YO SOY UN IGNORANTE

»Mi Poeta aquí sugerido: Gladys Mendía

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas de PERDÓN

 

Ignorante. Yo soy otro ignorante
que presume de ser un ilustrado,
como tú, como aquel, como el de al lado,
que mirando va siempre hacia adelante,
no contempla pararse ni un instante,
incasable, a la busca del Dorado.

Voy quemando mi vida paso a paso
tras la huella de un cielo que es incierto,
suspirando plantarse en ese huerto
mientras ve que ese cielo no hace caso
que convierte su estancia en un fracaso
a la espera del día en que esté muerto.

Como un reo yo sigo aquí avanzando
dando brincos por ser siempre el primero.
Monigote de un acto pinturero
voy la música que escucho repicando
y al que venga detrás le vayan dando
simulando que soy un gran torero.
©donaciano bueno

#También tú tratas de aparentar lo que no eres? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Gladys Mendía

Gladys Mendía

TELEEXISTIR O NO TELEXISTIR, HE AHÍ LA CUESTIÓN

Madre Internet
sálvanos de las huellas
borra todo vestigio
danos el descanso del olvido
elimina nuestro Facebook
para siempre.
*
Vivir en las ondas
esparcida
en la brillante pantalla
del computador
Náufraga del Reino de las Redes aSociales
*
Amo todo lo que va a morir
me fascino en lo precario de mi estadía
en mi paso superfluo por la tierra
en el paraíso artificial de mi memoria USB.
Estos poemas pertenecen a Telemática. Reflexiones de una adicta digital (LP5 Editora, 2021)

Víctor Sarmiento comprende el tedio
Deseando la resignación de la ceguera
del cuerpo que tropieza en una casa en llamas
a punto de caer y en la boca
una lengua confusa y atónita
Marcelo Guajardo

en el ojo del tunel arde la dimensión inedita

siento el peso del túnel
sus garras excavando
esas que dejan la página NEGRA
el pecho no puede astillarse más
la mente toma la AUTOPISTA
subiendo escaleras en el aire
el espacio es vacío y negro cuando tengo el llanto encerrado
una luz eléctrica ILUMINA todo
y me abro en el ojo del túnel

procreo sin semillas
soy tan FERTIL como el aullido del mar
velocidad máx. 90
dicen encienda las luces en el túnel
como si uno ya no estuviera encendido desde siglos
no hay DESVIO
no hay regreso
llamo por el teléfono de emergencia
el túnel mira dentro de su ojo un luminoso cadáver

afino el oído
haré amistad con EL TUNEL aunque me lije el pecho
haré amistad con el cuerpo
con las emociones
con LA VOZ
comprenderé los gestos y ademanes
del incendio que arde sin saber
asumiré las manos artríticas
que no se cierran ante la carne ni la espada

todos saben que me están matando
LENTAMENTE
que las entrañas son Mérida
que estos son los años plásticos
donde las semillas son LA TRANSICIÓN
que estos son los años SIN LENGUA
las rocas sangran nieve blanca cuchillera
el ojo del túnel sabe que no ve todo

las pequeñas llamas van corriendo hacia la orilla del mar
las llamas alcoholes derritiéndonos
LENTAMENTE
la sintaxis del incendio es la nieve en el ojo del túnel
siguen abrazados
los mangos siguen abrazados en la dimensión inédita
PRECAUCIÓN CURVA PELIGROSA
sólo se ven las partes
lo que se deja ver por la ventana
es suficiente para envenenarse de amor

LA deFORMACIÓN DEL MATERIAL HUMANO EN EL TUNEL

un mundo real se derrite corriendo
USE CINTURON DE SEGURIDAD
uno de los mundos ficticios arde fríamente
no hay juicio
ni guía
ni amenaza
ni ayuda
uno cree que elige
lo único omnipresente
es la manipulación de las señales
ALTURA MAX. 2.3
la hora de los murciélagos
es la distracción anestésica en el túnel
CAMINO CONSOLIDADO
nos tratan como conceptos
con delicada simetría enseñan a dejarse llevar
RESPETE LAS SENALES EVITE ACCIDENTES

dicen usted no entra en el mismo túnel dos veces
como si uno fuera el mismo siempre
INFORMACIÓN TURISTICA
falta prometer la inmortalidad
y venderla en cápsulas
CAMINO EN CONSTRUCCIÓN
las señales están en todas las partes que se dejan ver
como si ayudaran
como si dijeran algo
MANTENGA LA DISTANCIA
SR. CONDUCTOR MANEJE A LA DEFENSIVA

EL TRANSITO DEL ALFABETO

la autopista piensa que tiempo y muerte
son el mismo dios
siente la gravedad de los cuerpos
y decide ser río

ahora nada le pesa
ni las rocas
ni los peces
ni las plantas
desde el fondo se ve a sí misma
corriendo en su humor alcoholado

comprende la mentira de la transparencia
la transparencia es ilusión
le dice el polvillo acumulado
que ella respira sin ver en la oscuridad

escucha palabras que entreabren algunas ventanas
siente que nada está en su lugar
no hay sistema
no hay sentido
no hay niveles ni formas
no hay orden

lo que hace despegar es el vacío
el alfabeto como un pasaje sin destino
el transitar erróneo de los sonidos de una lengua a otra
porque no es posible escuchar
porque es la ilusión de los borrosos escuchar

el alfabeto en tránsito es la ruleta rusa
la autopista cuando es río se libera del juego
(de El alcohol de los estados intermedios)

¿Crees que el sueño protege del abismo,
rescata del asalto y del incendio?
Ida Gramcko

las líneas blancas son los poemas del asfalto

el sueño es la máscara
las sandalias aladas vueltas piedra
la visión no directa
la autopista está en el sueño del túnel
no es mística
no es el símbolo
sino una pasta amorfa
que los ojos deciden que sea autopista
mientras parpadea
ocasiona un accidente
un herido fatal

el auto marca la pauta
aunque el asfalto es más largo
se podría decir infinito
pero el infinito es un estado intermedio

el túnel sostiene una rosa roja que deja caer en la autopista
el asfalto mira cómo respira
piensa que sin él la rosa no sería suave
no tendría olor
no sería rosa
la autopista ve los átomos vibrando
piensa en ella
el asfalto
sus miradas

por la autopista corre un avión
tiene pánico
la torre de control lo persigue
detrás camina el observador
vacía el cerebro de gasolina
quiere ser autopista
justo en la encrucijada del amor
para no elegir
quedarse por siglos viendo
cómo los autos
se dejan guiar
por las señales de precaución

su instinto siempre lo supo
un beso no lo salvaría
el viaje no lo salvaría
las señales de precaución
no lo salvarían
la única respuesta era quedar en panna

el alcohol sigue siendo
lo volátil sigue siendo
la suma de todas las autopistas
la voz es la búsqueda
la búsqueda está condenada al fracaso
la polilla está condenada al fracaso

a la autopista le dieron la llave
que encierra el amor perfecto
la cura de la enfermedad
el éxtasis perpetuo
la autopista lanzó la llave al vacío
y se sintió cómoda
el observador recordó algo
derramó unas lágrimas que rápidamente se evaporaron del asfalto

la autopista desea crear ilusiones a los autos
pozos de agua vibrando desde lejos
que al llegar se desvanecen
ese es el juego
el remolino de agua sal azúcar
en su cerebro sin luz
el observador no está en el cerebro
la autopista está en todas las autopistas
el observador en el centro de la carretera
es la fórmula perfecta para atascarse
quedarse en las imágenes

la parte liberada es el testigo
la parte sin adornos es el testigo
el testigo es el observador
que se une a otras carreteras que no son reales
que son una mezcla de matices

la autopista está en la superficie
con la silenciosa desesperación del sueño
las líneas blancas son los cuerpos
las líneas blancas siguen pintadas en el asfalto
no hay que borrarlas
ni ver por el espejo retrovisor

la autopista no es un lugar
sino un foco de atención
está al borde de reacciones incontrolables
mira cómo se angosta
cómo se hace túnel
y se extiende al infinito
el infinito es un estado intermedio
despierta del sueño con los ojos cerrados
no sabe qué es real
ama la muerte
un parpadeo de luces altas
para quedar fuera del asfalto
las cosas son así
suena en el cerebro de piedra caliza
donde almacena los juicios

la autopista está bloqueada
los hombrecitos de nuevo
pintando las líneas
poniendo carteles
que se iluminan con la oscuridad
escucha sus voces
sus pequeñas lenguas
producen tormentas eléctricas
se pasean por el asfalto
como un elefante salvaje
la autopista duda
si las metáforas son tóxicas
el observador duda
si la autopista es tóxica
el elefante salvaje duda
si es elefante

los hombrecitos son surcos blancos
en el asfalto negro y espeso
la autopista quiere ser negra y espesa
ser las voces murciélago
las voces elefante
las voces polilla

la autopista no sabe
que es todas las autopistas
el auto queda atrás
los hombrecitos corren
con las maletas detrás del avión
pisando las líneas blancas
las líneas blancas son los poemas del asfalto
las líneas blancas de la carretera
que ahora forman la silueta del difunto
(de La silenciosa desesperación del sueño)

Si te gusta #Gladys_Mendía... Clic para tuitear

También te puede interesar...

Poesía eres tú, te gusta?

X