MI MAESTRO: 
JOSÉ ÁNGEL BUESA

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.

Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
BLAS DE OTERO

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos su versos.

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
RAFAEL ALBERTI

Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fue al sur,
creyó que el trigo era el agua.
Creyó que el mar era el cielo...

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
ANTONIO MACHADO

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero...

Lee y disfruta de sus poemas...

MI MAESTRO:
FÉLIX MARÍA DE SAMANIEGO

Apacentando un Joven su ganado,
gritó desde la cima de un collado:
¡Favor!, que viene el lobo, labradores.
Éstos, abandonando sus labores,
acuden prontamente,
y hallan que es una chanza solamente.

Lee y disfruta de sus poemas... v

FEDERICO GARCÍA LORCA

Granada, calle de Elvira,
donde viven las manolas,
las que se van a la Alhambra,
las tres y las cuatro solas.

Lee y disfruta de sus poemas...

GABRIEL CELAYA

A veces me figuro que estoy enamorado,
y es dulce, y es extraño,
aunque, visto por fuera, es estúpido, absurdo.
Las canciones de moda me parecen bonitas,
y me siento tan solo
que por las noches bebo más que de costumbre.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS

Recuerdo que en los días rosados de mi infancia,
la abuela…(¿de quién son los abuelos?, ¿de los niños?),
solía por las noches, cuando la tibia instancia
parecía una caja de dulces de la luna,
contar historias viejas. Hoy ya no sé ninguna.

Lee y disfruta de sus poemas...

LUIS DE GÓNGORA

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Lee y disfruta de sus poemas...

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Este amor que ha venido de repente
y sabe la razón de la hermosura.
Este amor, amorosa vestidura,
ceñida al corazón exactamente.

Lee y disfruta de sus poemas...

TIRSO DE MOLINA

Que el clavel y la rosa,
¿cuál era más hermosa?
El clavel, lindo en color,
y la rosa todo amor;

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

MARQUÉS DE SANTILLANA

Recuérdate de mi vida,
pues que viste
mi partir e despedida
ser tan triste.
la respuesta non devida
que me diste;

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

NICOLÁS FERNÁNDEZ DE MORATÍN

Amor, tú que me diste los osados
intentos y la mano dirigiste
y en el cándido seno la pusiste
de Dorisa, en parajes no tocados;

Lee y disfruta de sus poemas...

LUIS ROSALES

Abril, porque siento, creo,
pon calma en los ojos míos,
¿los montes, mares y ríos,
qué son sino devaneo?

Lee y disfruta de sus poemas...

ROSALÍA DE CASTRO

¡Con qué pura y serena transparencia
brilla esta noche la luna!
A imagen de la cándida inocencia,
no tiene mancha ninguna.

Lee y disfruta de sus poemas...

JOSÉ ZORRILLA

¡Ay del triste que consume
su existencia en esperar!
¡Ay del triste que presume
que el duelo con que él se abrume
al ausente ha de pesar!

Lee y disfruta de sus poemas...

JUANA DE IBARBOUROU

A ártico cielo y soles de Brasiles
bajo palio de heridos corazones,
a ociosa espuma y a fluviales sones
anda el Sagrado Corazón en lides.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

VICENTE ALEIXANDRE

¿Qué firme arquitectura se levanta
del paisaje, si urgente de belleza,
ordenada, y penetra en la certeza
del aire, sin furor y la suplanta?

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JAIME GIL DE BIEDMA

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

LEÓN FELIPE

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.
Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura,...

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JULIA DE BURGOS

Yo vengo de la tierna mitad de tu destino;
del sendero amputado al rumbo de tu estrella;
el último destello del resplandor andino,
que se extravió en la sombra, perdido de tu huella.

Lee y disfruta de sus poemas...

CONCEPCIÓN ARENAL

Había en un lugarón
Dos hombres de mucha edad,
Uno de gran sobriedad
Y el otro gran comilón.
La mejor salud del mundo
Gozaba siempre el primero....

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JAIME SABINES

A caballo, Tarumba,
hay que montar a caballo
para recorrer este país,
para conocer a tu mujer,
para desear a la que deseas,
para abrir el hoyo de tu muerte,

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

MARIO BENEDETTI

No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría
palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

NICOLÁS GUILLÉN

¿Cuándo fue?
No lo sé.
Agua del recuerdo
voy a navegar.
Pasó una mulata de oro,
y yo la miré al pasar:,....

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

OCTAVIO PAZ

El mar, el mar y tú, plural espejo, 
el mar de torso perezoso y lento 
nadando por el mar, del mar sediento: 
el mar que muere y nace en un reflejo. 

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

MANUEL ALCÁNTARA

El mar, el mar y tú, plural espejo, 
el mar de torso perezoso y lento 
nadando por el mar, del mar sediento: 
el mar que muere y nace en un reflejo. 

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

JOSÉ BERGAMIN

AGUA sólo es el mar; agua es el río,
Agua el torrente, y agua el arroyuelo.
Pero la voz que en ellos habla y canta
No es del agua, es del viento.

Lee y disfruta de sus poemas...

MANUEL GUTIERREZ NÁJERA

Los pájaros que en sus nidos
mueren, ¿a dónde van?
¿Y en que lugar escondidos
están, muertos o dormidos,
los besos que no se dan?

Lee y disfruta de sus poemas...

DÁMASO ALONSO

Tú le diste esa ardiente simetría
de los labios, con brasa de tu hondura,
y en dos enormes cauces de negrura,
simas de infinitud, luz de tu día;

Lee y disfruta de sus poemas...

GABRIEL Y GALÁN

Cuando pasa el Nazareno
de la túnica morada,
con la frente ensangrentada,
la mirada del Dios bueno
y la soga al cuello echada,

Lee y disfruta de sus poemas...

LOPE DE VEGA

Un soneto me manda hacer Violante
que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
catorce versos dicen que es soneto;
burla burlando van los tres delante.

Lee y disfruta de sus poemas...

AMADO NERVO

¿Quién es esa sirena de la voz tan doliente,
de las carnes tan blancas, de la trenza tan bruna?
-Es un rayo de luna que se baña en la fuente,
es un rayo de luna...

Lee y disfruta de sus poemas...

GLORIA FUENTES

El burro nunca dejará de ser burro.
Porque el burro nunca va a la escuela.
El burro nunca llegará a ser caballo.
El burro nunca ganará carreras.

Lee y disfruta de sus poemas...

JORGE LUIS BORGES

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Lee y disfruta de sus poemas...

LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

¿Qué acecho de dolor el alma vino
a herir? ¿Qué funeral adorno es éste?
¿Qué hay en el orbe que a tus luces cueste
el llanto que las turba cristalino?

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

LUIS CERNUDA

Ventana huérfana con cabellos habituales,
Gritos del viento,
Atroz paisaje entre cristal de roca,
Prostituyendo los espejos vivos,
Flores clamando a gritos
Su inocencia anterior a obesidades.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

FRAY LUIS DE LEÓN

Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

RUBÉN DARÍO

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

Lee y disfruta de sus poemas...

MIGUEL HERNÁNDEZ

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma, ¿quién,
quién levantó los olivos?
No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor...

Lee y disfruta de sus poemas...

ALFONSINA STORNI

Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Lee y disfruta de sus poemas...

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Esparce octubre, al blando movimiento
el sur, las hojas áureas y las rojas,
en la caída clara de sus hojas,
e lleva al infinito el pensamiento.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS-POETAS

SANTA TERESA DE ÁVILA

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Lee y disfruta de sus poemas...

SAN JUAN DE LA CRUZ

En una noche oscura
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

Lee y disfruta de sus poemas...

MIS MAESTROS

MANUEL MACHADO

Yo, poeta decadente,
español del siglo veinte,
que los toros he elogiado,
y cantado
las golfas y el aguardiente...,
y la noche de Madrid,...

Lee y disfruta de sus poemas...

PEDRO SALINAS

A esa, a la que yo quiero,
no es a la que se da rindiéndose,
a la que se entrega cayendo,
de fatiga, de peso muerto,
como el agua por ley de lluvia.

Lee y disfruta de sus poemas...

JORGE MANRIQUE

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte,
contemplando
cómo se passa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;

Lee y disfruta de sus poemas...

RAMÓN DE CAMPOAMOR

En este mundo traidor
Nada es verdad ni mentira:
Todo es según el color
Del cristal con que se mira. 

Lee y disfruta de sus poemas...

SALVADOR DÍAZ MIRÓN

En buen esquife tu afán madruga,
el firmamento luce arrebol;
grata la linfa no tiene arruga;
la blanca vela roba en su fuga
visos dorados al nuevo sol.

Lee y disfruta de sus poemas...

NICOMEDES SANTA CRUZ

Cómo has cambiado, pelona,
cisco de carbonería.
Te has vuelto una negra mona
con tanta huachafería.
Te cambiaste las chancletas
por zapatos taco aguja,...

Lee y disfruta de sus poemas...

FRANCISCO DE QUEVEDO

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Lee y disfruta de sus poemas...

FRANCISCO ALDANA

Clara fuente de luz, nuevo y hermoso,
rico de luminarias, patrio Cielo,
casa de la verdad sin sombra o velo,
de inteligencias ledo, almo reposo:
¡oh cómo allá te estás, cuerpo glorioso,

Lee y disfruta de sus poemas...

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Volverán las oscuras golondrinas
De tu balcón sus nidos a colgar
Y otra vez con el ala a sus cristales
Jugando llamarán.

Lee y disfruta de sus poemas...

GUTIERRE DE CETINA

Excelso monte do el romano estrago
eterna mostrará vuestra memoria;
soberbios edificios do la gloria
aún resplandece de la gran Cartago;...

Lee y disfruta de sus poemas...

LUIS DE GÓNGORA

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Lee y disfruta de sus poemas...

GARCILASO DE LA VEGA

Cuando me paro a contemplar mi estado

y a ver los pasos por do m’han traído,
hallo, según por do anduve perdido,
que a mayor mal pudiera haber llegado;

Lee y disfruta de sus poemas...

EL JUEGO DE LA VIDA [Mi poema]
Mairym Cruz-Bernal [Mi poeta sugerido]

Inicio » Surrealista » EL JUEGO DE LA VIDA

¡Gracias por leer esta publicación, ¿deseas comentar?  haz click en el botón de la izquierda!

MI POEMA …de medio pelo

 

El juego de la vida, ¿a qué jugamos?
¿quién dijo que jugar todos debemos?
¿quién marca el que perdamos o ganemos?
¿por qué de tanto juego no pasamos?
¿a qué viene el jugar si no sabemos?

¿Quién fue aquel que dijo es trascendente?
¿por qué hay algunos salen con ventaja,
mendigos que recogen la migaja
que suelta aquel se cree es prepotente
y todo el mundo grita y le agasaja?.

Si a dios nadie lo vio ¿por qué creemos?
¿del mundo la moral es tan cambiante?
¿seguimos caminando hacia adelante,
y nunca a meditar nos detenemos?
¿por qué seguimos siempre echando el guante?

Sabiendo, pues, que estamos de visita,
¿por qué tanto a vivir nos aferramos,
fingimos que es sentir lo que soñamos,
creyéndonos que somos dinamita,
amamos tantas veces como odiamos?

Seguimos sin cesar perdiendo el tiempo
sabiendo la verdad no la encontramos,
jugando y sin saber a donde vamos,
llegando hasta el final siempre a destiempo.
Y así cada respuesta la inventamos.
©donaciano bueno

#Y tú, acaso ya sabes a qué juegas...? Share on X

MI POETA SUGERIDO:  Mairym Cruz-Bernal

PARRA

Puse el libro de Parra encima de mi estómago
A ver si podía digerirlo
Si fuera otra época y me lo hubiera encontrado de frente
A Parra de frente con mi frente
No hubiera visto a un poeta si no a un antipoeta
Quiero decir
A un hombre
Me hubiera encontrado con un hombre de frente con mi frente
Y todas estas palabras hubieran estado demás
Allá los poetas con su poesía
Un hombre y una mujer (pienso)
Solo necesitan encontrarse de frente
Porque dos frentes unidos
Pueden combatir al mundo y vencer
Y qué es el mundo
Una pelota redonda que el antipoeta patea
Y revienta.

Ya no limpio las ventanas de cristal de mi casa

Ya no limpio las ventanas de cristal de mi casa
llenas de salitre y polvo
que los días parezcan lluviosos
nada me mueve a limpiarlas
el sol no me incita
-vivo en una isla donde siempre es verano-
y me quedo quieta
extraña etapa de mi vida

Voy a la pizzería de enfrente
pido una cerveza y un pedazo vegetariano
los domingos me marcho al cine
Víctor decía que había que hacer agendas
tener proyectos
escalar una cima
viajar a un país desconocido
mover el horizonte para nunca atraparlo
capturarlo es el principio de lo definitivo

Una manada de pájaros se suicida en cada luna menguante
o serán ángeles que caen ante un mundo plano

Es extraño este pasaje sin sexo de mi vida
atenta a otras cosas
el mozo se acordó que como las papitas con mostaza
-raro detalle cuando hace semanas no llego aquí-
la mitad de la pizza la regalo al que vigila
no hay anillos de compromiso ni boda
la memoria no me da ni para recordar al último que besé

Me sorprenden algunas cosas
presenciar el segundo entierro de Neruda, todavía temblar
amar a mis poetas muertos
no tanto a mis poetas vivos
no entender nada de esto que me sobrecoge
se apodera de la pluma
y me hace descender a mi vacío
-o ascender-
el tenedor parece un instrumento más útil
la palabra te hace ser una habitación de voces
que adentro intentan decir
o acaso el chirrido de aquellos pájaros

Yo molesto aquí, estoy segura
por eso he decidido
no limpiar las ventanas
que parezca que llueve.

FRAGMENTOS DE UNA MISMA

1.
mujer de piedra
fría piel glacial
Isla quieta
te cubro con mi mejor manta
pequeñas hilachas de oro triturado
piedra que penetra la piedra
doblada
nada soy ante tu cueva de garganta
pensar en mí mientras te miro
hace borrarme.

2.
tu voz mujer mía
un trueno
alfabeto de luz
tacho decir luna llena
tu voz abre la palma de mis manos
poesía derramada mujer mía.

3.
olores de la madera
no acostumbro a abrir
dejar entrar
pero ese olor
ocupa la punta de mis dedos
columpia el sudor de mis pechos
feromonas que ya no desean
estás dentro de mi casa
pero mi casa está en el afuera
todo tú y ese olor
enunciado del mundo.

4.
de qué estás hecha mujer polvo de vidrio
azulosa
mares tragados en tu vagina
de qué estás hecha
metida materia entre las rocas
tengo hambre de tus sustancias
cuando una tiene hambre
se dobla
y todo es
hambre de carne.

5.
a qué sabes blanca crema de cacao
semen dulce derramado sobre mi lengua
semen del calvario
semen mamífero
mujer de semen tibio derramado
somos la misma raza insumisa
bajo ningún hombre me acuesto
suelto las letras
alfabeto rebelde entre las piernas
ya en mí
toda en mí
pero no sé escribir la caída.

ESTE OTRO MODO DE SER

Debe haber otro modo que no se llame Safo…
Otro modo de ser humano y libre
Otro modo de ser.
Rosario Castellanos
Repaso la historia como una niña que salta cuica
o juega peregrina
yo no era diferente a mis hermanos
mi mamá trabajó
y le fueron infiel
4 veces rajaron su vientre
yo no sería como ella
la infiel fui yo
yo fui la adúltera
mis hijos no salían de mí
como a ella
también me rajaron
para sacarlos
2 veces
pero yo no fui ella
Yo fui la adúltera
que violó al hombre
que las violaba a todas
yo me vengué
porque no hay otro modo de ser
que no sea ser sola
Hice la ruta de Eva
hipnoticé a la serpiente
hice mirar a Adán
el punto fijo de mi ombligo
y lo atrapé en su idiotez
qué otra manera hay de caminar
que no sea levantando el manto
aquí hay una vulva fértil
que no necesita la unción de los hombres
Yo no fui ella
mi pobre madre muerta
Sin ser puta
recorrí las calles de la prostitución
Nueva Orleans
Ámsterdam
Madrid
en vez de entregar mi piel a la oferta
la caminé sola
me hice desear
pero no deseé
eran largas las calles de la mentira
y no fui mi madre
ni tuve espada ni escudo
crecí, tal vez
Llegué al punto cero
este instante
carente de urgencias
sin desear
sin anhelos
no fui mi madre
mi pobre madre triste
Un trecho más
este donde camino
este otro modo de ser
sola y libre
con un hombre o sin él
con mis hermanas
o con una sola estrella
como un hijo en el vientre
un hijo que no quiera salir
Es marzo de 2019
Victoria duerme su siesta
ensaya el piano de cola de su padre
a lo lejos un sonajero rompe el silencio
y una mujer escribe en una libreta vieja
como saltando cuica
o jugando peregrina
y se da cuenta que nada es diferente
que lleva un hijo en el vientre que no quiso salir
que ella es su propia madre
que todo la regresa a aquellos pies de muerta
que murieron antes de la fecha de su muerte
que aunque ella no es aquella
también de alguna forma lo es
acaso todas las Evas que han vivido la historia
una más que es la misma que han sido todas
pero se dice y se repite
tiene que haber otro modo más libre
otro modo.

LAS PALOMAS

Se ha cerrado mi cuerpo y tengo miedo
hoy caminé buscando un hombre
fui a la ciudad vieja en traje de escote
cuando pasé, una mujer se colocaba un prendedor
un hombre de sombrero panamá miró al cielo
dos niños siguieron jugando
subí la cuesta de la calle angosta
entré por un callejón maloliente
como una puta buscaba
nadie me vio, nadie
supe que estaba viva porque a mi paso
se elevaron las palomas

Se ha cerrado mi cuerpo y tengo miedo
una especie de remolino se acumula en el pecho
el cuerpo, esa metáfora orgánica de tierra húmeda
los gusanos se preparan, los siento retorcerse con mi hambre
confundo el deseo entre mis piernas con el hambre de estar viva
y tengo miedo de esas muertes
Los poetas tenemos demasiadas hambres metidas hacia adentro
tu hambre y la mía, el hambre del aire y de Dios
Se ha cerrado mi cuerpo de escorpión
soy un duro caparazón
estoy harta del mundo, de mí y de los hombres
caminé demasiado buscando
nadie, nadie en la calle me miró.

Nadie me vio, nadie
supe que estaba viva
porque a mi paso
aplaudieron las palomas.

LOS HABITANTES DEL AGUA

Renuncio a ver el cielo y su azul de mentira
por ver sus ojos celestes de niña enamorada
Renuncio a mi ojo derecho y su retina inmiscuida
a mi ojo izquierdo, intolerante e incisivo
Renuncio a todas las bocas
por las manos del amante
Renuncio al edredón de Alfonsina
pero no a los habitantes del agua que la arrullan
Renuncio a ese hombre que amé
por oler la tierra fértil donde lo enterraron
Renuncio a las riquezas que una vez tuve
por la soledad de estas paredes en esta noche buena
Renuncio a las escaleras y a los ascensores
por los pies descalzos en la hierba recién cortada
Renuncio a la copa que embriaga
pero no al jugo de la vid
Renuncio a amar a todos los hombres
por ese solitario ser que no sabe que existo
Renuncio a largas conferencias y recitales
por instantes donde soy posesa de la locura que se escribe
Renuncio a los ríos
por esta laguna tan cansada
Renuncio a la desnudez
por la seda color lava de Eros
Renuncio a perpetuar el odio hacia la mujer de mi padre
por que regrese mi madre muerta en un primero de enero
Renuncio Renuncio Renuncio
Yo suelto la espada
Renuncio a cerrar las puertas y las ventanas
para que los gritos de sexo hagan llover el desierto
Renuncio al aro de matrimonio
por el anillo de oro perdido bajo el mar
Renuncio a la paz de los sepulcros
por ser una vampiresa y vivir 500 años
Renuncio a cortar una rosa
por un ejército de rosas vivas
Renuncio a mis ojeras de viuda sonámbula
por mis labios pintados de tinta violeta
Renuncio al azúcar
por la ebriedad de la amapola
Renuncio a la risa de los cuerdos
por la última carcajada de los locos
Renuncio a la luz de los creyentes
por borrar el hambre en las calles del mundo
Renuncio a lo completo, a lo perfecto
por mi pie derecho más grande que su gemelo
Renuncio a todos los aviones
por los trasatlánticos que surcan los mares y no llegan
Renuncio al hombre de pelo largo
pero jamás a la silla
Renuncio a la serpiente enredada al árbol de la vida
pero no al paraíso entre mis piernas
Renuncio a ser feliz mañana
por volverle a tener recién nacido en mi pecho
Renuncio al lenguaje
por el secreto de saber su nombre
Renuncio al silencio de la noche
por los ruidos que alguien hace muy de cerca
Renuncio al café de todas mis mañanas
por el jugo exquisito de tu lengua en mi boca
pero ya he renunciado a todas las bocas
Renuncio a las estrellas
por aquella solita que no se cae
Renuncio a romperte el corazón
por una mentira dicha con la verdad
Renuncio a terminar este poema.

Si te gusta #Mairym# Cruz-Bernal... Share on X

Autores en esta página

Si te gusta mi poema o los del poeta sugerido, compártelo. Gracias
Donaciano Bueno Diez

Donaciano Bueno Diez

Editor: hombre de mente curiosa, inquieta, creativa, sagaz y soñadora, amante de la poesía.

Artículos: 2952
Subscríbete!
Notificar a
guest

0 ¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Echa un vistazo a la siguiente publicación
Hoy puedes navegar por autopistassalir a pasear, conocer…
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x

Descubre más desde DonacianoBueno

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo