MI PADRE Y YO

Armando Álvarez Bravo (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas de FAMILIA

 

Mi padre era muy bueno, yo soy bueno,
los dos llevamos Bueno de apellido.
Mi padre se murió, ¡nunca he sabido!
quizás la culpa fue de aquel galeno.

Yo siempre quise ser como mi padre,
después, como murió, ya no me acuerdo,
mas siempre me acompaña en el recuerdo.
Me dijo que era bueno algún compadre.

Pues solo yo hoy dispongo de un retrato
que está decolorado y muy raído,
a veces lo contemplo sorprendido
y pierdo el tiempo allí pasando el rato.

Y así que no me acuerde no le olvido,
que así mi madre dijo que lo hiciera.
Se fue como le ocurre a otro cualquiera.
Lamento yo no haberle conocido.
©donaciano bueno

Se fue como cualquiera? Clic para tuitear
Lee/escucha otros poemas, éstos de Armando Álvarez Bravo

Armando Álvarez Bravo

Páginas en blanco

Idénticas
a todas las páginas
en blanco.
Sólo un desastre.

Quien las repudia
cuándo unas palabras
comienzan
a llenarlas,
las borra.

La cuenta
se pasa
al que les escribe.
Miami, 2 de enero de 2007

La sombra

Hay una sombra
en la sombra.
Es indescifrable.
¿Qué sabemos de un enigma?
Termina el día,
descienden las sombras.
¿Qué quiere decirnos,
qué nos dice hacia la noche?
Cada instante que transcurre
sabemos menos. Desciende
la oscuridad, su misterio
y su evidencia. No hay más.
Sólo se impone una sombra.
Quizás sólo somos pura,
final sombra. Nada que decir.
Todo es sombra.
Miami, 25 de abril del 2008

Del paisaje y la presencia

Ya no es la avidez de ver mundo,
sino de poseer como en un sueño
ciertos paisajes
entrevistos o pendientes,
tan especiales en su intimidad.

Pero es difícil arrancarse
del sitio en que se está
parece que desde siempre.
El sitio donde los recuerdos
van convirtiéndose en ficciones
y reinventan esa historia nuestra
que ya es la de nuestros nuevos recuerdos.

¿Cuándo llegamos aquí?
¿Cuánto de nosotros quedó allá?
¿Quién ese uno mismo
que distinto se recuerda a sí mismo?
¿Cuál es su rostro ya enfilando la eternidad?

Quedan algunos viajes por hacer.
Son regresos a lo entrañable.
Son un reencuentro y una despedida
son también ir en secreta busca
de algo desconocido que sabemos nos falta.
Son quedarnos tranquilamente donde estamos.

Ya nuestras huellas
no necesitan el polvo del camino.

Impactos: 225

Te sugiero seguir leyendo...
Dormir eso es vivir estando a oscurascon riesgo a tropezar en las paredes,dejando que el cerebro haga locuras,sin nadie a criticar si es que te excedes.