Bipolar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ahora estoy yo muy feliz,
mañana ya estaré triste,
¿será que soy bipolar?
¿o es que quizás el amar
a este menda se resiste?.

En este mundo caíd,
desde que nos han parido
comenzamos a sentir
o la alegría de vivir
o desear no haber nacido.

La alegría y la tristeza
son igual que el agua al vino
el agua te da la fuerza,
el vino gozo o vileza
si es que no pierdes el tino.

Ambos dos son necesarios
en el corto transitar:
el amor te sabe dulce,
el desamor, agridulce,
siempre es el mismo cantar.

Aplíca este corolario
y aprende ya a disfrutar,
la felicidad no existe,
que seas feliz, estés triste
sólo tu puedes lograr.
©donaciano bueno

El trastorno bipolar implica períodos de manía o hipomanía con períodos de depresión mayor. Son cambios extremos en el estado de ánimo entre los cuales, normalmente, suele haber una relativa estabilidad anímica. De algún modo, todos somos bipolares.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!

A %d blogueros les gusta esto: