasta aliviarlos con el aire ingrávido
de pliegues que no han sido…
Si uno tendiera el cuerpo
sobre el filo del tiempo
y fuera caminando con los ojos,
y mirando asombrado
con las inquisitivas plantas de los pies…
Si uno se desdoblara, en fin,
en este fin de mundo
que nace cada vez y desfallece ahí mismo,
podría beber el agua más exacta,
esa que se condensa en los minutos
y los convierte en gotas delicadas,
en parpadeos de una frescura súbita
que abre y cierra los ojos del instante.

NATACIÓN

Si al uno mordisquear la realidad
le extrae jugos dormidos,
y si al uno mojarse en esos zumos
se confunde y diluye,
y ya no sabe dónde están las manos,
las piernas, la cabeza,
no es ese descalabro
suficiente razón para dejar de espiar
las vísceras del mundo
que se vislumbran al borde sospechoso
de su interior transido.

Si uno quiere vivir y ser arúspice,
mantener la distancia y sumergirse,
entender y gozar (junta difícil),
hay que bracear mirando siempre al frente…
Pero tampoco es posible renunciar
a ambas caras pugnaces de lo mismo,
a los dos movimientos de la tensa,
ambivalente natación urgida.
No hay más remedio pues que ir viviendo
y detenerse a veces
a comprobar el rumbo,
a preguntar, quizás…

#Si te gusta Jesús Alberto León... Clic para tuitear
También te puede interesar...
En política, incorrecto,me niego a la sinrazónpues que…

¿Poesía?

X
Scroll Up