DE NIÑA A MUJER (Mi poema)
Clemencia Laborda (Mi poeta sugerido)

Inicio » Amor » DE NIÑA A MUJER (Mi poema) Clemencia Laborda (Mi poeta sugerido)

¡Gracias por leer esta publicación, ¿deseas comentar?  haz click en el botón de la izquierda!

MI POEMA… de medio pelo

 

Tan joven, que ignoraba si era niña,
jugando con la comba y la ajedrez,
y en esto que estudiaba, ella soñaba
y en largo devaneo horas pasaba,
con ambas esas dudas a la vez.

Absorta se encontraba en esa riña,
dudando en decidir si ha de crecer.
Y en esa dilación, algo insumisa
pensaba meditando de esa guisa
cegada al ver que no podía ver.

Mas hete aquí un suspiro apareció
volando entremezclada entre la brisa.
La niña ya mujer, linda Artemisa,
su rostro cambió alegre y se durmió
saliendo de su boca una sonrisa.

Muchacha, ya hoy de labios de carmín,
andar tú deberás, no has de temer,
lo tuyo es madurar para crecer,
y así dudar para alcanzar al fin
el día en que ya puedas florecer.
©donaciano bueno

MI POETA SUGERIDO: Clemencia Laborda

Casa

Ventanas azules
verdes escaleras,
muros amarillos
con enredaderas,
y en el tejadillo
palomas caseras.

Las ventanas de mi casa
han pillado un resfriado
y estornudan como locas
cada vez que yo las abro.

Mariposa en escapada

¡Flor en vuelo!; Mariposa,
avión de alas floridas,
por tus idas y venidas,
¡cómo te envidia la rosa!

Ella en inercia reposa
y tú en alturas de audacias
prodigas mil acrobacias
sobre campos de jardines
y aterrizas en jazmines,
bajo bóvedas de acacias.

Bazar de juguetes

¡Ay, qué infantil este olor
a caballo de cartón,
y a «pepona»
relumbrona,
cabezona,
gordinflona
con las botas de tacón!

¡Ay qué infantil este olor
de la pelota de goma
y del muñeco llorón,
y qué lindo de colores
el Guiñol,
y la casa de muñecas
con balcón y mirador,
y la tienda,
con la trastienda
y el dueño en el mostrador,
y en el colegio la monja
enseñando la lección,
y la muñeca triste
con vestido rococó!

¡La mejor!,
porque tiene…
¡porque tiene
corazón!

Y en el cielo del bazar
toda una constelación
la pelota y el balcón
y los globos de colores
como pompas de jabón.

BRINDIS DE LA AZUCENA

Alza su copa y se mece
blanca sobre su cintura,
en un brindis de agua pura
que el aire dormido ofrece.
Cáliz nevado parece
y su aroma al cielo sube,
enajenando a un querube
que en el cielo vesperal,
como alado mayoral,
está ordeñando una nube.

TENORIO EL SOL

Escala el sol las tapias del convento,
calzando fuego y arrastrando cola
y en éxtasis de amores arrebola
una magnolia que se mece al viento.

¡Bravo, don Juan!, se encuentra en su elemento;
la soledad enajenada viola
y gana una flor más por carambola,
que se consume al fuego de su aliento.

Presto alcanza la torre, huye al ocaso…
Con piel de perla y corazón de raso
queda la flor llorando glorias vanas;

tiembla en la rama, desmayada y yerta
y muere sobre el céspeds de la huerta
mientras doblan por ella las campanas.

Si te gusta #Clemencia_Laborda... Clic para tuitear

Autor en esta página

Si te gusta mi poema o los del poeta sugerido, compártelo. Gracias
Donaciano Bueno Diez

Donaciano Bueno Diez

Editor: hombre de mente curiosa, inquieta, creativa, sagaz y soñadora, amante de la poesía.

Artículos: 2937
Subscríbete!
Notificar a
guest

0 ¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Echa un vistazo a la siguiente publicación
Vender la piel del oso es natural mucho…
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x

Descubre más desde DonacianoBueno

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo