UN SIMPLE DÍA

EL POEMA Lee otros SONETOS

 

Esa unidad de tiempo que es el día
que viene a cumplir veinticuatro horas
exactas, sin retrasos ni demoras,
que llenan de dolor o de alegría.

Doce de insomnio, doce para soñar,
para en vigilia estar o estar en vela,
pendientes siempre allí de una candela
y brújula que te ayude a navegar.

Si tuviera que elegir tan sólo una
partiría en dos mi alma del disgusto
¿si es con todas que yo me encuentro a gusto

por qué he de renunciar a mi fortuna?
Como buen padre, debo de ser justo
que la siesta me causa más regusto.
©donaciano bueno.

Hay que repartirlo bien Clic para tuitear

Comentario del autor sobre el poema: Para los que tienen la suerte de vivir en países como España, la hora de la siesta es…indescriptible, tanto es así que es imposible hacerlo incluso en el mejor de los poemas.

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of