SER ÉL MISMO

EL POEMA Lee otros poemas SURREALISTAS

 

Que ha llegado hasta aquí sin tener casa,
sin nada, ni sustento que alimente,
y ésto ha hecho que se sienta indiferente,
ignorando en su vida lo que pasa,
si es que debe tomarme todo o guasa

lo que ocurre en la esfera de su mente.
Brotando de la herida a borbotones
sintiendo que la llaga no restaña
ha intentado meterme en la maraña
del arte irracional y apreciaciones.

Y ha bajado y subido a sus mansiones
donde dicen que anida el raciocinio
como aducen que lo hizo el joven Plinio
y ha tratado de hurgar las emociones
sin tener de las mismas su dominio.

Y ha fumado tal cual si fuera un simio
que se atreve a saltar de rama en rama
intentando ascender a alguna cama
desde el árbol humilde al más eximio
soportando lo injusto de su fama.

Y así fuera que no sea el más listo
en las telas de araña se ha enredado
y en lucha por salir más se ha embrollado
para luego llegar y darse el pisto
así fuera la suerte no ha premiado.

Sólo sabe, hay quien dice, él es un hombre
que ha llegado a arrojarse hacia el abismo,
difícil y el más arduo silogismo,
sólo un ser que no tiene quien le nombre,
quisiera ser quien piensa, ser él mismo.
©donaciano bueno

Rubén Darío

El ánfora funesta del divino veneno
que ha de ser por la vida la tortura interior,
la consciencia espantable de nuestro humano cieno
y el horror de sentirse pasajero, el horror

de ir a tientas, en interminables espantos,
hacia lo evitable, desconocido, y la
pesadilla brutal de este dormir de llantos
de la cual no hay más que ella que no despertará.

pág. anterior
siguiente